La entrevista del domingo

Antía: “Los militares no están de acuerdo con patrullar”

Enrique Antía, precandidato por el Partido Nacional.

Enrique Antía. Foto: Darwin Borrelli
Enrique Antía. Foto: Darwin Borrelli

Fue el hombre elegido de algunos intendentes blancos para salir al ruedo a competir en la interna. No les gustaba ni Luis Lacalle Pou, ni Jorge Larrañaga, y con Verónica Alonso no alcanzaron un acuerdo. Enrique Antía es el precandidato en la interna blanca por el sector “Mejor País” y en una entrevista con El País dijo que la suya es la única candidatura que tiene gestión y cosas concretas para mostrar. Lo del resto son solo discursos, declaró.

-¿Qué no le gustó de los precandidatos blancos que había que lo llevó a lanzar su propia opción?

-A mí no, al grupo de los intendentes. Vimos que el Partido Nacional no avanzaba con las candidaturas que tenia y había espacio para generar una tercera opción y fortalecer el partido para ganar el gobierno. Decidimos salir también apoyados en estudios de opinión que nos decían que había un montón de blancos que querían una tercera opción.

-Pero una tercera opción ya había. Estaba Verónica Alonso que salió antes que ustedes.

-Bueno, una tercera opción pero que nosotros creíamos que no era la que iba a arrastrar gente.

-Ustedes conversaron con ella para hacer un acuerdo, ¿en que quedó?

-Siempre están las posibilidades. Lo concreto es que el grupo de los intendentes arrancó un camino propio. No hemos roto las conversaciones anteriores. Hay mucha gente que está esperando un cambio en la dirigencia partidaria y la propuesta nuestra desde el interior les llama la atención.

-Dice que percibe la necesidad de un cambio de dirigencia. ¿Ve agotados a Lacalle Pou y Larrañaga?

-No es que los vea agotados, es que cada uno tiene su propuesta. Nosotros por lo pronto estamos gobernando. Estamos decidiendo y estamos tomando acciones y medidas, y tenemos una cercanía con la decisión. El grupo de los intendentes tiene gestión para mostrar y tiene cercanía con la gente. No somos solo discurso, porque tenemos para mostrar, la gente está bastante harta de los discursos porque se le ha prometido mucho.

-Su gestión en Maldonado, ¿es un ensayo para un gobierno nacional?

-No, sería muy vanidoso decir eso. Los compañeros me eligieron a mí por ser el más conocido. Yo gané la intendencia de Maldonado con tres ideas fuerzas: “Vuelve Antía, vuelve la seguridad”, “Vuelve Antía, vuelve el trabajo” y el Maldonado solidario. Fueron tres puntas que nos permitieron ganar el gobierno. Algunas de esas cosas las llevaremos a la campaña. Está claro que seguridad y empleo son los dos temas grandes para el país.

-¿Le da importancia a las encuestas?

-Son una foto de un día y hay diferentes encuestas. Unas dan una cosa y otras dan otra cosa. Cada vez es más difícil para las encuestadoras explicarse, porque el período pasado le erraron casi todas. Pero es una señal. Lo que importa son las tendencias. Y me parece que no darle importancia sería ridículo.

-La foto hoy lo ubica por debajo de los tres: Lacalle, Larrañaga y Alonso están arriba suyo…

-Sí, pero hay otras que me dan arriba, entonces hay que mirar todo. Las encuestas son para mirar, pero no para manejarse con ellas. En la elección pasada me daban lejos atrás y terminé ganando.

Enrique Antía. Foto: Darwin Borrelli
Enrique Antía. Foto: Darwin Borrelli

-¿Va a dejar la intendencia para la campaña?

-Voy a seguir siendo intendente hasta que la ley me lo permita. Hasta junio.

-¿Cree que está bien hacer campaña siendo intendente al mismo tiempo?

-¿Por qué no? Si la ley me lo permite, ¿porqué no voy a poder ser?. Yo perfectamente puedo hacer campaña porque tengo equipo.

-Algunos blancos le critican a Daniel Martínez, por el hecho de que siga siendo intendente de Montevideo mientras hace campaña electoral para la interna del Frente.

-Yo no se lo critico a Martínez. Incluso hablé con él y me dijo que compartía conmigo la idea de seguir siendo intendente hasta último momento.

-Entiendo que la ley lo permite. ¿Pero no cree que pueda ser discutible que esté en un cargo público dedicando tiempo para otra tarea, con fondos públicos para hacer proselitismo?

-¿Y porque estamos usando fondos públicos?

-Y le están pagando un sueldo como intendente y dedica tiempo a la campaña...

-Y estoy trabajando mucho más de lo que usted cree, y del tiempo necesario. Sacaré licencia cuando tenga que recorrer el país.

-Perdone que insista. Pero la gente lo votó para que usted este dedicado específicamente a la intendencia.

-¡No! Me votó para que gobierne Maldonado y usted vaya y pregunte a ver si Antía trabaja o no trabaja. Pregunte. No lo mire desde Montevideo, vaya y recorra. Soy el último que se va de la intendencia y apaga la luz. Y estamos haciendo muchas cosas. Y no voy a dejar de hacer. Voy a seguir siendo intendente porque es mi obligación. Hay muchos proyectos en marcha.

-¿Cómo explica que el Partido Nacional no gane una elección nacional desde 1989?

-Hizo un gran gobierno en esa última instancia y ha ganado muchas intendencias. El Frente Amplio ganó atrás de las dificultades que tuvo el país en el año 2000. Fueron años muy difíciles en esa época. A mí me tocó ser intendente y después perdí por 1% la intendencia. Vino la ola de cambio. Hubo mucha promesa y la gente quería probar otra cosa. Eso los llevó al gobierno. Tuvieron quince años y la gente probó. Ahora yo noto que está en condiciones de cambiar. Está preparada para el cambio. Se ve un agotamiento del gobierno del Frente y está la posibilidad del Partido Nacional para ganarlo. Hay que prepararse porque si ganamos vamos a encontrar sorpresas.

-¿Por ejemplo? ¿Qué intuye?

-Tenemos una economía que está muy debilitada. Lo que vamos a agarrar es un fierro caliente y el grado de la temperatura de ese fierro se va a saber recién al final.

-¿El hecho que en Argentina y Brasil se haya producido un cambio de signo político en el gobierno, puede favorecer al Partido Nacional?

-Hay gente que dice que sí. Las encuestas están mostrando una tendencia de que los partidos de oposición pasan a ser mayoría. Igualmente creo que vamos a tener que llegar a un entendimiento que supere al Partido Nacional para alcanzar el gobierno. El populismo en América está perdiendo pie porque ha ido fracasado.

-¿Qué es lo que tienen que hacer los blancos para ganar?

-La gente va a ver en el Partido Nacional propuestas serias. No de locura. Austeras y serias. Para gobernar este país hay que dar un mensaje de austeridad y de transparencia.

-Pero la gente quiere plata.


-Sí, pero también quiere un país bien administrado porque es la única manera de que haya futuro. Es necesaria una gestión ordenada. Porque se ha dado plata para varias áreas y no hay resultados. En seguridad y enseñanza es clarísimo. Allí no ha habido resultados. En la seguridad se necesita mayor firmeza y respaldo a la policía.

-¿Está de acuerdo con la propuesta de Larrañaga de utilizar militares para patrullar las ciudades?

-Tenemos algunas diferencias con la propuesta. Yo no estoy de acuerdo con la patrulla militar. Los propios militares no están de acuerdo con patrullar las calles y eso es clave.

-Sí se ha manifestado a favor de modificar el “alcohol cero” para manejar, la famosa propuesta de poder tomar “una copita de vino”.

-No, la copita de vino no. Cero alcohol a partir del 0,3.

-Es un juego de palabras lo que me está haciendo

-No, no lo es. Es una actitud. Si hay algo que nos toca a las intendencias es controlar y lo estamos haciendo. Los datos técnicos muestran que hasta el 0,3 no hay pérdida de habilidades. Está probado en el mundo.

-¿Pero no se está dando un mensaje contradictorio? En un momento era cero alcohol y ahora sí se podría tomar algo.

-No, no lo es. Porque se va a controlar y muy firme. Hay gente que ha perdido su trabajo por un 0,2. Acá hay que educar y ponerse serio. Y ponerse firme luego. Fíjese que paradoja: en las carreteras no vemos la fiscalización. Una cosas es decir “cero alcohol” y lavarse las manos. Yo no he visto actuar en serio hasta ahora.

-Dirigentes del oficialismo criticaron con dureza y sostienen que esta idea de algunos blancos es para recibir apoyo económico de los bodegueros.

-Que digan lo que quieran. Yo digo lo que pienso. Es bueno hacer las cosas como tienen que ser: toda Europa, y gran parte de América… ¿Son tan giles? ¿Son tan nabos? ¿Quieren que se les muera la gente porque sí y por eso permiten un 0,4 y hasta un 0,8? Llevar este tema a si se está a favor o no de cierto grupo es achicar una discusión importante. Tal vez los que digan eso nunca tuvieron la responsabilidad en materia de tránsito. Nosotros que permanentemente estamos actuando en materia de tránsito pensamos en un montón de cosas: multas graduales y fiscalizar en serio, educar e informar.

-El gobierno de Tabaré Vázquez dice que uno de sus grandes mejoras es el relacionamiento con las intendencias, ¿usted como lo ve?

-Lo que sí hubo fue un buen relacionamiento en aquellos compromisos asumidos. Allí se ha cumplido con la entrega de dinero. Hubo un buen relacionamiento en el anterior gobierno de Mujica. Lo que reclamamos son los recursos que corresponde. No es un obsequio del gobierno nacional. Nosotros aportamos muchísimo al país y quisiéramos que se devuelva más. Está claro que hay partidas especiales diferentes y nosotros vemos que se ha atendido de forma diferente a gobiernos diferentes. En el anterior gobierno (de Maldonado, que era del Frente Amplio) tengo probado que por fuera del presupuesto en momento electoral le transfirió más de US$ 20 millones adicionales, para que hiciera obra. Eso ahora no viene ni loco. Sin embargo, sí vemos grandes pavimentaciones en Rocha (donde gobierna el Frente Amplio). Porque claro, los amigos son amigos.

“Hay dudas con la temporada”

Maldonado es la vedette de Uruguay en turismo. Punta del Este es el balneario por excelencia. El desempeño del departamento es clave para la zafra. Los dos años anteriores se han batido récords de divisas que entraron al país, y de turistas. Sin embargo, el termómetro actual no marca un escenario tan favorable. Así lo comentó el intendente de Maldonado, Enrique Antía, en la entrevista con El País.

“Hay dudas con la temporada. Hay algunas señales problemáticas. La primera quincena viene bien, pero después es toda una incógnita. Las expectativas están y se ha trabajado intensamente para tener una buena temporada. Pero por ahora las reservas son menores, y el tema de la economía argentina empezó a impactar en la temporada puntaesteña sobre todo”, dijo el jerarca departamental.

Antía explicó que incluso el “efecto Bolsonaro” también genera cierta incertidumbre para Maldonado. “Hay que ver qué caminos toma el nuevo presidente. El cambio de presidente genera incertidumbre que antes no teníamos. Estamos en el medio de dos gigantes, cualquier medida que se defina siempre nos va a afectar”, comentó.

El intendente destacó las medidas aprobadas por el gobierno para otorgar beneficios a los turistas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados