Publicidad

Denuncian por "violencia política" a senador de Cabildo Abierto, que tildó de "fascista" la paridad de género

Entre reproches, gritos y golpes en la mesa, Guillermo Domenech cargó contra la autora del proyecto, Gloria Rodríguez, que lo acusó de "retrógrado".

Compartir esta noticia
Guillermo Domenech
Guillermo Domenech, senador de Cabildo Abierto.
Foto: Archivo El País

Redacción El País
La Comisión de Derechos Humanos del Senado incorporó este martes una denuncia por "violencia política" contra el senador Guillermo Domenech (Cabildo Abierto), que protagonizó un duro enfrentamiento, en medio de gritos, reproches y golpes de mesa incluidos, con su colega nacionalista Gloria Rodríguez.

El episodio se desató cuando la comisión recibió a una delegación del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) encabezada por su presidenta, Mónica Bottero. El motivo era la discusión de un proyecto de ley que propone la instauración de una "participación política paritaria" entre hombres y mujeres en todos los cargos de representación y de gobierno en el Uruguay.

Los problemas comenzaron cuando Domenech comenzó a cuestionar la iniciativa. Allí dijo que responde a la "presión de grupos de interés" y que es propia de un "pensamiento fascista". Sus comentarios tenía como destinataria directa a su colega Rodríguez, la única firmante del texto, que se sintió inmediatamente aludida y reaccionó.

Comenzó entonces un intercambio de agresiones mutuo. Rodríguez consideró que la actitud de su colega responde a que "dejó fluir su pensamiento retrógrado", al acusarlo de pensar que las mujeres tienen "que quedar limitadas a determinadas actividades" y que no son "mujeres pensantes".

Tras la intensa discusión, Domenech dio un golpe con su mano sobre la gran mesa de la sala en la que sesionaba la comisión y se retiró. "Se lo agradezco, muchas gracias" le dijo a modo de despedida la presidenta de la comisión, Silvia Nane (Frente Amplio), saludando su salida.

El tema quedó en actas, con la constancia de una denuncia por "violencia política" ejercida por el senador, que en diálogo con El País efectuó sus descargos.

En su visión, la paridad de género es un forma de "representación corporativa", utilizada como una "muletilla por los que no se sienten con los votos necesarios para subsistir por sí mismos, con sus propios votos, en el Parlamento".

Domenech dijo que optó por retirarse de sala ante "el cariz que iba tomando" la discusión, y señaló que Rodríguez incurrió en referencias "totalmente inadecuadas" a su persona. "Rechazo que se personalice y no se discuta sobre el tema político de fondo", señaló. "A nadie le importa si soy o no conservador, le importa si tengo o no razón", sostuvo.

Domenech ya ha cuestionado en otras oportunidades este proyecto de ley. En octubre del pasado aseguró que se trata de una iniciativa inconstitucional, violatoria del artículo 8 de la Carta Magna, que consagra consagra el "principio de igualdad" y establece que "no habrá otra diferencia que la de talentos y virtudes".

En su visión, este tipo de proyectos "desvalorizan" a las mujeres . "Siguiendo con esta lógica, me pregunta por qué no fragmentar la representación por religiones, por profesiones, por etnias. ¡Menudo lío tendríamos!", había dicho en esa ocasión. El senador, que siempre reivindica su sangre mestiza, española e indígena, dijo no saber "en qué etnia" lo que tendrían que ubicar.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad