LA MARCHA DE LA PANDEMIA

Argentina da marcha atrás y no abre aún las fronteras

Uruguayos iban a poder entrar desde hoy, pero no se terminan de definir los aspectos sanitarios para prevenir contagios de COVID-19.

Llegada de pasajeros de Buenos Aires durante la pandemia del COVID-19. Foto: Marcelo Bonjour (archivo)
Llegada de pasajeros de Buenos Aires durante la pandemia del COVID-19. Foto: Marcelo Bonjour (archivo)

Aunque hace varios días se anunció la apertura de los pasos terrestres de Argentina con Uruguay a partir de hoy lunes -por los tres puentes binacionales-, Migraciones del vecino país resolvió en las últimas horas mantener cerradas las fronteras. Así lo informaron a El País fuentes consulares. Los motivos esgrimidos por el vecino país fueron “cuestiones sanitarias”.

Este lunes, el ministro de Turismo Tabaré Viera dijo que “en las próximas horas” se pondrá en contacto con el embajador de Uruguay en Argentina para hablar sobre la apertura de fronteras. “Vamos a ver cuáles son los planes que tiene Argentina. Vamos a estar en contacto con el señor embajador (Carlos) Enciso en las próximas horas, y seguramente Cancillería porque también es un tema de Relaciones Internacionales poder informarnos alguna cosa”, dijo en rueda de prensa recogida por Canal 5.

El anuncio de la apertura de las fronteras a partir de hoy  fue realizado, entre otros, por el embajador uruguayo en Argentina, Carlos Enciso y por la Directora Nacional de Migraciones de Argentina, Florencia Carignano. Y esto provocó una catarata de consultas de compatriotas que pretendían viajar a Buenos Aires a hacer turismo, entre otras cosas para aprovechar una situación cambiaria favorable por la depreciación del peso argentino.

Enciso se reunió el miércoles de esta semana con el presidente Luis Lacalle Pou para conversar estos temas y a la salida de la Torre Ejecutiva dijo a Subrayado (Canal 10) que lo único que faltaba definir eran “los requisitos sanitarios, cuarentena mediante”, que se iban a exigir para que los uruguayos pudieran volver a viajar a Argentina. Y que la apertura de fronteras también se haría con Chile y Brasil. Sin embargo, la última resolución del gobierno de Alberto Fernández deja incambiada, por el momento, la situación con estos dos países también.

De esta manera, el vecino país mantiene el régimen vigente hasta ahora, el cual permite el ingreso a nacionales y residentes (máximo 1.700 viajeros por día incrementándose los fines de semana), pasajeros con visa emitida por Argentina (excluyendo de turista) y cónyuges, parejas de hecho, padres, hermanas, hermanos o hijos de nacionales argentinos.

A fines de 2020 Argentina permitió el arribo de pasajeros provenientes de los países limítrofes (Brasil, Uruguay, Paraguay, Chile y Bolivia) por vía aérea y marítima, para hacer turismo únicamente en la ciudad de Buenos Aires y alrededores, a través del aeropuerto de Ezeiza y por vía fluvial al puerto de Buenos Aires. Pero debido al empeoramiento de la situación sanitaria en la región (y sobre todo la interna), el 25 de diciembre volvió a suspender el ingreso de turistas. Luego fue que se manejó la fecha del 6 de setiembre.

Uruguay se anticipó y ya habilitó el ingreso de argentinos a partir de este mes, aunque solo para los propietarios de inmuebles y sus familias, muchos de los cuales ya se encuentran en el país, sobre todo en Maldonado

Preocupación.

La apertura de fronteras y la posibilidad de que los uruguayos vuelvan a cruzar hacia Argentina preocupa a los intendentes y comerciantes del litoral (Salto, Paysandú y Río Negro) por las compras que realizan del lado argentino. “Hubo momentos en que se pasaba masivamente y los uruguayos llegaban con el tanque lleno, ropa y comestibles y eso con el tiempo afecta las ventas”, declaró esta semana a El País el intendente de Salto, el frenteamplista Andrés Lima.

En tanto, el intendente de Río Negro, el nacionalista Omar Lafluf, anticipó que haría un planteo al Ministerio de Economía y al secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado por el mismo tema.

“Estamos totalmente de acuerdo con la apertura de fronteras, pero pretendemos que se tenga en cuenta lo que ha pasado en estos tiempos, donde en nuestro caso el comercio aumentó 28% en la medida de que la gente no puede ir a comprar al otro lado del puente”, señaló Lafluf.

Para los uruguayos, el vecino país está un 34% más barato incluso que antes del cierre de fronteras, según el Observatorio de Coyuntura Económica de la Universidad Católica del Uruguay (OCE). El instituto anotó que Argentina es el principal origen de nuestro turismo receptivo: 56% del total.

Hubo 1.100 solicitudes para venir a Uruguay

Según fuentes oficiales, se recibieron 1.100 solicitudes y se denegaron 70 para ingresar desde Argentina a Uruguay. Como informara El País, el gobierno abrió las fronteras a partir de este mes para propietarios de inmuebles y sus familias. Y de mantenerse la situación sanitaria, extenderá la medida a todos los no residentes a partir de noviembre, para favorecer la temporada de verano. En ambos casos, los viajeros deberán estar vacunados contra la COVID-19.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados