CUANTO ANTES

Cuestionan la demora en demoler Los Palomares

Informe de Cepal de 2005 ya había instado a realojar a las familias.

Complejo: Unidad Misiones.
Complejo: Unidad Misiones.

Vecinos de la zona de Casavalle cuestionaron la demora del gobierno para definir la demolición del complejo habitacional Los Palomares emplazado en ese barrio, dado que hace 13 años la propia Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) exhortó al gobierno a hacerlo.

Según informó ayer El Observador, el presidente de la República, Tabaré Vázquez, consideró en la reunión del martes sobre seguridad que el proceso para derribar las viviendas debe iniciarse cuanto antes. El matutino dijo que el presidente sostuvo que "si es necesario un decreto o resolución presidencial para que comience el censo en esas viviendas, él lo firma con celeridad".

Integrantes del Plan Casavalle dijeron ayer a El País que Vázquez tomó la decisión luego que se conociera que hombres armados desalojaron a familias para ocupar sus casas, una postura que afianzó tras las polémicas declaraciones del director nacional de Policía, Mario Layera.

Desde distintas ONG que prefirieron no ser nombradas en esta nota, indicaron que el gobierno demoró en adoptar la medida planteada ya en 2005 por la Cepal. El organismo internacional indicó en un informe de esa época que "si se pretende quebrar la lógica de gueto urbano, la demolición es uno de los pasos que hay que dar en esa dirección". El documento al que accedió El País, señala que es necesario "elaborar un programa de realojos para descomprimir la densidad de ocupación de las viviendas".

Actualmente en Los Palomares se calcula que viven unas 9.000 personas. El complejo de viviendas es el sitio de refugio de delincuentes de la zona que se reguardan dadas sus estrechas calles, lo que impide el ingreso de los efectivos policiales.

La ministra de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, (Mvotma), Eneida de León, dijo a radio Uruguay que la cartera ya comenzó a estudiar el realojo de 50 familias: "Lo fundamental es que hay que buscar realojos para esas familias, eso es una de las dificultades, hay que buscar terrenos, hay gente buena, trabajadora, en esos lugares que no corresponde que la desarraiguemos de sus lugares".

Por su parte, la alcaldesa del Municipio D, Sandra Nedov, indicó a El País que la medida anunciada "debe ser planificada y pensada, no puede ser de hoy para mañana". Nedov señaló que el cambio "nunca estuvo en la reprogramación de los gobiernos sucesivos y creo que esto es una buena medida porque logra terminar con ese diagnóstico de Cepal".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)