Publicidad

La "libertad de acción" por el plebiscito de la seguridad social genera "grietas" en el Frente Amplio

Seregnistas, el colectivo que respalda a Mario Bergara, ratificó su decisión de manifestar, en todas las oportunidades que se le presente, su oposición al plebiscito para reformar el sistema previsional.

Compartir esta noticia
Acto del Frente Amplio
Libertad de acción: posturas contrapuestas por plebiscito generan rispideces en el Frente Amplio.
Foto: Gianni Schiaffarino

Seregnistas, el conglomerado político que respalda la precandidatura de Mario Bergara en el Frente Amplio, ratificó su decisión de manifestar, en todas las oportunidades que se le presente, su oposición en cuanto al plebiscito que propone el PIT-CNT y algunos de sus correligionarios, para reformar por vía constitucional el sistema previsional. “Vamos a dar nuestra opinión, con honestidad intelectual, en cada ámbito en que nos consulten”, le dijo a El País un integrante del comando del exministro de Economía.

Prueba de ello fue, también, la afirmación efectuada ayer por Martín Vallcorba, uno de los asesores de Bergara. Entrevistado en Carve, y pese a mostrarse crítico con el sistema vigente, emitió una opinión absolutamente contraria a la iniciativa de reforma constitucional. “Creo que es una muy mala propuesta, tanto por las formas como por el contenido”, aseguró. Vallcorba dijo no compartir que temas vinculados a la seguridad social sean incluidos en la Constitución. Su pensamiento refleja la opinión del propio Bergara. “La Constitución no está para eso”, le había dicho a El País a fines de octubre el precandidato. “El proceso debe ser político”, añadió. Bergara había apuntado que un eventual triunfo de la reforma condicionará los cambios que el Frente Amplio pretenda hacer al sistema en el futuro.

Quienes defienden el plebiscito toman estas declaraciones como parte de la “libertad de acción” definida por el Frente Amplio sobre el tema, aunque no deja de generar molestias. “No tienen ninguna necesidad de hacer una campaña en contra del campo popular”, dijeron a El País desde el Partido Socialista. Y recordaron que en el último plenario hubo una exhortación concreta en ese sentido. “Les pedimos que no sean fuego amigo”, se insistió.

Otro quiebre llega de la mano de la postura de Carolina Cosse quien, sin pronunciarse sobre el fondo de la propuesta, decidió firmar en favor del plebiscito, bajo la premisa de promover una “reflexión colectiva” sobre el asunto y plantear que, a través de ese mecanismo constitucional, el Parlamento pudiera elaborar un proyecto de reforma alternativo que pudiera también ser plebisicitado. Además de Cosse, Andrés Lima, otro precandidato frenteamplista, adhirió a la campaña de firmas.

En Seregnistas, se apela una vez más a la honestidad intelectual. “No vamos a firmar”, sentenció un dirigente. “Con ese criterio, tendríamos que firmarle a Cabildo Abierto”, añadió, en referencia al plebiscito sobre deudores.

En el PS se destaca el gesto de Cosse de “poner en valor” a los movimientos sociales. Sin embargo, en esas filas no se ve viable la alternativa propuesta por la precandidata de que el tema vuelva a discutirse en el Parlamento. “No están dadas las condiciones”, se señala. La única apuesta es, entonces, el plebiscito.

“Para nosotros tiene una importancia vital”, se subrayó desde el PS. “Entendemos que algunos derechos, como la seguridad social, tienen que estar resguardados en la Constitución”. Los socialistas lograron que el programa del Frente Amplio incorporara una mención a que, de ganar el gobierno en 2025, la izquierda “facilitará” el acceso a la jubilación a partir de los 60 años. En el nuevo plan, es a partir de los 65.

Desde filas de Yamandú Orsi, que no se ha mostrado a favor de la propuesta, prefirieron no dar opiniones sobre el tema.

Además

Campaña en verano a la espera de “las hordas”

Los balnearios de la costa, las termas y los escenarios del Carnaval serán el objetivo -por su presencia masiva de gente- del PIT-CNT para conseguir las rúbricas que les faltan. Con 63 mil firmas confirmadas hasta ahora, deberán lograr más de 200 mil antes del 27 de abril, para hacer posible el plebiscito. Entre los promotores de la consulta, está la Asociación de Trabajadores de la Seguridad Social (ATSS). En diálogo con El País, su presidenta, Karina Sosa, dijo esperar que se repita lo sucedido durante la campaña desarrollada, para derogar 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración (LUC): un arranque complicado, que derivó en éxito con la confirmación del plebiscito, con “hordas” de militantes que salían a buscar esas firmas definitorias que, recordó, esa vez llegaron a último minuto.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad