LA ENTREVISTA DEL DOMINGO

Beatriz Argimón: "La generación del 83 está construyendo una apertura en el partido"

En los primeros meses del nuevo gobierno la agenda política se concentró en el Parlamento. Como nexo con el Poder Ejecutivo y liderando el Senado, Beatriz Argimón preside el debate.

Beatriz Argimón, vicepresidenta de la República. Foto: Leonardo Mainé
Beatriz Argimón, vicepresidenta de la República. Foto: Leonardo Mainé

En los primeros meses del nuevo gobierno la agenda política se concentró en el Parlamento. Todo comenzó con la ley de urgente consideración donde oposición y oficialismo estrenaron roles. En días ingresará la Rendición de Cuentas y luego el Presupuesto Quinquenal. Se trata de tres normas claves que definirán los cinco años de gobierno. Como nexo con el Poder Ejecutivo y liderando el Senado, Beatriz Argimón preside el debate.

-El debate por la ley de urgencia fue la primera tarea del nuevo Parlamento. ¿Qué se aprendió de todo esto?

-Era un proyecto del Partido Nacional. Me tocó ser protagonista desde el comienzo. Con el profesor Pablo da Silveira nos tocó hablar con todos los partidos de la coalición. Después el presidente me pide que ingrese el texto de manera simultánea a todas las bancadas parlamentarias. Fui recorriendo todo el proceso. Cuando realmente llega a la Cámara, hubo un tema que pasó inadvertido: fue la primera vez que los legisladores de la coalición de gobierno -muchos de ellos no se conocían entre sí- trabajaron juntos un cuerpo normativo con más de 500 artículos.

-¿Qué utilidad tendrá ese vínculo para los próximos años de gobierno?

-Parte de lo que he observado es que se han sentado las bases para el trabajo de la coalición parlamentaria. Es importante para mantener un diálogo fluido en el trabajo de las comisiones.

-Por efecto del coronavirus las principales figuras de la oposición están en sus casas, aunque operando.

-Sí, eso también permitió que otros liderazgos también tuvieran su espacio y se les viera muy fuertes en la negociación trasladando la posición de su partido. Lo que trascienden son los diferendos con el Frente Amplio y dentro de la oposición, pero hubo otros aspectos que se vieron en lo cotidiano del debate que son importantes y van a marcar características de este período parlamentario.

-¿Cuánto va a durar la coalición?

-Sería muy difícil predecirlo. Hay algo que se percibió en el último mes de trabajo y es que todo el mundo apuesta a que la coalición tenga larga vida. Hay un grado de convencimiento sobre el proyecto país que hoy está más fuerte que en el momento que suscribimos el compromiso. Ya estábamos convencidos que ese era el camino a transitar pero, desde el Parlamento, todo esto sirvió. Yo no integro ninguna comisión pero iba todos los días (a la Comisión Especial) y percibí una convicción muy fuerte de que estamos construyendo juntos un proyecto de país.

-¿Va a ser difícil marcar perfiles para salir a buscar votos?

-No. Esta es una coalición en la que hay ejes temáticos que trabajamos todos juntos. Tenemos miradas parecidas en muchos temas, pero también tenemos nuestras diferencias y nos respetamos. Lo que se marcó desde el comienzo fue cuidar que cada partido mantuviera su identidad. Habrá quienes realicen en su momento planteos que tienen que ver con temas y ejes específicos que usen para diferenciarse desde su punto de vista. Este es un proceso novedoso para mantener la identidad partidaria. Lo que se negoció desde el principio fue un acuerdo programático.

-¿Cómo lo ve al presidente Lacalle Pou?

-Lo veo asumiendo un rol de conducción muy fuerte y sereno. Los hombres de Estado se caracterizan por esa serenidad y aplomo.

-¿Cómo ve a la oposición?

-En los primeros tiempos la vi un poco desorientada, asumiendo un rol que no tenía desde hace 15 años. Por tanto, un poco desconectada con lo que iba a ser el relacionamiento con un gobierno que no es de ellos. A raíz del debate sobre la LUC empieza a establecerse la dinámica de la oposición y el oficialismo.

-¿Se está preparando para el debate sobre el Presupuesto?

-Sí. Primero la Rendición de Cuentas y luego el Presupuesto. Este va a ser un año de mucho intercambio fuerte con miradas de país distintas. La tónica tiene que ser el diálogo y la negociación.

-Hace pocos días ocurrió una movilización en la que los manifestantes no aceptaron dialogar con usted y el presidente de la Cámara de Representantes, Martín Lema. ¿Qué está pasando?

-Venimos con movilizaciones desde enero. La manifestación respetuosa nos parecen bien, está en la base de la democracia. Este va a ser un año de mucha movilización. Hay mucha identificación de la central de trabajadores con el gobierno anterior; es notorio, no digo nada nuevo. Eso implica un ejercicio que muestra un acompañamiento a lo que la oposición va a plantear en el debate.

-¿El sindicalismo es un socio del Frente?

-Sin lugar a dudas ha sido, mayoritariamente, aunque han planteado diferencias en el gobierno del Frente Amplio, es notorio que tiene más diferencias con nosotros.

Beatriz Argimón, vicepresidenta de la República. Foto: Leonardo Mainé
Beatriz Argimón, vicepresidenta de la República. Foto: Leonardo Mainé

-¿Estas movilizaciones no se las harían al Frente Amplio?

-O se lo harían de manera diferente. Desde la época electoral hubo un mirarnos distinto, sin lugar dudas. A los pocos días de gobierno ya teníamos un cacerolazo, se nos van advirtiendo medidas de manera permanente aún en momentos en que estamos llevando adelante el combate contra la pandemia. Me parece que no tenemos tiempo para demorar debates que posicionen al país en el siglo XXI, son reformas que han tardado mucho, hay que aggiornar el debate político de nuestro país.

-Imagino que para usted debe ser difícil votar a un candidato de Cabildo Abierto.

-Me resulta muy importante, como nacionalista, esta modalidad de coalición que prioriza una agenda a ir todos como entremezclados. La coalición que llega a puntos de acuerdo manteniendo la identidad es clave para ver cómo transitamos. Cada uno va a seguir trabajando por mantener un partido fuerte y el mejor de los candidatos para ofrecerlo a la ciudadanía.

-Mucha gente cree que la tarea del parlamentario no es importante y que además, ganan mucho. ¿Cómo se mejora la imagen?

-Yo soy de la generación de 1983, teníamos la idea de que había algo que nos unía más allá de los partidos. Tenemos que trasladar a las nuevas generaciones el cuidado de la democracia. Yo quiero que la gente sepa lo que se hace en el Parlamento. La tecnología nos da muchas herramientas. La gente tiene que ver lo que se hace, hay que pensar en una nueva forma de comunicación. La gente quiere esta casa, pero no sabe lo que pasa en su interior.

-¿Usted representa la izquierda dentro del Partido Nacional?

-Siempre me interesó trabajar los distintos temas sociales. Lamentablemente durante mucho tiempo se creyó que los nacionalistas no podíamos militar o reivindicar los temas sociales.

-¿Eso lo planteó la izquierda o el Partido Nacional?


-La izquierda lo manejó muy bien estratégicamente. El Partido Nacional no reaccionó de manera clara. Eso forma parte de una autocrítica personal que la he compartido con muchos compañeros de mi generación. Como dijo Wilson, “no soy de izquierda ni de derecha, soy nacionalista”. Siento que soy nacionalista en cada cosa que hago.

Legisladores de la coalición en el Parlamento. Foto: Twitter Beatriz Argimón
Legisladores de la coalición en el Parlamento. Foto: Twitter Beatriz Argimón

-¿Se puede pensar que usted asume un rol y el presidente otro?

-Puede ser que lo vean así y capaz que es. Yo milito desde los 17 años y tengo 58, no paré nunca. Siempre con temas que construyeron mi personalidad: los niños, las mujeres, los Derechos Humanos, el Medio Ambiente o la cultura. Me siento muy cómoda en el Partido Nacional, es mi partido. Siempre tuve mi espacio, de pronto era la díscola, la que planteaba temas que sacudían la estructura. Muchas veces me vieron como interpelando al partido. Yo les recuerdo a los jóvenes que nosotros les decíamos a los líderes lo que nos pasaba. Milité en la Secretaría de Asuntos Sociales, conocí a Wilson Ferreira, quien se sentaba a conversar con los que estábamos en ese lugar.

-El pasado 20 de mayo se colgaron en la sede del Directorio dos imágenes, una de Héctor Gutiérrez Ruiz y la otra de Cecilia Fontana de Heber.

-Siento que desde la presidencia de Luis Alberto Heber, la mía y ahora la de Pablo Iturralde, que está hablando todo el Partido Nacional. La generación de 1983 ha construido esta apertura para bien de todo el partido.

-Usted cree que la derecha del partido Nacional se fue para Cabildo Abierto?

-No, el partido trabajó todo junto. Eso nos hizo ganar. Desde la presidencia de Heber y luego en la mía dijimos: hay miradas distintas dentro del nacionalismo, tenemos que hablarles a todos. Apostamos a la fibra blanca para unir fuertemente al partido. Hubo un trabajo de base donde todo el mundo tuvo un lugar.

Legisladores permitieron enfrentar al coronavirus

-¿Cómo golpeó la pandemia en el Parlamento?

-En los primeros días de marzo me dije hay que dar todo para que este Parlamento siga funcionando en este momento de emergencia sanitaria. Siempre hay mucha energía en los primeros tiempos. En medio de toda esa efervescencia apareció el Covid. Había que dar la señal a la ciudadanía de que acá se seguía trabajando. Acompañaron todos los partidos políticos. Acá pararon los funcionarios, hicieron turnos mínimos, había muy pocos secretarios, los que siempre estuvieron fueron los parlamentarios. Esa fue una buena señal. Además, viene el mensaje desde el Poder Ejecutivo con la iniciativa de bajar un 20% el salario de los funcionarios que ganaran en ese momento más de $ 80.000. Oposición y el oficialismo levantaron la mano. Eso llama la atención para los que nos miran desde el exterior. El Parlamento uruguayo no paró.

“Yo no me planteo ser candidata presidencial”
Beatriz Argimón, este jueves en conferencia de prensa en Torre Ejecutiva. Foto: Pablo S.Fernández

-¿Le gustaría ser la candidata del Partido Nacional?

-Yo eso no me lo planteo.

-¿No?

-Tengo un compromiso muy fuerte con el proyecto de Luis. Trabajo para que este sea un excelente gobierno, modernizador, cercano a todo el territorio. Esa es mi prioridad. Recién arrancamos. Queremos fortalecer liderazgos jóvenes. Los tiempos que vienen van a tener códigos modernos, ágiles, donde la tecnología manda. Es muy importante renovar los cuadros partidarios.

-¿El Partido Nacional tiene jóvenes para la renovación?

-Hay una historia sostenida en los últimos años, mediante las elecciones de los jóvenes, que ha favorecido la aparición de jóvenes mi-litantes en todo el país. Falta abrir auténticos espacios para esos jóvenes de manera más significativa, en el Directorio con representación de los sectores y teniendo protagonismo en las estructuras políticas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados