ELECCIONES

Gonzalo Abella: “Si criticamos algo de Maduro es que es demasiado suave”

Desde hace dos elecciones, el maestro rural jubilado Gonzalo Abella se presenta como candidato a presidente por Unidad Popular. Sostiene que los gobiernos del FA no son de izquierda y los acusa de aplicar una política económica neoliberal. En el balotaje piensa votar en blanco.

Militó en la juventud comunista y llegó a votar al presidente Tabaré Vázquez en su primer gobierno, pero poco después decidió abandonar la coalición por ya no sentirse representado. Foto: Marcelo Bonjour.
Militó en la juventud comunista y llegó a votar a Vázquez en su primer gobierno, pero decidió abandonar la coalición por no sentirse representado. Foto: M. Bonjour.

-¿Cuándo dejó de ser frenteamplista?

-Milité en la juventud comunista, después la vida me llevó exiliado un tiempo. Primero estuve en Argentina, después en Cuba. Finalmente cuando volví al país trabajé con la cooperación canadiense en áreas indígenas de América y trabajé sobre la base de los mitos y leyendas de la Banda Oriental. Escribí un libro junto a mi esposa, trabajamos en las estancias buscando en la memoria. ¿Por qué me dediqué a esto? Porque en el año 85, en la vuelta al país, me había decepcionado profundamente el Frente Amplio fundamentalmente a partir del pacto del Club Naval y de la poca transparencia que hubo. Por algunos años más los voté, pero entendía que no estaba lo que era para mí un atributo principal: la ética.

-¿Lo votó a Tabaré Vázquez en el 2004?

-Lo llegué a votar a Vázquez, pero totalmente crítico. Cuando sube Vázquez por primera vez un montón de gente, que hasta ese entonces estaba dentro del Frente peleando por rectificar rumbos, se va. El doctor Helios Sarthou, el Movimiento 26 de marzo se van y empieza a formarse un movimiento en los barrios a los que se les llamó las asambleas populares. De tanto ir a las asambleas populares quedó como lema. Después de las primeras elecciones empezamos a hablar de una mesa de
Unidad Popular y poco a poco fue quedando el nombre.

-¿Los postulados ideológicos de Cuba siguen vigentes?

-Nosotros en Unidad Popular tenemos una enorme diversidad ideológica, nos une un programa concreto para el Uruguay. Dentro del programa planteamos un concepto muy artiguista de soberanía de los pueblos, que llamamos autodeterminación. Con respecto a Venezuela, con respecto a Cuba, con respecto a Siria, lo único que nos define es si hay un Estado agresor y si hay un Estado agredido. En ese caso, nosotros planteamos que ser neutral es ser cómplice. Por lo tanto, en relación a Cuba lo único que planteamos es que condenamos Guantánamo, condenamos el bloqueo. Con respecto a Venezuela condenamos que por la intervención un dron le estallara cerca de la cabeza a (Nicolás) Maduro y el desabastecimiento artificial.

-No dice si hay o no democracia en Venezuela

-Donald Trump es el agresor y el Estado venezolano es el agredido, esa es nuestra concepción básica. En segundo lugar entendemos desde el punto de vista legal que el hecho de que la oposición se haya negado a votar en las últimas elecciones no las invalida. Sobre Maduro, como modelo de gobierno, no tenemos definición.

Guaidó respondió a los dichos de Maduro. Fotos: AFP.
Juan Guaidó y Nicolás Maduro. Fotos: AFP.

-¿Para usted hay democracia en Venezuela?

-Tenemos un gobierno en España que algunos dicen que es democracia, donde una familia de zánganos viven a expensas del tesoro público desde el tiempo de la colonia (...) Sin embargo, esa monarquía algunos la consideran democracia. Trump fue votado por el 22% de la población de Estados Unidos. ¿Cuál es el concepto de democracia?

-¿No condena la represión?

-Lo que hay en Venezuela son bandas paramilitares infiltradas desde Colombia, que saquean supermercados y asesinan gente y tratan de crear una situación de violencia permanente, más los apagones inducidos. Desde el punto de vista del derecho constitucional, yo diría que si le podemos criticar algo a Maduro es que es demasiado suave, no que viola los derechos humanos. En el sentido que tiene una santa paciencia con (Juan) Guaidó que tiene que estar preso. Hablamos de Guaidó por la única razón que es instrumento de la agresión de Trump, no es por sus ideas que lo condenamos.

-¿Y los presos políticos?

-No hay (..) Si una persona mata a un chavista la prensa internacional y la CNN lo transforman en héroe.

-¿Cuál gobierno del Frente le pareció mejor. El de Vázquez o el de José Mujica?

-Ninguno de los dos gobernó por sí, cada cual con su estilo, más sofisticado uno y más populachero en otro, pero ninguno de los dos gobernó realmente. Gobernó UPM, el Banco Mundial, Eduy21 y todos los postulados que hacen que el país se someta a las transnacionales. En última instancia el contador (Danilo) Astori fue más gobernante que los dos.

Aprovechar la transición entre Mujica y Vázquez. Foto: Archivo El País
Tabaré Vázquez y José Mujica. Foto: archivo El País.

-Dice el plan de gobierno de Unidad Popular que donde empieza la corrupción se acaba la izquierda. ¿Coincide con lo que decía el exvicepresidente Raúl Sendic de que no hay corrupción de izquierda?

-¿Qué es la izquierda? La izquierda es un pensamiento político y social que nace allá por 1890, en el sueño de inmigrantes muy pobres que vienen a buscar trabajo y organizan los primeros sindicatos. (…) Ése concepto de izquierda que baja de los barcos empieza fusionarse con la memoria del artiguismo. Lo diga quien lo diga aquella izquierda es incompatible con la corrupción.

-¿No se probó con Ancap que hubo corrupción en gobiernos de izquierda?

-No, lo único que se probó es que el gobierno no era de izquierda (...) Nosotros prestamos mucha atención a nuestros relevos, queremos formar a nuestros jóvenes, porque nadie está vacunado en esos valores y los medimos mucho en las tareas más humildes, la de todos los días. En cada viaje mío sé cuántas finanzas se ha hecho en los barrios, cuántas contribuciones de $ 100 y cuántos choripanes vale un viaje a Durazno. Sé quién trabaja y quién limpia el local.

-¿Cómo se financian?

-Por contribuciones mensuales de compañeros voluntarios. Algunas donaciones, actividades de finanzas.

-¿Cuál es el presupuesto que manejan en la campaña?

-Lo que podemos destinar a la campaña es cero. Tenemos local por parte del salario de nuestro diputado Eduardo Rubio, no tenemos recursos. Tenemos unos dólares que nos llegaron del grupo de Australia y algún dólar que llega de Europa, sumando todo estamos hablando de US$ 5.000. Nosotros decimos que si se declara la transparencia verdadera de las finanzas de los partidos, la gente del Parlamento se conmueve y nos hace una colecta.

-¿Cuáles son las principales medidas que se deberían tomar en materia económica?

-Tenemos medidas urgentes y otras a mediano plazo como la nacionalización de la banca y la estatización del comercio exterior. ¿Cuáles son urgentes? Se dice que no hay recursos, sin embargo en el año 2007 el contador Astori abolió el impuesto a la actividad bancaria. Hoy no hay solo bancos privados, hay redes de cobranza que no sabemos ni cuánto están ganando. Hemos calculado que si se reinstalara el impuesto tendríamos US$ 300 millones que entrarían netos para la educación, para la salud y para lo que quisiéramos. Hay que quitar la carga impositiva brutal de pequeños productores y comerciantes y gravar a los grandes extranjeros que lucran y quitar el IRPF, como techo final de quitar los impuestos al sueldo.

-¿A quién vota en el balotaje?

-Después de octubre estaremos tan ocupados que no creo que tengamos mucho tiempo en pensar quién va a dirigir el timón neoliberal de la segunda vuelta, porque el piloto automático está puesto.

-¿Votan en blanco o anulado?

-No creo que me autoricen ir al cuarto secreto con cada votante de Unidad Popular. Yo voto en blanco.

-Las encuestas dan como favoritos a Daniel Martínez y Luis Lacalle al balotaje. ¿Le da igual un gobierno de uno u otro?

-Habría matices interesantes, pero el curso neoliberal no lo va a cambiar, mucho menos Lacalle. Va a seguir más de lo mismo. Ni siquiera va a cambiar el Mides porque el clientelismo político lo inventó el Partido Colorado.

“Si Batlle se levanta les pega”

-¿Cuál es su opinión de la línea económica que han seguido los gobiernos del Frente?

-La veo como una línea económica neoliberal, es el continuismo más absoluto de todos los gobiernos, yo diría desde 1959. No desde el segundo batllismo, que tuvo algunas medidas proteccionistas. Pero desde la reforma cambiaria hasta la administración de (Danilo) Astori, pasando por la dictadura y las democracias, no digo la línea política, pero la línea económica financiera es la misma. El FA hablaba contra los latifundios, hoy una forestal tiene 300.000 hectáreas.

-En el Frente Amplio dicen que son el batllismo del siglo XXI

-Si Batlle se levanta les pega, porque realmente (José) Batlle y Ordóñez tuvo una visión de Estado. De la misma manera que (Aparicio) Saravia tuvo un generoso desprendimiento por el pobrerío rural y Leandro Gómez tenía un concepto de dignidad de patria. Nada de eso existe en el FA.

-¿Apunta a captar el voto de los frenteamplistas desencantados con el gobierno?

-Nosotros creemos que el partido de gobierno está en una crisis muy seria y que una de las peores cosas que ha hecho es quitarle la esperanza al pueblo. Mucha gente piensa que la política es mala palabra y dicen que son todos iguales. Lo primero que queremos hacer es instalar en el corazón de los orientales que otro camino es posible, que un camino artiguista es posible. Que un camino por recuperar los recursos, por recuperar el ambiente todavía es posible. Un solo diputado tenemos y presentó un plan de viviendas que logró aprobación en Diputados, gracias a la gente organizada que marchó al Parlamento.

PERFIL

Vivió en Cuba y estudió en URSS

Hijo de un trabajador administrativo de Ancap, tiene dos hermanos. Recuerda a su familia materna como “muy unida”. “Tuve muchos primos y una infancia muy feliz en época de vacas gordas. Me enamoré del campo desde muy niño y eso me hizo optar por ser maestro rural”, contó a El País.

Decidió estudiar magisterio inspirado por las misiones socio pedagógicas de Miguel Soler y Julio Castro.

Se hizo de izquierda en su adolescencia, cuando se agudizó la pobreza urbana y aparecieron los primeros asentamientos. Militó en la Juventud Comunista hasta que se exilió, primero en Argentina y después en Cuba.

En la isla estuvo desde 1976 hasta 1984, en ese ínterin hizo varios viajes, entre ellos a la Unión Soviética donde estudió Ciencias Sociales.

Es la segunda vez que se postula como candidato presidencial en representación de Unidad Popular, tanto él como su compañero de fórmula (Gustavo López) son independientes ya que no pertenecen a ninguna de las agrupaciones.

Nombre: Gonzalo Abella.

Profesión: maestro.

Edad: 71 años.

Estado civil: casado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)