TERCERA EN LÍNEA DE SUCESIÓN

Graciela Bianchi, de frenteamplista a “luisista” y hoy en la vicepresidencia de la República

La electa senadora aseguró que durante estos días no hará uso de la seguridad ni del auto o el chofer que se pone a su disposición mientras Beatriz Argimón se encuentra fuera del país.

Graciela Bianchi en sesión por desafuero de Guido Manini Ríos. Foto: Leonardo Mainé
Graciela Bianchi. Foto: Leonardo Mainé | archivo El País.

Graciela Bianchi, senadora por el Partido Nacional, es desde hace dos días la vicepresidenta interina de la República y en ese cargo se mantendrá hasta el 30 de julio, fecha en la que está previsto que retorne Beatriz Argimónquien viajó a Italia para participar de la Pre-Cumbre de Sistemas Alimentarios de las Naciones Unidas.

Como vicepresidenta, Bianchi asume tareas como presidenta de la Cámara de Senadores y de la Asamblea General, una de las actividades que debe ejercer debido a que está previsto por la Constitución.

"Tengo que tener la absoluta conciencia, y la tengo, que de aquí al viernes a las 00 horas soy la vicepresidente de todos los uruguayos", expresó en diálogo con el programa radial "Así nos va" (Radio Carve).

Bianchi aseguró además que decidió no contar con la guardia personal que se ofrece para estos casos, así como tampoco con el chofer o con el auto oficial que se pone a disposición. "Yo quiero seguir mi vida habitual, no fui electa para ser vicepresidente y más que dirigente soy militante política", explicó.

Es que la senadora, ahora devenida en la número dos del gobierno multicolor, ha pasado muchos años de su vida relacionada a la política, ya sea en puestos de referencia o militando a favor de uno u otro partido. 

Comenzó siendo una frenteamplista con orígenes comunistas y secretaria de Germán Araújo al regreso de la dictadura. Se recibió de docente en 1976 en el Instituto de Profesores Artigas (IPA) con una monografía sobre Saravia y en 2009 votó a José Mujica.

Sin embargo, tras una Patria Gaucha en Tacuarembó en 2013, fue seducida por el entonces diputado Luis Lacalle Pou para integrarse al sector Aire Fresco y al Partido Nacional. Hoy es una de las principales referentes del gobierno en el Parlamento y siente que su misión es defender desde allí al mandatario. 

Tan fuerte es el vínculo que forjó con el ahora presidente, que cuando se define dice que no es blanca, sino "luisista". Con él, actualmente, mantiene "una relación muy natural, muy libre, muy independiente", según lo que indicó al programa radial. 

"Eso es lo que a mí me gusta. Luis no es solamente un liberal en su actividad política institucional, es en las relaciones también, él deja hacer hasta que considera que tiene que hacer algún comentario", detalló.

Con esa confianza y cercanía con Lacalle Pou, ahora se encuentra tercera en la línea de sucesión, lo que le da la oportunidad de asumir la responsabilidad de la vicepresidencia interina cuando así se requiera. 

"Esta no va a ser la primera vez (que ocupe ese cargo), no se dio antes por la pandemia, porque si se quiere abrir el Uruguay al mundo se va a dar con más frecuencia", aseguró.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados