DISCUSIÓN PARLAMENTARIA

Ley de urgente consideración: bancarización crispó debate en el Senado

En la LUC se plantean varios cambios a la inclusión financiera, una de las principales banderas de los gobiernos del Frente Amplio.

La comisión especial trata hoy 80 artículos de la LUC que fueron desglosados ayer. Foto: Leonardo Mainé
La comisión especial trata hoy 80 artículos de la LUC que fueron desglosados ayer. Foto: Leonardo Mainé

Antes de lo previsto: en dos días se aprobaron la mayoría de los 490 artículos de la ley de urgente consideración en comisión especial del Senado. El Frente Amplio se opuso a cambios en seguridad, educación y al derecho de ocupación de empresas. Pero fue la bancarización lo que más controversia generó al abrir un debate sobre si los gobiernos de izquierda favorecieron a la banca privada.

En la LUC se plantean varios cambios a la inclusión financiera, una de las principales banderas de los gobiernos del FA. Por ejemplo se habilita el pago en efectivo en transacciones de hasta US$ 100.000, así como la autorización para compras directas por hasta $ 500.000 en efectivo y la posibilidad de que comercios hagan descuentos por uso del papel moneda.

El Frente se opuso a las modificaciones por considerar que constituyen “una marcha atrás en un proceso que viene impulsando la inclusión financiera”, de acuerdo a lo expresado por el senador Mario Bergara. En ese marco, calificó de “exceso” el tope de US$ 100.000 y una “señal negativa” en la prevención del lavado de activos.

Bergara dijo que los cambios favorecen la “opacidad” y la senadora blanca Graciela Bianchi lo rebatió. Pero las diferencias en torno al tema subieron de tono luego que el senador de Cabildo Abierto Guillermo Domenech diera a entender que los que no votaban estos cambios defendían intereses de la banca privada.

“Cada vez que se trate este tema queremos decir que políticamente entendemos que esta ley de inclusión financiera es la rendición del sistema político a la banca internacional y a los grandes poderes de las finanzas”, aseguró el legislador según la versión taquigráfica a la que accedió El País.

Domenech señaló como argumento que los partidos que integran la coalición se comprometieron ante su electorado a reclamar la “libertad financiera”. Esto valió la intervención del Partido Independiente, que aclaró que no era su caso. Además, Domenech usó el término “esclavitud financiera” como sinónimo de la inclusión financiera. En la misma tónica, el senador nacionalista Sergio Botana consideró que no está en el Parlamento para votar “en función de los intereses de la banca internacional (...) Me gustaría saber cuánto pagan los bancos por todo el dinero que pasa por ellos”, añadió. Por su parte, el senador Sergio Abreu (Partido Nacional) contestó a Bergara, al afirmar que en el Plenario de Cámara dirá quién fue “el rey de la opacidad”, en alusión al Frente Amplio.

Las intervenciones del oficialismo motivaron una respuesta del senador comunista Óscar Andrade, quien dijo alegrase al escuchar al Partido Nacional y a Cabildo Abierto “hacer referencia a lo estricto que se va a ser con la banca”. Con tono irónico insistió: “La idea es que la retórica se junte con una práctica consistente”.

A pesar de decir que no quería entrar en debates, el senador del MPP y exministro del Interior Eduardo Bonomi afirmó que se sintió “obligado” a intervenir “porque se dicen cosas que no tienen el menor asidero”. Después de sus palabras se escucharon dialogados y otra vez habló Bonomi: “Han dicho cualquier disparate y los escuchamos callados, así que pueden callarse y escuchar”.

Fue entonces que el presidente de la comisión especial, Gustavo Penadés (blanco) pidió “guardar el estilo” y amparó en el uso de la palabra al senador Bonomi. “Hemos oído cualquier cosa. Tratar de hacer creer que se está contra la banca por votar contra la inclusión financiera y que los que resolvimos sobre la inclusión financiera somos agentes de la banca internacional, que la estamos defendiendo, es un disparate”, dijo.

Bonomi preguntó por qué no se discuten las tasas de interés de los bancos si lo que se quiere es afectar la banca. “Intentan decir que están en contra (de la banca), pero en realidad no lo están”, dijo. Como broche, llamó a tener un debate serio sobre el tema planteado: “Que no se moje la oreja y después se pretenda que nos quedemos callados”.

A su turno, Bergara aseguró que “no fue durante los gobiernos del Frente que se salvaron masivamente los bancos y no fue durante los gobiernos del Frente que se hicieron compras de carteras podridas por montos multimillonarios”.

Legítima defensa: alertan por muertes

La ley de urgente consideración amplía el concepto de legítima defensa a una “proximidad razonable” de la casa y a zonas como terrazas, azoteas, barbacoas y los parrilleros. El cambio no es bien visto por el Frente Amplio que alertó sobre posibles excesos.

La senadora de la Vertiente Artiguista Amanda Della Ventura aseguró que la modificación “es grave” porque da la señal que “la gente se quede tranquila porque ahora va a poder tener armas y va a responder si viene alguien a atacarla (...) Sin embargo, con esa señal, la historia lo va a decir y ojalá nos equivoquemos, que van a producirse, de pronto, muchas muertes”, manifestó en la comisión especial del Senado. El FA entiende que con esta medida se impulsa la adquisición de armas, por lo que no apoyó el artículo. Además se votó en contra de aumentar las penas a menores en general, salvo en el caso del narcotráfico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados