ESTE MARTES

Detuvieron a dos menores sospechosos del asesinato de la policía Daniela Da Silva

Sospechoso de matar a la uniformada es líder de “peligrosa” banda, dijeron fuentes de la investigación a El País.

Cerca de las 6:30 horas dos unidades policiales ingresaron al barrio Nuevo Ellauri y allanaron la viviendas de los sospechosos. Foto: Francisco Flores
Cerca de las 6:30 horas dos unidades policiales ingresaron al barrio Nuevo Ellauri y allanaron la viviendas de los sospechosos. Foto: Francisco Flores

Integran un grupo delictivo que se dedica a la rapiña y a los arrebatos. Uno de ellos, sospechoso de ser el asesino de la policía Daniela da Silva (31) es el líder de esa banda, del barrio Nuevo Ellauri, compuesta por unas cuatro personas. Dentro de ese grupo también se encuentra el sospechoso de ser el coautor del crimen. Los dos delincuentes, ambos menores de 17 años, fueron detenidos ayer luego de dos allanamientos en el barrio.

Según indicaron fuentes del caso a El País el líder de esa banda, quien se cree fue que disparó a la policía, es una persona “muy peligrosa”.

Ayer cerca de las 6:30 se realizó un procedimiento policial, encabezado por el Departamento de Homicidios Complejos e investigadores de la Zona Operacional III de Montevideo, y se logró detener a los dos menores.

Si bien en los allanamientos no se incautó ningún arma, los investigadores, según indicaron las fuentes, creen que existen los elementos necesarios para establecer que se detuvo al autor y coautor del asesinato de Da Silva.

Durante la investigación, iniciada por el fiscal de Homicidios Juan Gómez y luego la continuó la fiscal de Adolescentes María Camiño, se logró obtener declaraciones claves de testigos para identificar a los dos sospechosos.

“Aún resta ubicar la moto y las armas. Se sabe que tenían más armas”, indicó la fuente.

Uno de los menores detenidos, por otra parte, habría cometido dos rapiñas y un arrebato dentro del barrio.

Cuando la Policía allanó ayer su vivienda se encontró una cartera con documentos de una persona que el día anterior había denunciado ser víctima de una rapiña.

En la otra rapiña que cometió, indicaron fuentes policiales a El País, quedó identificado por huellas dactilares.

Los dos detenidos ahora están a disposición de la fiscal Camiño.

Consultada por El País, la fiscal indicó que ambos menores aún no han sido imputados y que solicitó “una prórroga de detención”. “Eventualmente podrían ser formalizados mañana (por hoy)”, indicó Camiño y aclaró que hoy llevará adelante el interrogatorio para avanzar en la investigación.

El caso.

En la tarde del viernes 6 de marzo la policía Daniela da Silva se dirigía a su casa luego de haber terminado su tarea de custodia en una sede diplomática.

Cuando estaba llegando a la avenida San Martín y Matilde Pacheco, a unos pocos metros de distancia de su vivienda, dos delincuentes en moto la estaban esperando.

Uno de los asaltantes le disparó en el cuello. Desde unos 30 metros, la pareja de Da Silva -también policía- vio el atraco desde la casa, extrajo su arma y disparó hacia los rapiñeros justo cuando los delincuentes intentaban llevarse el chaleco antibalas de la policía.

Honores para Daniela da Silva durante el entierro en el Cementerio Central. Foto: Leo Mainé.
Honores para Daniela da Silva durante el entierro en el Cementerio Central. Foto: Leo Mainé.

Luego de dispararles, la pareja de Da Silva tiró su arma en el fondo de la casa para evitar que se la robaran. Luego del intercambio de disparos los delincuentes huyeron y ella quedó caída en el lugar.

La mujer fue trasladada a la policlínica de Capitán Tula y de ahí al Hospital Policial, donde fue intervenida, pero falleció un día después: el 7 de marzo.

El arma de reglamento de Da Silva no fue hallada en el lugar y por eso los investigadores creen que el motivo del ataque fue hacerse de ella.

Según las fuentes, Daniela da Silva ya estaba en la mira de los delincuentes por el simple hecho de que ella como su pareja revistan en la Policía.

Además todos los integrantes del grupo delictivo integrado por el sospechoso del asesinato de la policía viven en el mismo barrio que Da Silva.

El día que falleció la agente el ministro del Interior Jorge Larrañaga lamentó lo sucedido e indicó: “No va a haber lugar en donde no los busquemos. Que sepan claramente. Que sepan con toda claridad que los vamos a buscar y a encontrar. Que este crimen no va a quedar impune”

La policía, madre de una niña de nueve años, fue velada el lunes 9.

Al velatorio concurrió el presidente de la República Luis Lacalle Pou, el ministro Larrañaga y otros jerarcas ministeriales y policiales. Fue despedida con honores en una ceremonia realizada por la Policía en el Cementerio del Norte.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados