Elecciones 2019

Aumentó el desencanto hacia los políticos a un año de elecciones

Todos los principales dirigentes recogen más rechazo que simpatía, según Equipos.

Por Arotxa
Por Arotxa

Dale, apurate, m’hija", le dijo José Mujica a una joven italiana que preparaba su teléfono para sacarse una selfie con el exmandatario. La chica —de no más de 25 años— empezó a temblar. Su estado de shock sorprendió a Mujica, que al verla emocionada e inmovilizada, cedió a dedicarle unos minutos más. "Bueno, m’hija. ¡Bueno! Tranquila que no pasa nada", le dijo el líder frenteamplista intentando calmarla.

El episodio ocurrió en el Festival de Venecia en los primeros días de setiembre. Mujica viajó a presentar dos películas sobre su vida. Como en cada salida suya al exterior, miles de seguidores hacen filas y se amontonan en busca de un abrazo, una foto o tan solo un autógrafo.

Un reconocimiento similar recibió el presidente Tabaré Vázquez en la reciente gira por Nueva York. Y también lo vive Julio María Sanguinetti cuando sale del país para ofrecer sus conferencias.

La Vertiente quiere una decisión rápida y terminar con la "danza de nombres". Foto: Archivo El País
Daniel Martínez. Foto: Archivo El País

Sin embargo, la fama mundial de los políticos uruguayos no tiene nada que ver con la visión que la ciudadanía local tiene sobre ellos.

Todo lo contrario. La valoración sobre los principales dirigentes está en caída. Incluso, más: en la última medición de Equipos Consultores, a la que accedió El País, todos tienen popularidad negativa.

Esto ocurre porque la antipatía que generan en la ciudadanía es mayor a la simpatía que recolectan.

El descreimiento en la política va en aumento, según el estudio realizado entre el 17 de agosto y el 3 de setiembre, escenario que se da a casi un año de las elecciones.

Una de las caídas más marcadas es la del presidente Vázquez. Su simpatía pasó de 40% a 37% y el saldo de popularidad cayó de -6 a -9 puntos. Mujica y Martínez registraron una caída similar de la simpatía.

Dentro de los frenteamplistas, el ministro de Economía, Danilo Astori, es el más impopular con una aceptación de 20% y un rechazo de 62%. Este nivel de antipatía es similar al que tuvo Raúl Sendic cuando se descubrió su titulo falso.

Luis Lacalle Pou. Foto: Francisco Flores
Luis Lacalle Pou. Foto: Francisco Flores

En el caso de la ministra de Industria, Carolina Cosse, aún tiene un alto grado de desconocimiento en la población (38%) y solo un 13% de los consultados dijo que le genera simpatía. La antipatía de la ministra está en 34%, con un saldo neto de popularidad de -21.

Autocrítica.

Si bien hay una alta intensidad de actividades político partidarias, es cierto que los equipos de campaña de los diferentes partidos no prendieron los motores a toda marcha.

De igual modo, las cúpulas centrales de las diversas colectividades son conscientes de este escenario. Saben que la campaña electoral será muy compleja y dura.

"En momentos de incertidumbre hacia adelante y de disconformidad sobre la actualidad, es lógico que el peso caiga sobre los políticos. Sobre todos", comentó Luis Lacalle Pou a El País. El precandidato recibe 27% de aprobación y 53% de antipatía.

Es su segundo intento para llegar al gobierno y confía en revertir la situación. "En campaña electoral la ciudadanía naturalmente separa responsabilidades y hace su opción. La coherencia, ser genuino y decir la verdad de lo que se piensa hacer en el futuro es nuestra forma de generar confianza", agregó.

Verónica Alonso: precandidata volvió a encender la polémica por el HPV. Foto: Darwin Borrelli
Verónica Alonso. Foto: Darwin Borrelli

Una postura similar tiene otra precandidata, la senadora Verónica Alonso, quien sostiene que el descreimiento se ha dado por las promesas que los dirigentes hacen y no se cumplen, pero también por seguir con las "viejas prácticas" políticas.

"Hoy los políticos están buscando su propio acomodo, su camino individual", dijo, y sostuvo que ella se considera fuera de ese grupo.

"Yo no me siento parte de esos que están dentro de esas viejas prácticas. Yo decidí candidatearme para romper con el statu quo", remarcó.

El nuevo.

Ernesto Talvi es la figura más nueva que entró a competir por la presidencia. El economista lanzó su precandidatura en el Partido Colorado los primeros días de agosto.

En el estudio de Equipos Consultores es el único que mejora levemente. Sube la simpatía de 4% a 7%. Incluso mejora su saldo de popularidad aunque aún se mantiene en negativo: pasa de -16 a -12.

A pesar de esto aún tiene un alto porcentaje de desconocimiento: 64% de los consultados dijeron que no lo conocen. Y por eso diseñó una intensa gira por todo el país.

El nuevo grupo colorado, "Ciudadanos", apuesta a redignificar la política, dijo Talvi a El País. Desde el arranque le transmitió de forma categórica a Sanguinetti que no quería ni su apoyo, ni su estructura partidaria para la interna.

Ernesto Talvi. Foto: Francisco Flores
Ernesto Talvi. Foto: Francisco Flores

"Nosotros reivindicamos la política, no somos antisistema. Creemos que una democracia vibrante precisa partidos fuertes y ciudadanos que confíen en el proceso político para resolver los problemas del país, que son los problemas de los ciudadanos", opinó.

Talvi sostiene que la única forma de recuperar a los desencantados de la política y los políticos es con autenticidad y verdad. Y propuestas reales.

"Vamos con la verdad, y por eso le decimos a la gente que no tenemos soluciones mágicas a los problemas del país, sino propuestas serias", sostuvo el economista.

Con sus 82 años, Sanguinetti saltó a la arena política nuevamente con el fin de revitalizar el partido y aportar para lograr ganarle al Frente Amplio.

Su entrada tuvo gran éxito según las encuestas de opinión. En el estudio de Equipos, el dos veces jefe de Estado tiene un saldo de popularidad de -21. Sin embargo se mantiene sin perder simpatía del electorado, con 27%. Esto lleva a que sus correligionarios lo presionen para que revierta su decisión de no competir en la interna.

Calavera no chilla.

El dirigente sindical Richard Read ha estado identificado con el Frente Amplio. Incluso en la campaña de 2009 formó parte del equipo de Danilo Astori para la elección interna.

Sostiene que el descreimiento hacia los políticos se palpa, como también hacia algunos sindicatos. El Poder Legislativo y los sindicatos son de las instituciones con menor nivel de credibilidad, según otro estudio de la consultora Factum.

Richard Read. Foto: Marcelo Bonjour
Richard Read. Foto: Marcelo Bonjour.

A pesar de eso, Read entiende que Uruguay está lejos del caer en el eslogan argentino "que se vayan todos". Para él eso pasa porque los ciudadanos locales son menos activistas.

"El uruguayo no gargantea porque no le da la nafta. Es vengativo en el silencio, por eso lo de calavera no chilla, pero junta bronca", dijo a El País.

Sostuvo que el actual descreimiento hacia la política es peligroso para el sistema democrático. En su opinión, la elección de octubre de 2019 va a ser crucial. Gane quien gane va a suponer un recambio en todo el sistema, dijo.

EL RANKING DE POLÍTICOS

¿Quiénes son los más populares?

La simpatía hacia los políticos no se traduce linealmente en votos. Pero permite tener una orientación sobre qué futuro pueden tener. En los recuadros se ve la simpatía general de los políticos, y los saldos netos de popularidad (simpatía menos antipatía) del estudio de Equipos consultores. Al analizar por partido, la simpatía solo de los frentistas hacia Mujica es de 78%, Martínez recibe 48% y Cosse 24%. En los blancos lidera Lacalle Pou con 59%, seguido de Larrañaga con 38% y Alonso con 26%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º