TORMENTA POLÍTICA POR LA SEGURIDAD

Director de Policía desnudó diferencias en interna del FA

Cortocircuito entre el Mides e Interior por las políticas de seguridad.

La ministra Arismendi compareció ayer en la Comisión de DD.HH. de Diputados. Foto: A. Colmegna
Mides: se niega a entregar datos a Interior sobre población que atiende. Foto. A. Colmegna

Las declaraciones del director nacional de Policía Mario Layera dejaron en evidencia el cortocircuito dentro del gobierno y del Frente Amplio entre el Ministerio del Interior y el de Desarrollo Social por las políticas de seguridad.

Layera afirmó el pasado fin de semana que Uruguay va rumbo a "un escenario como El Salvador o Guatemala" y apuntó sus dardos contra el Mides liderado por la ministra Marina Arismendi, perteneciente al Partido Comunista. "La Policía no accede a determinada información que tiene el Mides porque dicen que es reservada", afirmó el jerarca policial a El Observador.

Una buena parte del Frente Amplio quedó desconcertada por los cuestionamientos de Layera hacia otras área del Estado y el Partido Comunista salió rápidamente a criticar "la falta de códigos" de parte de Layera, quien fue respaldado ayer por el ministro interino del Interior Jorge Vázquez.

Anoche en una entrevista con Canal 10, Vázquez también reconoció que "quizás lo deseable sería que el Ministerio del Interior entrara en la base de datos de los otros organismos a los que no puede ingresar directamente". Con estas palabras el ministerio —que se encuentra en manos de Eduardo Bonomi (MPP)— salió a respaldar a Layera en sus comentarios en contra del Mides.

En una reunión que tuvieron ayer por la mañana con el presidente del Frente Amplio Javier Miranda, los comunistas manifestaron su malestar con Layera. Consultado por El País, el secretario general del PCU Juan Castillo indicó: "Sigo sin entender lo que se quiso hacer en referencia a las declaraciones de Layera. No logro entender cuál fue el objetivo".

No solo los comunistas salieron en defensa del Mides. En la misma línea se expresó Casa Grande, el sector que lidera la senadora Constanza Moreira. El senador suplente del grupo, Rafael Paternain, solicitó la renuncia del director de Policía al entender que maneja una visión "catastrofista" de la realidad vinculada a la seguridad. "Juega con la idea de la profecía autocumplida, si no hacemos determinadas cosas vamos a llegar a escenarios peores", afirmó.

A su vez, agregó que las políticas aplicadas por el Ministerio del Interior en el último tiempo "han contribuido poco a sanear o a recuperar parte de la capacidad social en territorios muy vulnerables". Además, consideró que en las declaraciones de Layera "hay críticas implícitas y reproches a las políticas sociales" y "cuestionamientos bastante directos a las limitaciones del nuevo Código del Proceso Penal". "No entendemos el sentido de estas declaraciones y nos parece inconveniente la oportunidad, ya que venimos de una situación de desgaste después de la interpelación de Bonomi", agregó el senador.

Tema de bancada.

El tema de las declaraciones de Layera se abordó ayer a última hora en la bancada de Senadores.

Según supo El País, al final del encuentro se planteó el asunto por parte del Partido Comunista y se acordó que sea discutido en próximas reuniones de bancada.

Por su parte, la Lista 711 planteará que el tema se trate en la bancada de hoy de la Cámara de Representantes. El diputado Felipe Carballo dijo a El País que llama la atención "que un año antes de las elecciones" se haga este planteo.

"Es evidente que tiró la toalla Layera al dejar en claro que la pelea contra la delincuencia se perdió", subrayó el legislador en referencia a las declaraciones del director nacional de Policía del pasado fin de semana.

El diputado de la Lista 711 también reconoció la "dicotomía" del Estado para trabajar sobre un problema donde hay dos ministerios involucrados. "Por un lado está el Ministerio del Interior que tiene que tener un combate frontal contra la delincuencia y por otro el de Desarrollo Social que tiene que trabajar a largo plazo para atacar las causas", señaló Carballo. "Por lo menos en la bancada voy a plantear la necesidad de abordar este tema y conocer de primera mano cuál es la opinión que tiene el Ministerio del Interior", afirmó el diputado de la Lista 711 sobre los dichos de Layera. Y agregó que su interés es que la bancada termine por dar una discusión política sobre el asunto, porque el tema de la seguridad "preocupa" y "es un tema a atender".

Nuevo choque.

El cortocircuito entre el Mides y el Ministerio del Interior deja una vez más a la cartera liderada por Arismendi en una situación de incomodidad. Antes, la Intendencia de Montevideo la había cuestionado por la población que vive en situación de calle. En una carta remitida al presidente Tabaré Vázquez, el intendente Daniel Martínez manifestó su preocupación por el tema.

Preocupan a la oposición dichos de Layera

La presidenta del directorio del Partido Nacional Beatriz Argimón manifestó su preocupación por las declaraciones del director de Policía Mario Layera acerca de la situación de inseguridad. "No da más que para preocuparse cuando dice que en algún momento los marginados serán mayoría", señaló. Además, subrayó como negativo el hecho de que Ministerio de Desarrollo Social no brinde información a Interior, por lo que el directorio del Partido Nacional decidió apoyar la convocatoria del Ministerio del Interior y del Mides al Parlamento.

Por su parte, el senador del Partido Independiente Pablo Mieres afirmó que las declaraciones de Layera "muestran una situación preocupante en varios sentidos". "Primero porque es contradictorio con la postura del Ministerio del Interior hace dos semanas en la interpelación donde se dijo otra cosa. Es alarmante que el director Nacional de Policía mande señales a las organizaciones delictivas como diciendo que van a ganar. Es lo peor que se puede hacer", subrayó Mieres.

En ese marco, enfatizó en que si ese es su pensamiento "debería renunciar". Y agregó que sus declaraciones muestran el fracaso de las políticas sociales.

Menos armas y rehabilitación

El diputado Felipe Carballo (Lista 711) dijo a El País que hay fallas en la rehabilitación de reclusos. "No es algo mágico, para que ocurra la persona tiene que querer rehabilitarse", indicó. Además es partidario de que la tarea quede en manos del Ministerio de Educación y no del Ministerio del Interior. El legislador trabaja para presentar un proyecto de ley que permita bajar la cantidad de armas que se permite tener a civiles. "Hay que retirar las armas de la calle y de las casas, que tengamos una legislación que permita hasta tres armas es un disparate", opinó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados