ELECCIÓN DEPARTAMENTAL

Campaña violenta en Ciudad del Plata: denuncian golpes, patota y "mafia"

La candidata a alcalde de Unidad Popular, Yanina Bertoche, denunció que fue agredida por un grupo de militantes de Richard Mariani, candidato del MPP.

Patrullero pasando frente a la Escuela Técnica Alfredo Zitarrosa. Foto: Leonardo Mainé
Una dirigente de Unidad Popular denunció el fin de semana a un grupo de militantes vinculados al MPP en Ciudad del Plata. Foto: Leonardo Mainé

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Yanina Bertoche
es instructora de defensa personal, vecina de Ciudad del Plata desde hace más de 20 años y candidata a alcalde por Unidad Popular de esa localidad maragata de unos 40.000 habitantes que está en el límite con Montevideo. Allí estos días se vive una campaña electoral violenta. El domingo pasado ella pintaba un muro donde había un grafiti de la lista encabezada por Richard Mariani, candidato a alcalde del MPP. Justo pasó por el lugar una caravana de autos de esa agrupación y en pocos minutos todo se complicó.

Bertoche estaba en el lugar junto a otra militante, dos adolescentes y una niña de siete años. La caravana paró y se bajaron algunas personas. Primero le preguntaron por qué estaban pintando el muro “en relativo trato cordial”, según contó Bertoche a El País. Ella les dijo que los muros no son propiedad de nadie. “Pero después de eso se abalanzó la patota y todo se puso intenso”, dijo la candidata. Por los nervios del momento no sabe decir cuántos eran y lo mismo declaró en la comisaría, donde presentó una denuncia y ahora investiga la fiscalía. Pero sostuvo que no eran menos de 15 ni más de 30.

“Yo estaba preocupada de que no nos mataran, se nos venían encima como guerreros de una película. Fue horrible. Nos tiraron la pintura y a los chiquilines les pegaron piñas y patadas”, contó Bertoche, quien subió un video a su cuenta de Facebook de los instantes posteriores al episodio. A ella no le pegaron, pero sí a los muchachos. A uno de ellos, de 15 años, le tiraron una escalera arriba y le pegaron en los brazos, la pierna y en la boca, denuncian. Una foto de su boca lastimada está en Facebook. Según su relato, le dijeron que si filmaban “les daban un cuetazo”.

Bertoche no sabe si Mariani en persona estaba en el grupo. Ahora quedó con miedo: “Esto es una mafia, estoy muy asustada. Son violentos y hacen lo que quieren”.

A Mariani lo acusan de actitudes violentas en San José. Es candidato a alcalde por la lista 3040, dado que el MPP decidió no presentar listas propias en los municipios por problemas internos que se arrastran desde hace varios años. Se trata de un activista social (encabezó la campaña que exigió la destitución del exresponsable de seguridad de la selección, Miguel Zuluaga, por participar en actos represivos en la dictadura) y además es barra de Peñarol.

El año pasado fue condenado por incidentes ocurridos afuera del Parque Central antes de un clásico femenino. Aún cumple una pena de libertad vigilada por un delito de violencia privada y de daño agravado en régimen de reiteración real. Unos años antes, en 2016, perdió un ojo por una bala de goma en incidentes con la Policía en Argentina en un partido entre Peñarol y Huracán por la Copa Libertadores. “Allá la policía es mucho más violenta”, justificó en una entrevista con el Portal Ecos. Otro recordado episodio lo vincula a la historia aurinegra: en 2011 eludió a la seguridad del Centenario, se tiró a la cancha y abrazó a Antonio Pacheco.

El senador del MPP Eduardo Bonomi y su esposa, la diputada Susana Pereyra, participaron del lanzamiento de la campaña de Mariani a principios de agosto. Pero hoy su papel preocupa en la dirigencia local del Frente e incluso en la del MPP, dijeron fuentes de la coalición de izquierda a El País. Un dirigente del sector, quien pidió no ser identificado por temor a represalias, afirmó que “preocupan mucho los métodos” y que “no son fáciles los antecedentes” de Mariani. “Este episodio se hizo público, pero hay más”, indicó. Bertoche afirmó, a su vez, que en el FA le contaron que hace tiempo “trabajan para ver cómo pueden solucionar a esta barrita de desadaptados”.

Unos días antes del episodio con Unidad Popular, dirigentes del Partido Nacional pidieron al Frente que mediara porque la gente de Mariani les estaba bajando los carteles.

A principios de agosto, además, circuló en Ciudad del Plata una carta de frenteamplistas que iba a ser enviada al presidente de la fuerza, Javier Miranda. Allí, según una copia a la que accedió El País, se expresa “preocupación y disconformidad” sobre el candidato a alcalde “ya que está cumpliendo condena por hechos violentos”. Según publicó el portal maragato Visión Ciudadana, la carta no llegó a Miranda debido a que desde el grupo político denunciado transmitieron “la inconveniencia” de que eso se hiciera público.

El País le envió mensajes y llamó a Mariani, pero no obtuvo respuesta. El dirigente emitió un comunicado donde repudia la situación ocurrida el fin de semana, dice que no participó ni incitó lo ocurrido y declara: “La violencia es deplorable, venga de dónde venga y se dirija a quien se dirija”.

El Frente rechazó episodio violento

El comando del Frente Amplio de San José emitió un comunicado en el que “rechaza enfáticamente cualquier expresión de violencia e intolerancia”. Y exhorta “a reflexionar y velar por el cuidado de los principios de convivencia democrática y transitar la campaña en un clima de respeto y tolerancia”.

En tanto, Unidad Popular emitió una nota en la que dice que el hecho “nos retrotrae a prácticas que no se condicen con las ideas de solidaridad y justicia que otrora se predicaran desde el Frente Amplio”. Luego agregan: “Hemos sabido diferenciar a los oportunistas y cobardes de los militantes honestos y respetuosos”.

Lo de Ciudad del Plata no fue el primer episodio violento de la campaña. Hace algunos días un grupo de militantes del Frente colgaba carteles en Salto cuando fue atacado. A uno de ellos lo apuñalaron.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados