La noche de los pañuelos amarillos

Histórico: Parlamento votó ley para colectivos trans

En Diputados la iniciativa fue apoyada también por legisladores opositores.

Defensa: diputados oficialistas desplegaron sobre sus escritorios el pañuelo emblema del apoyo a la ley para personas trans. Foto: L. Mainé
Defensa: diputados oficialistas desplegaron sobre sus escritorios el pañuelo emblema del apoyo a la ley para personas trans. Foto: L.eonardo Mainé

Sobre la pasada medianoche y entre aplausos de los asistentes a las barras, Diputados sancionó el proyecto de ley por el cual se consagran derechos para las personas transgénero.

El martes 16 la iniciativa fue aprobada por el Senado solamente con votos del Frente Amplio y el Partido Independiente. Pero anoche fue diferente: los diputados del Partido Nacional Elisabeth Arrieta, Wilson Ezquerra y Edmundo Rosselli (ambos del grupo Mejor País, de los intendentes blancos); Gloria Rodríguez, Gustavo Penadés y Alejo Umpiérrez (Todos), los legisladores colorados Dianne Martínez y Ope Pasquet (Ciudadanos, de Ernesto Talvi), Adrián Peña y Valentina Rapela, el legislador de Unidad Popular Carlos Pérez y el excolorado Fernando Amado alzaron sus manos en apoyo del proyecto. El proyecto fue aprobado por 62 votos en 88.

El debate había comenzado con una exposición de la diputada oficialista Cristina Lustemberg quien aclaró que "no legislamos para ninguna corporación". "Todo lo que no se legisla explícita y taxativamente a favor de los más débiles queda a favor de los poderosos", añadió.

Cuando le dieron la palabra al diputado blanco Gerardo Amarilla hubo un ligero abucheo desde la barra. El presidente del cuerpo, Sebastián Sabini, advirtió a los asistentes.

Amarilla se quejó porque el tema no pudo ser abordado en la comisión ayer. Lo mismo hizo más tarde el colorado Walter Verri. Dijo que la ley tiene varios "saludos a la bandera" (cosas innecesarias) como un porcentaje de becas del Inefop para personas de este colectivo.

La familia.

Amarilla rechazó los tratamientos hormonales para menores de edad, aun si hubiera autorización de los padres. "El cambio de sexo afecta a la familia. Genotípicamente se nace XX (mujer) o XY (hombre). No hay otra posibilidad", agregó. "Si esta ley se aprueba. Esto pronto va a estar en las escuelas. Así se intenta imponer una ideología en la cabecita de los niños que choca como un tren de frente contra la familia. Se generan privilegios preocupantes, se generan riesgos en la salud humana con efectos irreversibles", sostuvo.

"Debe haber respeto para las personas trans, pero también para la inmensa mayoría de la población que es heterosexual. Hace tiempo estamos legislando para favorecer a los colectivos, a los grupos de interés. Ese no es el camino", añadió. Para el legislador los trans "son sujetos por encima del resto con prioridad en todos los ámbitos".

El representante del Partido Independiente Daniel Radío anunció que algunas disposiciones no las votarían pero que en general sí lo harían. "La esencia de la naturaleza humana es la diversidad", dijo Verri.

"¿Qué es el bufarrón en la sociedad?", se preguntó el diputado frenteamplista Martín Couto (Ir). Y respondió: "Es el varón heterosexual que tiene permitido penetrar a otro varón. Y la sociedad lo respeta. Esa es la línea que define qué está bien y qué está mal", sostuvo. "Hay autorización para usar determinados cuerpos. La sociedad autoriza a violar, a torturar, a matar", agregó.

Calificó como "una vergüenza" que algunos legisladores —como Amarilla y Verri— digan que hay privilegios porque recibirán un subsidio "cuando el ingreso promedio de los hogares trans es de $ 7.418 por mes". "No es privilegio. Es una reparación por las violaciones a los derechos humanos de las personas trans", añadió.

Y agregó que "los legisladores hablan de privilegios desde estas cómodas bancas donde cobran mucho más que $ 100.000 líquidos".

"Quien habla es un diputado gay y no creo que contagie a nadie", admitió luego, en respuesta a argumentos de legisladores de la oposición.

Luego, Jorge Meroni (MPP) contó que en la comisión horas antes se le dijo al oficialismo que "votábamos por presión y para juntar votos en la elección" de 2019. "Este sistema maquiavélico genera poblaciones en condiciones infrahumanas, estigmatizadas, discriminadas", sostuvo.

Tolerancia.

El nacionalista Álvaro Dastugue dijo que los temas de género "radicalizan" la discusión y que "todo el que discrepa con esos proyectos es calificado como retrógrado, homofóbico, antiderechos, incluso por parte de algunos diputados". "Hay falta de tolerancia y respeto por la verdad que cada uno defiende", añadió. "Esta ley crea una nueva categoría de sujetos por encima del resto, violando el principio de igualdad previsto por el artículo 8 de la Constitución", resumió.

"Estamos discutiendo sobre la dignidad de las personas, cómo se niega, se mancilla la dignidad humana en la sociedad. Es un problema mucho mayor que un problema de derechos. Queremos construir una sociedad libre y la libertad es el amor", sostuvo Meroni.

"Hay un 40% de niños trans que no terminan Primaria", sostuvo luego la frenteamplista Margarita Libschitz. "La cifra baja en Secundaria", añadió. "Los niños, niñas y adolescentes no son propiedad privada y ahí es donde entra el Estado" para legislar, dijo Libschitz.

Mathías Dutra, diputado frenteamplista del MPP suplente, también se consideró "orgulloso gay", y dijo que los miembros de la comunidad trans son sus "hermanos de lucha".

El debate con más audiencia

La ley que consagra derechos para las personas transgénero es una nueva iniciativa de los gobiernos del Frente Amplio que consagra derechos para colectivos, como la ley del matrimonio igualitario, la despenalización de la marihuana y la de la interrupción voluntaria del embarazo. En esos debates la audiencia de las sesiones fue enorme. Ayer también, con las barras absolutamente repletas de personas que siguieron con respeto las alternativas del debate. Hasta el final, cuando se votó, donde dieron rienda suelta a su alegría. Inclusive se colocaron parlantes y un monitor en la explanada del edificio anexo. Ahí se congregaron dos centenares de miembros de estos colectivos que, en determinado momento en que empezó a lloviznar, se aglutinaron bajo los techos del edificio sin dejar de atender el debate.

Puntos de vista

Gonzalo Civila
Gonzalo Civila. Foto: Darwin Borrelli
Diputado del Frente Amplio

"Estamos discutiendo sobre la dignidad de las personas, cómo se niega, se mancilla la dignidad humana en la sociedad. Es un problema mucho mayor que un problema de derechos. Queremos construir una sociedad libre y la libertad es el amor. "¿Qué nos pasa a nosotros? ¿Por qué nos negamos a tratarlos y tratarlas?"

Álvaro Dastugue
Diputado nacionalista Álvaro Dastugue. Foto: Fernando Ponzetto.
Diputado del Partido Nacional

"Hoy en el mundo se reconocen científicamente más de cien tipos de género. La pregunta que me hago como legislador es si vamos a legislar para cien tipos de géneros. Esta ley otorga beneficios y privilegios, no derechos, que ya están consagrados. Esta ley crea una nueva categoría de sujetos por encima del resto".

Walter Verri
Diputado Walter Verri. Foto: archivo El País
Diputado del Partido Colorado

"Este tipo de leyes incitan más al odio y no terminan con la discriminación. No compartimos la ideología de género. Esta ley no da derechos sino privilegios. Debe haber respeto para las personas trans, pero también para la inmensa mayoría de la población que es heterosexual. Hace tiempo estamos legislando para los colectivos".

Aclaración: La versión original de esta nota fue modificada porque se le adjudicaba al diputado blanco Gerardo Amarilla la condición de pastor, cuando en realidad no lo es.A los lectores y al involucrado las disculpas del caso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)