"DELGADA LÍNEA ROJA"

Cosse: "No deberíamos correr el riesgo de que se transforme la democracia en un Estado policial"

"Es una situación muy delicada, que no es freír y comer. Es un tema delicado porque hay cuestiones muy fundamentales del ordenamiento democrático", dijo la intendenta de Montevideo. 

Carolina Cosse y Álvaro Delgado. Foto: Francisco Flores
Carolina Cosse y Álvaro Delgado en conferencia de prensa días atrás. Foto: Francisco Flores - Archivo El País

La intendenta de Montevideo, Carolina Cosse, señaló este jueves que le "preocupa" cómo se va a reglamentar el artículo 38 de la Constitución, algo que anunció ayer de noche el presidente Luis Lacalle Pou para “limitar el derecho a reuniones cuando se esté notoriamente atentando contra la salud”. En ese sentido, Cosse advirtió que esta reglamentación tendrán que "evaluarla con mucho cuidado".

El artículo 38 indica: "Queda garantido el derecho de reunión pacífica y sin armas. El ejercicio de este derecho no podrá ser desconocido por ninguna autoridad de la República sino en virtud de una ley, y solamente en cuanto se oponga a la salud, la seguridad y el orden públicos".

Cosse dijo en rueda de prensa hoy que le "preocupa" dicha reglamentación, - que se legislará en ambas cámaras vía carácter grave y urgente mañana - porque "hay una delgada línea roja, que van a tener que analizar con mucho cuidado los parlamentarios". 

"Tengo mucha confianza en la bancada de senadores y diputados del Frente Amplio", remarcó Cosse, de quienes dijo que "manejan profundamente ese cuidado" porque "no deberíamos correr el riesgo de que se nos transforme la democracia en un Estado policial".

El secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, había declarado el lunes, -horas después del récord de nuevos casos diarios del domingo -: "Si hay algo que el presidente (Luis Lacalle Pou) no va a hacer es poner un estado policíaco, donde a cada uno le estén preguntando a dónde va y en qué condiciones sale, o que los vecinos denuncien porque sale, si va a trabajar o no va a trabajar, o si va a otra actividad social".

Respecto a si debería dicha reglamentación marcar plazos fijos, Cosse respondió esta tarde: "Capaz que sí". En tanto, agregó que "como política es un tema muy delicado, muy delicado", y agregó que le "preocupa" el tiempo que tendrá el Parlamento para analizar este asunto.

Consultada sobre si está en contra de la aplicación del artículo 38 en esta coyuntura de aumento de casos de COVID-19, dijo que "es una situación muy delicada, que no es freír y comer. Es un tema delicado porque hay cuestiones muy fundamentales del ordenamiento democrático".

Sobre si ve contradictorio que el presidente diga que está a favor de la libertad y se busque regular el artículo que establece el derecho de reunión, respondió tras una pausa: "Esa es una pregunta que hay que hacérsela al presidente".

La intendenta de Montevideo también respondió a la consulta de cómo vio las medidas que informó ayer Lacalle Pou en estos términos: "De todas las medidas que se anunciaron, la que tengan que ver con competencia de la intendencia las vamos a apoyar totalmente. Después hay otra cantidad de medidas que no son competencia de la intendencia y sobre las que en mi rol no me voy a expresar".

No obstante, reiteró un pedido que viene realizando el Frente Amplio y el Pit-Cnt desde el comienzo de la pandemia, la "necesidad" de implementar una renta básica universal porque "la emergencia económica y social es grande".

Respecto al sistema de transporte capitalino, Cosse dijo que está "muy tensionado", para lo cual buscarán un "monitoreo diario" de la ocupación de los ómnibus, cómo se trabaja en "horas pico" y si se cumplen los protocolos.

De todos modos, descartó que se reduzca el aforo en los coches porque "no se puede" porque si se baja el aforo 50% implicaría duplicar la flota y "tendríamos que levantar (el precio) del boleto, y eso no lo queremos hacer", remarcó

En ese sentido, hoy mantendrán una reunión para analizar la situación del transporte en Montevideo, horas después de que Lacalle Pou anunciara que se va a “generar un aforo máximo en el transporte interdepartamental al 50%" entre 21 de diciembre y 10 de enero.

"Deseo que podamos revertir la tendencia con todo mi corazón"

Cosse dijo que este jueves la comuna capitalina envió un proyecto a la Junta Departamental de Montevideo para aumentar "sustancialmente" las multas por incumplimientos de medidas de higiene y sanidad, así como para los que realicen fiestas clandestinas. El mínimo, en algunos casos, pasará de 2 UR ($ 2.582,88) a 10 UR ($ 12.914,4), mientras que aquellos que realicen fiestas clandestinas deberán pagar una multa de 54 UR ($ 69.737,76). "Vamos a ejercer el control para que haya realmente respeto a las condiciones de sanidad", resaltó.

Otra medida que enviará al Legislativo departamental próximamente es que la circunvalación de la Plaza Cagancha pase a llevar el nombre de Adela Reta, "una gran mujer del Uruguay", calificó la intendenta. "Es una medida de alegría", manifestó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error