VERANO

Gobierno prepara campaña para hacer turismo sin disparar casos de COVID-19

Se fomentarán sitios que en verano no suelen ser tan elegidos por los uruguayos, como Colonia (ahora sin argentinos), ríos, lagunas y balnearios del norte.

Punta del Este en tiempos de COVID. Foto: Ricardo Figueredo.
Punta del Este en tiempos de COVID. Foto: Ricardo Figueredo.

Distintos actores del gobierno trabajan a contrarreloj y bajo presión para resolver asuntos vinculados a los tiempos que se vienen, y que pueden ser cruciales para lograr la contención del coronavirus.

Tras la conferencia del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) del jueves 5, quedó sobrevolando la necesidad de implementar medidas para que el verano y las fiestas de fin de año no sean causa de desmadre de la situación, ya amenazada por la expansión de casos de los últimos días. En el GACH entienden que sus recomendaciones son insumos, pero que las decisiones corresponden a los políticos. Creen que ya hablaron suficiente y que ahora es turno del gobierno.

Por estos días el grupo asesor trabaja para terminar de elaborar la anunciada “guía de verano seguro”. “Tenemos un trabajo interno, técnico, nuestro (que lo estamos haciendo), luego un trabajo de transferencia al gobierno, y luego debe haber un trabajo en el área de comunicación, no solo masivo sino de señalética y folletería”, comentó a El País el coordinador del GACH, Rafael Radi.

Se estima que la parte técnica estará resuelta en noviembre y que para diciembre debería estar definida la estrategia de comunicación.

Por lo pronto, el gobierno ya decidió que hará una campaña publicitaria que combine el incentivo al turismo interno con “mensajes de sensibilización para que la población esté motivada a seguir pautas” y no se aglomere, adelantaron fuentes de Presidencia.

Esto “lleva mucho tiempo y coordinación”, advirtieron. Faltan definiciones concretas antes de avanzar en la coordinación con las intendencias, algo que conforme aumenta la temperatura se hace más necesario.

Para Radi la playa no es un escenario “de tanto riesgo”, más teniendo en cuenta que no habrá turistas extranjeros. Sin embargo, advirtió: “Hay que ver qué pasa en algunas especialmente concurridas de Montevideo, Punta del Este, Piriápolis. Las autoridades locales van a tener que poner un poco de pienso, y deberá haber una articulación desde lo técnico a lo local. Pero nuestro concepto es ofrecer los espacios abiertos y hacerlo de forma segura”.

Días atrás hubo una reunión del Poder Ejecutivo para comenzar a trabajar en la campaña publicitaria conjunta. El subsecretario de Turismo, Remo Monzeglio, que participó del encuentro, contó a El País que planean supeditar el incentivo turístico a las medidas de prevención. También se sumará Unasev para concientizar sobre los siniestros de tránsito.

Sobre la mesa está la idea de hacer una comunicación dirigida especialmente a los jóvenes. Una posibilidad es apelar a referentes generacionales.

Para desestimular las aglomeraciones se fomentará la visita a sitios que en verano no suelen ser tan elegidos por los uruguayos, como Colonia (ahora sin argentinos), ríos, lagunas y balnearios del norte. “No hay motivos para aglomerarse en Uruguay. Confiamos mucho en la consciencia social y en el sentido de preservación de cada uno”, dijo Monzeglio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error