Publicidad

El Frente Amplio definirá su programa de gobierno y dice que heredará un país "peor"

Entre el viernes y el domingo la coalición de izquierda aprobará programa de gobierno, proclamará a los cuatro precandidatos a la presidencia y le tributará homenaje a Tabaré Vázquez.

Compartir esta noticia
Conferencia de prensa del Frente Amplio
Orsi, Cosse, Bergara y Lima serán proclamados como precandidatos.
Foto: Darwin Borrelli

El Congreso del Frente Amplio (FA) definirá este fin de semana el programa de gobierno que le ofrecerá a la ciudadanía en 2024. Como base tomará el documento de 88 páginas emanado de una discusión interna procesada en los últimos meses. Más allá de los énfasis que cada sector le quiera imprimir, el texto sentará los lineamientos para un eventual gobierno frentista.

Así, la presencia de algunos temas recurrentes como la rediscusión del rol de las Fuerzas Armadas -promovida por los grupos nucleados en Izquierda y Libertad- será meramente anecdótica, en una definición que no dará lugar para innovaciones.

“Nuestra postura es defender la orientación del programa. De eso no nos movemos”, dijo a El País el senador astorista José Carlos Mahía. El legislador remarcó además que las propuestas serán en un contexto que entiende complejo. Para él, si gana el gobierno, “el Frente se encontrará con una situación mucho peor que la que dejó en 2019”.

Por eso parte de la atención de la izquierda estará puesta en las preocupaciones que la fuerza opositora recolectó en casi dos años a través de 38 giras por el país, sintetizadas en un informe que dio por finalizado el ciclo “El Frente te escucha”.

La coalición de izquierda resume conceptos concretos sobre cómo se encuentra y qué le preocupa a la ciudadanía: incertidumbre, desánimo, descreimiento y un “cierre” de expectativas sobre lo que haga esta administración que, se cree, no hará “nada significativo” en lo que resta del período. El diagnóstico hasta marzo de 2025 será de estancamiento y deterioro.

En ese contexto, Mahía dice que el programa deberá priorizar el crecimiento con justicia social y una “redistribución racional” de la riqueza del país”. Según aseguran, la crisis económica desatada por la pandemia persiste en sectores medios y bajos de la población. En paralelo, se constató la “retracción” de la presencia del Estado en los servicios públicos, sobre todo en la salud y en la educación.

En el Movimiento de Participación Popular (MPP), el diputado Sebastián Valdomir señaló la necesidad de retomar una visión de desarrollo nacional, a través de las empresas públicas, el fortalecimiento de las universidades estatales y el impulso a los pequeños productores.

En ese contexto el borrador del programa que será aprobado el domingo habla de “avanzar en la transformación del sistema tributario”, con pautas como la reducción paulatina de los impuestos al consumo a la vez que se fortalecen los tributos a la renta y el patrimonio con criterios de progresividad. Para avanzar en la reducción de la desigualdad, el texto propone estudiar formas para incrementar los aportes fiscales por concepto de dividendos y utilidades, así como los patrimonios y transferencias de alto porte.

El Frente Amplio buscará además que el ingreso no esté necesariamente condicionado a la productividad, en particular en los grupos bajo pobreza estructural. Otra de las inquietudes recurrentes que dijo haber escuchado el Frente Amplio en la ciudadanía fue la seguridad pública y un “amplio consenso” sobre su deterioro, sobre todo desde fines de 2022 cuando, según denuncian, se incrementaron los homicidios. hurtos y rapiñas, los niveles de violencia y crueldad criminal y la llegada del narcotráfico a localidades y pueblos pequeños.

El documento también realiza autocrítica. El Congreso llega luego de un análisis de dos años, en el que el FA reconoce que tras 15 años de gobierno no fue “capaz de interpretar el humor social” y que “renunció a la batalla ideológica”. También se identificó el abandono hacia los movimientos sociales por caer en el ejercicio de la gestión en una “burocratización” que, se afirma, lo alejó de las bases y de la sociedad.

“El Frente Amplio perdió porque no chapoteó en el barro”, resume uno de los comentarios que la coalición de izquierda pudo recoger en estos casi dos años de recorridas por el país.

Además

Campañas en el interios con varias obras ajenas

El Frente Amplio dijo haber detectado en sus recorridas por el interior que buena parte de las obras efectuadas durante sus gobiernos terminaron siendo capitalizadas por intendencias o por municipios de otro signo político. Por un ejemplo, en lo que refiere a los parques eólicos y sus molinos ubicados en varias partes del país. “El intendente se sacaba fotos con eso”, subrayaron vecinos del norte y el este del país. Lo mismo se relató con respecto a la Universidad Tecnológica (UTEC). “Fue utilizada incluso en varias campañas electorales de la oposición”, dijeron en el Frente Amplio.

La conclusión a la que llegó la oposición: “Saludaban con sombrero ajeno”.

Homenaje a Vázquez; reciben su biblioteca

El Congreso que comienza hoy será en recuerdo de Tabaré Vázquez y llevará su nombre. Ese mismo día habrá un homenaje al expresidente, cuyo segundo mandato cerró hasta ahora el ciclo de gobiernos de izquierda. A tres años de su muerte familiares concretaron ayer la donación de su voluminosa biblioteca, que será repartida en los comités de base del Frente Amplio. El domingo el congreso prevé finalizar la discusión de las bases programáticas para que, después, los 2.500 integrantes terminen por proclamar a Yamandú Orsi, Carolina Cosse, Mario Bergara y Andrés Lima como precandidatos para las internas de 2024.

Documento interno

Razones de la derrota en 2019 para el FA

Una mala conformación de la fórmula presidencial parece haber sido el detonante de la derrota de 2019, según la percepción ciudadana que recogió el Frente Amplio en su borrador de programa que pondrá a consideración su Congreso. Además de “haberse agotado un ciclo”, el diagnóstico enumeró varios factores que explican su salida del gobierno. Desde la polémica con el título de Raúl Sendic y su gestión en Ancap, la caída del empleo y el enfriamiento de la economía, hasta la negociación con UPM y las políticas sociales. Según el documento se señaló que “se le transfirió dinero a gente a la que no le correspondía”. Otros ubicaron el quiebre en la declaración de esencialidad en la educación, a mediados de 2015. Y se habló de una “desconexión” con los sindicatos educativos.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Frente Amplio

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad