RECLAMO PRODUCTIVO

Ideas para bajar a $ 31 el precio del gasoil

Gremiales y autoconvocados las lanzan para cubrir buena parte del impacto en las arcas del Estado.

Foto: El País.
Foto: El País.

El sector consumidor de gasoil viene pagando un sobreprecio por ese combustible durante los últimos años que ronda los US$ 300 millones anuales, pero se puede adoptar un conjunto de medidas que permitan mitigar en algo más de US$ 210 millones el perjuicio para el Estado que tendría una rebaja para llevar el producto al precio de paridad de importación.

Eso señala un documento llamado "Propuesta de metodología de análisis de baja en el precio del gasoil", elaborado por la Asociación y la Federación Rural, las Cooperativas Agrarias Federadas, la Asociación Nacional de Productores de Leche, la Asociación de Cultivadores de Arroz y el movimiento Un Solo Uruguay. La rebaja del gasoil es una de las principales reivindicaciones del movimiento ruralista. El documento fue entregado hace más de un mes al Poder Ejecutivo pero no ha sido respondido por éste todavía.

El trabajo fue elaborado asumiendo que se venden cada año 900 millones de litros a un precio actual de $ 40,4 por litro y apunta a llevarlo a $ 31 que era el valor de paridad de importación en enero de este año. Calcula que la caída en la recaudación anual que implicaría la implementación de las medidas sería de US$ 221,2 millones.

En primer lugar se plantea que cada año entran al país de contrabando unos 80 millones de litros (la estimación es del Ministerio de Industria) y, con una rebaja, se incrementarían las ventas internas lo que generaría ingresos adicionales al Estado por aproximadamente por US$ 27 millones.

En segundo término, si se lograra que las empresas nacionales y extranjeras de transporte internacional que hoy evitan cargar en el país por unos 50 millones de litros pasen a comprar en Uruguay, se amortiguaría el impacto en el fisco de la rebaja en otros US$ 16,9 millones.

Un tercer factor de amortiguación del efecto de la rebaja provendría de que al bajar el precio del combustible, las empresas usuarias del mismo reducirán sus costos y el Estado incrementaría por tanto un 25% más lo recaudado por el Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE), lo que equivaldría a unos US$ 55,3 millones.

El cuarto atenuante se vincula al mayor consumo de los vehículos oficiales y de empresas contratistas del sector público, lo que reduciría el impacto en US$ 36,8 millones de la baja del precio.

En quinto lugar, en caso de producirse una rebaja del precio del gasoil, no será necesario realizar un aporte por subsidio equivalente al monto de rebaja que recibirá el transporte de pasajeros. Esto posibilitará realizar una rebaja del actual aporte de $ 3,50 por litro a un valor que deje al sector en igualdad de condiciones económicas a las actuales, dice el documento.

En cuanto a UPM y Montes del Plata, fábricas de celulosa que han recibido concesiones fiscales para operar, entre otros motivos, para abatir el impacto de los combustibles, los autores del trabajo señalan que "deberían estar dispuestas a concederle al Estado un monto similar a la rebaja, sin afectar sus operaciones". El aporte lo cuantifican en US$ 22,3 millones. La cadena forestal utiliza 91 millones de litros anuales.

En caso de que se produzca la rebaja, las empresas de transporte internacional comprarán en el país, pagando el IVA por ello que se estima podría llegar a US$ 5 millones anuales. Y si no se agregase biodiesel de ALUR para mezclar con gasoil al consumo extra, el impacto se amortiguaría en US$ 8,4 millones.

Reclamo: los productores insisten con la baja del gasoil. Foto: El País.
Reclamo: los productores insisten con la baja del gasoil. Foto: El País.

El biodiesel se volvió demasiado caro

Los productores agropecuarios quieren que se reformule la política de biocombustibles y en particular todo lo vinculado al biodiesel que se mezcla al 5% con el gasoil. Hay que "seguir funcionando con ALUR siempre y cuando esta venda a Ancap el biodiesel para mezclar con el gasoil a precio de paridad de importación de biodiesel", señalan las gremiales.

"La adición de biodiesel fue relevante cuando el barril cotizó por encima de los US$ 110 el barril, pero se ha vuelto muy onerosa en las condiciones actuales del mercado del petróleo, ya que la

producción de biodiesel nacional no ha podido acompañar dicha baja", sostiene el documento de las organizaciones.

También estiman que la dilución de los costos fijos de Ancap más otras medidas adicionales podrían compensar el resto del efecto de la rebaja.El costo del gasoil incide fuertemente en algunos rubros productivos como el arrocero, un sector que pese a tener una elevada productividad presenta un problema importante de rentabilidad.

Las gremiales y Un Solo Uruguay están planteando con insistencia también que necesitan soluciones para el reperfilamiento de sus deudas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º