DEBATE PRESUPUESTAL

Gobierno y Frente Amplio chocan por educación y sueldos de funcionarios públicos

El conflicto sindical se dio en simultáneo a una pulseada entre el oficialismo y la oposición en el Parlamento por el presupuesto para la educación.

Ocupación de liceo en Montevideo. Foto: Francisco Flores
El sindicato de profesores de Secundaria había ocupado ayer diez liceos. Foto: Francisco Flores.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Había varios economistas en sala pero no se pusieron de acuerdo sobre los números ni sobre la manera de compararlos. Al referirse a la educación, la cultura, la ciencia, la tecnología y la innovación, el ministro de Educación y Cultura, Pablo Da Silveira, informó en la comisión de Presupuesto integrada con Hacienda del Senado que “la dotación presupuestal prevista para estas áreas para el 2021 corresponde al 4,9 % del PBI, que es el promedio de los últimos cinco años”. El que viene es el año en el que se puede saber con más exactitud cuánto dinero se está volcando, aclaró el ministro.

Sus palabras crisparon a los senadores del Frente Amplio. “No se puede comparar el primer año con un quinquenio (...) No es comparable un año con un promedio; es una metodología equivocada”, respondió el economista y senador frenteamplista Daniel Olesker.

El oficialismo y la oposición discrepan sobre si el presupuesto para educación cayó o aumentó, sobre las cifras de homicidios, sobre si el Presupuesto que está a estudio del Senado mantiene o no el salario de los funcionarios públicos. El gobierno y el Frente Amplio no se ponen de acuerdo y el tono sube cada día más.

“Después sacamos consideraciones políticas de la suficiencia o insuficiencia de los recursos destinados a un área tan sensible como la educación. Parece que habláramos de cosas diferentes, pero nos referimos a lo mismo; las dos son ciertas. El problema es que no parece ser la mejor metodología comparar un período con un año”, dijo este lunes el senador comunista Óscar Andrade en la misma comisión de Presupuesto.

Da Silveira, que es doctor en Filosofía por la Universidad de Lovaina, intentó saldar la discusión. “La razón por la que nos centramos en el año 2021 es que, como bien decía el señor senador Botana, estamos en un momento crítico en el que es difícil hacer estimaciones respecto a lo que sucederá en tres o cuatro años, pero, si queremos comparar, el 2021 sí se puede comparar con el 2016, que es el año equivalente en cuanto al momento en que está la administración. En el año 2016 se gastó en este conjunto el 4,76 % y prevemos gastar el 4,93 % en 2021. ¿Qué pasará en los próximos años? No puedo anticiparlo”, dijo el ministro. “No hago política ficción”, agregó.

La discusión siguió entre economistas en Twitter. “Según reconoció el ministro Pablo Da Silveira, la inversión en educación pasa de un récord histórico de 5,3% del PIB en 2019, a 4,9% en 2021”, publicó el Frente Amplio, y el senador Mario Bergara compartió el mensaje con el hashtag #RecortanEnVos.

Por otra parte, Olesker compartió un video en el que él plantea que “con la proyección 2024, ANEP baja de 3,6 a 3,1 y la UdelaR (Universidad de la República) de 0,9 a 0,74”. El director de Educación del ministerio, el también economista Gonzalo Baroni, le respondió: “En nuestro primer año presupuestal gastamos más % que el FA en su último primer año (2016)”.

Mientras las autoridades y los legisladores no lograban ponerse de acuerdo sobre qué cifras comparar, la Federación Nacional de Profesores de Educación Secundaria (Fenapes) ocupaba ayer una decena de liceos. Tras una negociación con la Dirección Nacional de Trabajo, el gremio resolvió la desocupación de los centros de estudio para abrir una negociación por lo que definen como un “recorte” en educación y salarios.

Ocupación de liceo en Montevideo. Foto: Francisco Flores
Fenapes levantó las ocupaciones en 10 liceos, aunque mantiene el paro previsto para esta jornada. Foto: Francisco Flores.

Eso sí: el sindicato de profesores decidió mantener el paro previsto para hoy en todos los liceos del país, bajo el argumento de que “existe una negativa” del Codicen de negociar.

Según el presidente de Fenapes, José Olivera, el paro se justifica ante la “eliminación de 211 grupos de Secundaria”, que deriva en una “sobrepoblación”, y ante “una reducción en términos de PBI que impacta mayormente en ANEP y UdelaR. En términos absolutos, ANEP va a recibir en 2024 menos de lo que recibió en 2020”.

Salarios de funcionarios públicos.

La sesión parlamentaria a la que concurrieron las autoridades de la educación fue una sinfonía de discrepancias. “Lo que tiene que ver con el inciso de educación, cultura y ciencia, supone una restricción, es decir, que hay menos recursos que en el período pasado en general y particularmente con respecto al año 2019”, dijo el senador José Carlos Mahía.

El ministro le respondió que “tal vez” no están “mirando lo mismo o alguien está leyendo mal”. “No hay menos recursos, sino más; en particular, en las dos direcciones más importantes del ministerio, que son la de Educación y la de Cultura. Aclaro que no se reducen remuneraciones a nadie”, insistió.

El gobierno y el Frente Amplio tampoco se ponen de acuerdo en cuanto a los salarios, ni en educación ni en lo que refiere a los funcionarios públicos en general.

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres, asistió ayer a la misma comisión de Presupuesto integrada con Hacienda del Senado y, tras su comparecencia, el senador Charles Carrera, coordinador de la bancada opositora, arremetió en Twitter. “Se confirma que la promesa de campaña de la no rebaja del salario de los trabajadores, será incumplida”, publicó Carrera, manifestando una de las principales preocupaciones del Pit-Cnt, que refiere al artículo 4 del Presupuesto, donde, según la central sindical y el Frente Amplio, no queda clara la manera en que los funcionarios recuperarán salario real hacia 2024.

“Como advertimos hace meses, el salario público y las pasividades se transforman en la principal variable del ajuste fiscal que lleva adelante este gobierno. El ministro reconoce que dada la redacción del artículo 4 del Presupuesto, los funcionarios públicos perderán poder de compra sin recuperación en el período”, agregó Carrera. Esto enojó a Mieres, que en diálogo con El País dijo que él nunca había reconocido una pérdida salarial y agregó que el coordinador de los senadores del Frente Amplio “no entendió nada o actúa de mala fe”. Minutos después de cortar el teléfono optó por responderle a Carrera en la misma red social con esta misma respuesta.

Como sucede con el presupuesto destinado a educación, el oficialismo y la oposición no se ponen de acuerdo sobre el punto de partida: la letra del artículo 4. Un escenario similar se dio el domingo luego de que el ministro del Interior, Jorge Larrañaga, presentara las cifras sobre delitos. El gobierno mostró unos datos sobre homicidios; Carrera, como vocero de la oposición, reveló otros en base a lo informado por la prensa. (Producción: Tomer Urwicz)

Lacalle apoyó en 2015 que militares construyan rutas

El presidente de la República, Luis Lacalle Pou, fue consultado ayer por la prensa sobre la propuesta del líder de Cabildo Abierto, el senador Guido Manini Ríos, de que militares construyan o mejoren rutas y de esa manera se puedan generar ahorros presupuestales para destinar al Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente (Inisa), becas universitarias, el Hospital de Clínicas y salarios de soldados y oficiales de bajo rango.

“En su momento lo apoyamos. Nosotros lo pusimos en el Presupuesto. La Ruta 6 para nosotros es muy importante. Está en el centro y el norte del país, un área a la que a veces no se le ha prestado toda la atención. Sabemos que hay iniciativas privadas presentadas para la construcción. Veremos... Está en el presupuesto, lo vamos a hacer, el mecanismo lo estamos buscando”, respondió el mandatario previo al ingreso a un almuerzo con la Asociación de Promotores Privados de la Construcción del Uruguay.

Por su parte, El vicepresidente de la Cámara de la Construcción del Uruguay, Alejandro Ruibal, cuestionó la propuesta porque “atenta contra el desarrollo de la acción y el trabajo empresarial de la construcción”. “Una carretera tiene diseño y muchas cosas de ingeniería que no se pueden subestimar. Las empresas invertimos permanentemente en esto; es muy desafiante el trabajo en nuestra industria. A mí no me cierra por ningún lado”, dijo Ruibal a El Espectador.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados