Publicidad

Ciudadanos busca al heredero de Ernesto Talvi y mira de reojo el regreso de Bordaberry

Unos 40 dirigentes de Ciudadanos se reunieron en el Club Nautilus; allí hablaron de candidaturas y del eventual regreso de Pedro Bordaberry.

Compartir esta noticia
Ernesto Talvi, excanciller y excandidato presidencial del Partido Colorado
Ernesto Talvi, excanciller y excandidato presidencial del Partido Colorado.
Foto: Archivo/El País

El martes a las 19 horas los autos empezaron a estacionar en el Club Nautilus de la rambla de Punta Carretas. De ellos comenzaron a bajar legisladores, ministros y otras autoridades del sector Ciudadanos del Partido Colorado. Repartieron sonrisas, besos y abrazos, y se dirigieron a uno de los quinchos donde José, el veterano que solía hacer los asados para ellos en los tiempos de Ernesto Talvi, ya los esperaba con el fuego prendido.

La comida, que fue organizada por los dirigentes de manera “autoconvocada”, según señalaron fuentes que participaron del encuentro a El País, tuvo como objetivo empezar a hablar de los pasos que dará el sector de cara a las elecciones de 2024, luego de que se conociera que Pedro Bordaberry ya registró a su agrupación Vamos Uruguay dentro del partido, y de que con esto se empezara a dar un debate público en cuanto a las posibles candidaturas.

Eran más de 40 dirigentes de todas partes del país. La reunión duró cuatro horas. Hubo picada de asado y chorizos. Y sobre las 9 de la noche se sumó el actual líder de Ciudadanos, Adrián Peña, que venía de la Comisión de Constitución y Legislación del Senado que había tratado el desafuero de Gustavo Penadés. Llegó junto a su asesor de prensa, José Goicoechea. El presidente de la ANEP, Robert Silva, también supo del encuentro, pero no participó porque -por su cargo- está impedido de asistir a reuniones político-partidarias. Ope Pasquet estuvo solo un rato, porque era el día del aniversario con su esposa, y Carmen Sanguinetti se disculpó de no poder asistir, pues había asumido un compromiso previamente.

Candidaturas

Hay algo que en Ciudadanos tienen claro desde hace tiempo: pase lo que pase con Bordaberry tendrán un candidato a la Presidencia propio, y los nombres que se manejan son dos: será Peña, o será Silva.

Tras el arribo de Peña decidieron sentarse todos en “U”, para poder verse las caras. Y espontáneamente se generó una lógica por la cual los dirigentes iban pasando de a uno al centro, y daban un pequeño discurso. Hubo una coincidencia: la gran mayoría, más allá de las candidaturas, sostuvieron que Peña debe seguir siendo el líder de Ciudadanos.

Uno de los primeros en hablar fue el diputado canario Walter Cervini y blanqueó la situación: “El candidato será Adrián o será Robert. Son ellos los que tienen que definir. Y nosotros precisamos saber qué quiere cada uno. Pero la base está en entender que la fortaleza está en mantenernos juntos”, sostuvo.

Tras él pasó Carlos Flores, director general de Transporte por Carretera y secretario general del Partido Colorado por Maldonado, y señaló que “una cosa son los candidatos y otra son los líderes”, y agregó que “más allá de las candidaturas es claro que Adrián es el líder del sector”.

Luego habló la diputada Nibia Reisch, y dijo que tanto el Partido Colorado como Ciudadanos debían abocarse a definir el tema de las candidaturas, y en este sentido fue explícita a la hora de señalar cuál era su opinión: “Quiero que seas el candidato”, le dijo a Peña mirándolo a los ojos.

Rafael de León, edil de Ciudadanos en Rocha, se paró después de ella en el centro de la “U” y acompañó la misma idea: “Hay que agarrar la bandera y tu sos el hombre indicado. Hay que pelear la interna y después más arriba”.

Al instante tomó la posta Robert Bouvier, quien sucedió a Peña en el Ministerio de Ambiente tras la polémica por su título universitario. “Coincido en que hay que separar liderazgo de candidatos. Adrián fue quién armó el sector y el que lo mantuvo unido. Ha mantenido esta estructura con la sensibilidad de un líder. A partir de la reafirmación de Adrián como líder del sector es que hay que empezar a conversar de candidaturas”.

Le siguieron otros dirigentes departamentales, hasta que le llegó el turno al diputado Felipe Schipani, que está entre los integrantes de Ciudadanos más cercanos a Silva, y quien dijo que creía “importante comenzar a conversar en términos electorales”. Y se explayó en este sentido: “Lo que se viene es la restauración del conservadurismo en el Partido Colorado, si vuelve Pedro. Adrián confía en la unidad, va a trabajar para ella y todos comulgamos en esa necesidad. En las próximas internas se va a poner en juego continuar con la renovación del partido”.

Tras otras alocuciones, las miradas se centraron en el ministro de Ganadería y Pesca, Fernando Mattos, quien pasó al centro, y dijo que “el liderazgo de Adrián nadie lo puede discutir”, pero matizó sus expresiones al señalar que “se precisa que Robert también se exprese”. Luego concluyó: “Hay una condición fundamentar para ser candidato: hay que tener ganas. Pero no queda duda de que la estrategia debe ser la unidad. Y el posicionamiento del Partido Colorado debe ser en clave de reingeniería. Estoy harto de la venida de Pedro”.

El último en hablar, y quien dio el más largo de los discursos, fue el propio Peña. Primero agradeció el apoyo del sector “en momentos tan difíciles”. Se refirió así al episodio sobre su título universitario. El legislador se había presentado como licenciado sin serlo, según informó en su momento Búsqueda. Luego, el mismo semanario dio a conocer que incluso todavía no se había recibido de la Licenciatura en Administración de Empresas que dicta la Universidad Católica. Tras esto, Peña renunció al Ministerio de Ambiente, pero luego se supo que había un error en su escolaridad y que en realidad sí ya había terminado todas las materias de la carrera.

“Con la ayuda de todos vengo superando esto”, añadió, y luego comenzó a hablar del futuro del partido. “Tenemos un debe: hay que mostrar que Ciudadanos viene haciendo cosas. Hay que focalizarse en esto. Capaz se va todo el año sin saber si vuelve o no Bordaberry. Yo creo que no viene, pero nada de lo que hagamos tiene que ver con él. Pase lo que pase tenemos que estar preparados. Hay que mostrar mejor lo que hacemos. Y hay que cuidar a Robert. Es así, va a ser uno u otro. Pero quien sea va a tener el apoyo del otro. Juntos valemos mucho, separados nada”.

Al final, Peña recordó algo que le dijo Talvi antes de dejar la agrupación. “Cuando Ernesto se fue dijo que el candidato tenía que ser Robert o era yo. Lo importante es que el otro siempre va a estar”, insistió. Lo aplaudieron, hablaron un rato más informalmente y luego saldaron cuentas -el tickets fue de 500 pesos cada uno- y se fueron.

además

Un regreso posible que mueve las estructuras

La semana pasada el sector de Pedro Bordaberry, Vamos Uruguay, volvió a ser registrado dentro del Partido Colorado y esto generó una serie de especulaciones sobre su eventual retorno.

Las distintas agrupaciones de esta fuerza política abrieron a nivel interno debates informales sobre cómo moverse en caso de que Bordaberry confirme el desembarco.

En Ciudadanos hay algo que tienen claro desde hace semanas, la precandidatura a la presidencia será de Adrián Peña o de Robert Silva.

En el caso de Batllistas, en tanto, ya ha habido conversaciones internas en cuanto a la conveniencia o no de apoyar al líder de Vamos Uruguay. Hay dirigentes que habían insistido con la candidatura de Ignacio Munyo, y que ahora ven con buenos ojos ir con Pedro. En este sentido, se maneja la posibilidad de abrir una lista al Senado de Batllistas que pueda apoyar a Bordaberry, lo que implicaría también una sangría de dirigentes que se sienten más cercanos a Silva. El presidente de la ANEP fue fundador del Foro Universitario, la pata del Foro Batllista de Julio María Sanguinetti en la Universidad de la República.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad