Publicidad

El escalofriante relato de la abuela de Santino, el bebé que murió en Mercedes tras sufrir maltrato doméstico

La mujer explicó en redes sociales que la madre del niño —imputada por violencia doméstica agravada— "ni había ido al velorio, ni lloró, ni tocó el cajón de su hijo".

Compartir esta noticia
Vecinos se manifiestan a las afueras del Juzgado pidiendo justicia por Santino
Manifestación de vecinos de Mercedes.
Foto: captura de video de Audiovisual Dolores.

Redacción El País
La trágica muerte del bebé de 16 meses Santino, el pasado 5 de abril en Mercedes, conmocionó el país tras conocerse que sufría maltrato de su propia madre.

Dos días antes de fallecer fue ingresado a un hospital de Mercedes. Luego fue trasladado a Paysandú y, a pesar de los esfuerzos que se hicieron para mantenerlo con vida, murió.

Si bien su madre y padrastro dijeron que se había tratado de un accidente doméstico, luego de estudios y realizada la autopsia tras el fallecimiento, se constató la existencia de varias lesiones por maltrato, entre ellas fracturas en sus costillas y cráneo.

Ante ello, el fiscal de Soriano, Carlos Chargoñia, dispuso la detención de ambos responsables del bebé. El caso pasó a manos de la fiscal Stella Alciaturi, quien pidió la imputación de ambos.

Finalmente, la investigación contra el padrastro fue formalizada por un delito de homicidio culposo, mientras que a la madre fue por reiterados delitos de violencia doméstica agravada.

Ambos, deberán pasar 120 días de prisión preventiva. El caso continuará en investigación con el objetivo de recabar nuevas pruebas que comprueben la responsabilidad de la pareja sobre el homicidio de Santino.

Familiares, allegados y vecinos del departamento de Soriano se manifestaron afuera del Juzgado donde se estaba llevando adelante la audiencia, para pedir justicia.

Tras una reunión entre varios organismos estatales que tuvo como objetivo generar políticas para reducir los niveles de violencia a los niños y adolescentes, el subsecretario del Ministerio del Interior, Pablo Abdala, fue consultado por el caso, al que catalogó como “trágico”.

“La respuesta será más oportuna y eficaz cuanto mejores sean los mecanismos y herramientas que podamos conformar entre todos”, dijo Abdala en referencia a los acuerdos que se avanzaron en la reunión vinculados al cruce de datos entre organismos.

Familia

Las repercusiones del caso fueron múltiples. Una de las familiares que hizo público su descargo a través de redes sociales, fue Rosario, la abuela paterna del bebé fallecido.

A través de su cuenta de Facebook divulgó una carta en la que dijo “odiar” a la madre de su nieto por “arrebatarle la vida a un inocente” que “solo tenía amor”.

Según relató la mujer, durante el primer año de vida de Santino su madre “jamás gritó, ni habló mal, mucho menos pegarle”, por lo que la veía como “una madre amorosa”.

Fuentes vinculadas al caso dijeron a El País, y luego confirmó la propia familia del niño, que durante el último mes la madre del pequeño “tenía una nueva pareja”, con quien se fue a vivir.

“Estuvo un mes evadiendo para pasarme la dirección de la nueva casa (a la) que se había mudado con el marido y nuestro Santi”, detalló la abuela del pequeño.

La explicación que la madre del bebé dio inicialmente tanto a los médicos como a la familia fue que se le “había caído de los brazos” a su pareja, aunque Rosario planteó sus dudas sobre esa versión.

Finalmente en el relato hace referencia a los momentos posteriores al fallecimiento de Santino, cuando tanto el padrastro como la madre continuaban en libertad.

“Se fue para Mercedes a las 13, mientras nosotros nos quedábamos con Santi para su autopsia. ¿Quién no querría saber de qué murió su hijo?”, se preguntó la abuela aunque aclaró que tampoco se dio cuenta de su ausencia en el momento.

“Llegamos a Mercedes después de las 21 y ella ni había ido al velorio, ni lloró, ni tocó el cajón de su hijo”, concluyó.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

violencia domestica

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad