LA MARCHA DE LA OPOSICIÓN

FA analiza aplazar elecciones por COVID-19 e instalar triunvirato transitorio que dirija la coalición

Suspender las elecciones es una posibilidad que se empieza a manejar a nivel informal entre dirigentes de diferentes sectores. Pero la decisión no se tomará de inmediato.

El ciclo político del presidente del Frente Amplio Javier Miranda ya está llegando a su fin. Foto: Francisco Flores
El ciclo político del presidente del Frente Amplio Javier Miranda ya está llegando a su fin. Foto: Francisco Flores

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

La vida política también quedó condicionada por la pandemia y prueba de ello es que el Frente Amplio tiene un gran dilema por delante: convocar a elecciones en mayo o aplazar la instancia.

De lo que no hay dudas para la mayoría es que el ciclo de Javier Miranda ya llegó a su fin. Por lo que si no se hacen las elecciones se debería instalar una especie de “triunvirato” o dirección transitoria hasta que los frenteamplistas se expidan acerca de quién debe ser su presidente, dijeron a El País varias fuentes de la coalición de izquierda. Algunos entienden por tanto que las internas deberían realizarse a fin de año, cuando el número de contagios de COVID-19 sea menor como consecuencia de la vacunación.

Suspender las elecciones es una posibilidad que se empieza a manejar a nivel informal entre dirigentes de diferentes sectores. Pero la decisión no se tomará de inmediato. “Primero hay que esperar a ver cómo va evolucionando la pandemia”, explicó una de las fuentes consultadas para señalar que no hay urgencia en la definición.

En las pasadas elecciones, celebradas en 2016, votaron alrededor de 100.000 personas, por lo que preocupa que tanto la desmovilización como la pandemia hagan que ese número sea mucho menor. A eso se suma el hecho de que la izquierda debe enfocar sus esfuerzos en la recolección de firmas contra la ley de urgente consideración (LUC) para lograr las 700.000 que habiliten el referéndum derogatorio.

Sobre la convocatoria a elecciones hay diferentes opiniones, un dirigente de peso dentro del FA dijo a El País que es partidario de hacerlas cumpliendo las medidas de seguridad, es decir el distanciamiento social para evitar contagios. En ese marco, aseguró que no hay peligro de aglomeración porque la instancia se lleva adelante en los comités de base y hay suficientes locales como para que no existan problemas.

De triunfar la otra posición, que supone no hacer elecciones, se conformaría una comisión transitoria a partir de mayo cuando finalice el mandato de Miranda. Otros entienden que el actual presidente debería permanecer como parte de esta hasta la elección.

Se conformaría lo que algunos llaman un “grupo de acompañamiento” que tenga peso político, que pueda “ordenar” y “comandar”, señalaron. No sería igual a lo que se hizo cuando renunció a la presidencia Mónica Xavier. En ese momento se instaló una dirección rotativa conformada por dirigentes que integraban el Secretariado.

Las diferentes posiciones estarán sobre la mesa en un encuentro entre sectores que tendría lugar en la segunda semana de febrero, indicaron los diferentes informantes.

Candidaturas: no hay ambiente para consenso
A nivel de diferentes sectores se negocia la candidatura de Marcos Carámbula para conducir el Frente Amplio. Foto: Valeria Gil

Fuentes del Frente Amplio indicaron a El País que en las próximas horas el exintendente de Canelones Marcos Carámbula comunicaría su decisión de bajarse de la candidatura a la presidencia. El motivo es que “no hay consenso”, requisito que había puesto para aceptar.

La Unidad de Género del FA estaría manejando la posibilidad de presentar también a una mujer como candidata, en tanto hay sectores que ven con buenos ojos a las candidaturas múltiples.

Por el estatuto del Frente debe ser el Congreso el que defina el presidente (mediante votación). Por lo que formalmente es el organismo el que resolverá la convocatoria a un llamado a elecciones a padrón abierto, tal como sucedió en 2012 y en 2016.

La Mesa Política de ayer definió convocar a un Plenario para el 27 de febrero y aunque aún no se resolvió lo más seguro es que se haga de forma virtual o en una modalidad mixta.

Para el 5 de febrero -fecha del aniversario 50 del FA- se convoca a una jornada de “amanecer frenteamplista” y para eso se pide que todos los comités de base que amanezcan con pintadas y banderas, y que se donen alimentos a las ollas populares.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados