PROYECTO EN LA JUNTA DEPARTAMENTAL

La IMM promueve un decreto que le permite frenar obras y fraccionamientos en Barrio Sur

La herramienta le permitiría suspender urbanizaciones, construcciones o demoliciones a la espera de una ley que regule la preservación patrimonial en el barrio.

Vista aérea del Dique Mauá. Foto: Fernando Ponzetto
Dique Mauá, un mojón del barrio, que por visiones políticas encontradas sigue con destino incierto. Foto: Fernando Ponzetto

La Intendencia de Montevideo envió a la Junta Departamental un proyecto de decreto para aplicar medidas cautelares en Barrio Sur. Esta herramienta le permitirá suspender fraccionamientos, urbanizaciones, construcciones o demoliciones, hasta que haya una ley que regule adecuadamente la preservación patrimonial en este barrio que ha tenido importantes cambios en las últimas dos décadas.

El área de aplicación del decreto será la delimitada por el Río de la Plata al sur, las calles Ciudadela al oeste, Maldonado al norte y Ejido al este.

Según el proyecto de decreto, mientras dure la cautela las propuestas de intervención que se presenten “podrán denegarse si resultan inadecuadas en relación a los valores patrimoniales a salvaguardar, y en todo caso serán presentadas ante la Unidad Protección del Patrimonio”.

El alcalde del Municipio B, Carlos Varela, dijo ayer a El País no estar al tanto del proyecto que fue enviado al legislativo comunal.

“De lo que tenemos conocimiento es que en el territorio veníamos hablando con los vecinos de la necesidad de hacer una actualización de la normativa, del plan que hay en la zona, que tiene casi 20 años. Ha pasado mucha cosa en todos estos años, como por ejemplo la aparición de varias cooperativas de viviendas, lo cual genera una dinámica y un uso diferente a lo que había antes. Claramente, después de 20 años y con tanta agua que pasó debajo del puente, se necesita actualizar la normativa”, señaló Varela.

En julio de este año, la intendencia inició un proceso de evaluación del Plan Especial de Ordenación y Recuperación Urbana del Barrio Sur, creado por decreto Nº 30.317, del 5 de junio de 2003. Y resolvió formar un equipo técnico para evaluar si es necesario actualizar o desarrollar un nuevo inventario del patrimonio arquitectónico y urbano de la zona. Para integrar ese equipo, se pensó en representantes del Municipio B y de las Unidades de Protección del Patrimonio y del Plan de Ordenamiento Territorial de la comuna.

Los objetivos específicos que promueve el decreto que comenzará a ser tratado por los ediles son “la defensa y profundización del carácter residencial; la mejora, afirmación y calificación de la calidad del espacio público; la protección del área patrimonial y de su carácter, y la promoción del equilibrio social y urbano de los distintos sectores socioeconómicos”.

Tres áreas.

También en julio la intendencia definió tres áreas de actuación en Barrio Sur: el Cementerio Central, la calle Carlos Gardel y la Compañía del Gas y el Dique Mauá, que durante la pasada administración el gobierno intentó enajenar para construir allí la nueva terminal de Buquebus, lo cual no pudo concretar por la falta de apoyos dentro de la fuerza política Frente Amplio.

Hace diez días, la intendenta electa, Carolina Cosse, se manifestó en contra de una posible venta del dique frente al cambio de normativa que incluye el proyecto de Ley de Presupuesto, que abre esta oportunidad.

En una resolución de julio de este año, la intendencia considera que el Barrio Sur es un ámbito de localización “estratégico”, contiguo al Centro y a la Ciudad Vieja y con un amplio frente a uno de los espacios públicos de mayor relevancia en cuanto a calidad, uso y referencia local y regional: la Rambla Sur. También es considerado la cuna y el corazón del candombe uruguayo.

La IMM recuerda además que en 2015 se crearon nuevas figuras de identificación y protección del patrimonio de la ciudad, entre las que se destacan los conjuntos Urbano Protegido y los Bienes de Interés Municipal. En este último, se hicieron más de un centenar de designaciones.

Nueva oficina.

El mes pasado, en el marco de las actividades del Día del Patrimonio, la intendencia presentó el nuevo local de la Comisión Especial Permanente de la Ciudad Vieja, encargada de gestionar las solicitudes en predios, bienes y sectores comprendidos en las áreas patrimoniales tanto del casco histórico como del Barrio Sur.

El nuevo local está ubicado en el edificio Jaureguiberry, sobre la calle Piedras esquina Pérez Castellano, y es compartido con la Oficina de Rehabilitación de la Ciudad Vieja. El edificio cuenta con protección patrimonial, ya que fue construido en las primeras décadas del siglo XX y se ubica en un tramo significativo del casco histórico de Montevideo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados