PLANTA REGASIFICADORA

Pérdidas de Gas Sayago ya suman US$ 155 millones

Es “una empresa que no genera ingresos”, sostuvo Abdala.

Las obras del proyecto están paradas desde hace más de 70 días. Foto: Gas Sayago
El polémico proyecto se sigue debatiendo en el Parlamento. Foto: Archivo El País.

Las pérdidas de la empresa Gas Sayago, el consorcio estatal que construía la frustrada obra de la planta regasificadora, alcanzan ya los US$ 155 millones, en los días previos a la interpelación que el nacionalista Pablo Abdala hará a la ministra de Industria Carolina Cosse.

De esos US$ 155 millones, hay US$ 42 millones que corresponden a capitalizaciones que UTE y Ancap hicieron de la empresa. Además hay pasivos por US$ 167 millones. Sumando capitalización más pasivo da una cantidad de US$ 209 millones, pero hay que descontarle US$ 54 millones que actualmente hay en caja. Ese dinero es parte de los US$ 100 millones que se le cobraron a GNLS cuando se rescindió el contrato para construir la obra en Puntas de Sayago.

Abdala, analizando los balances de la empresa, explicó a El País que en el pasivo "una parte muy importante es un crédito contraído con la Corporación Andina de Fomento (CAF) por US$ 80 millones" que comenzó a pagarse en 2017 en cuotas de US$ 10 millones anuales y que se hará durante ocho años.

De acuerdo con el último balance al que accedió el legislador en su preparación de la interpelación a Cosse, las pérdidas en 2016 fueron de US$ 17 millones, y en 2017, al mes de septiembre, que es la disponible, US$ 9 millones. "El problema es que Gas Sayago no tiene ingresos", analizó el legislador. "Tiene gastos de funcionamiento, inversiones que han sido improductivas porque el proyecto no se ha cumplido. El costo de tener en funcionamiento Gas Sayago es de US$ 10 millones por año", reafirmó el diputado.

El componente salarial ha disminuido y se encuentra hoy en los US$ 2 millones anuales. Hace algunas semanas la ministra Cosse ordenó una "reestructura salarial" en la empresa Gas Sayago donde hay remuneraciones mensuales que violan la ley al superar el tope de 60% de lo que cobra el presidente Tabaré Vázquez.

Cosse envió una nota a los directorios de UTE y Ancap, que son los propietarios del paquete accionario de Gas Sayago, a fin de que "regularicen la situación", según dijo la jerarca ante la comisión investigadora de la frustrada planta regasificadora de Puntas de Sayago.

A sala.

El viernes 9, la Comisión Permanente se reunirá a la hora 10 para recibir a las autoridades del Ministerio de Industria, encabezadas por Cosse, para informar en régimen de comisión general sobre el Plan B del gobierno: un acuerdo con Shell para construir una planta regasificadora a escala reducida respecto a la que se proyectaba.

"El contrato que firmó el gobierno con la petrolera está lleno de irregularidades", dijo Abdala, "en la medida en que se otorga un espacio público, se le dará de hecho un monopolio a una empresa multinacional sin ley que lo autorice. Además este contrato preliminar tiene una serie de condiciones que se han pactado que son preocupantes: Shell va a tener el 100% de utilización de la terminal y no le asegura a Uruguay el abastecimiento del gas".

El presidente Tabaré Vázquez es ferviente partidario de este tipo de emprendimientos. En noviembre pasado afirmó que el gobierno "trabaja fuerte" para concretar el nuevo proyecto de una planta regasificadora. Explicó que el proyecto anterior "estaba pensado para un momento en que Uruguay no tenía la misma fuente de energía que hoy. No teníamos una soberanía energética y hoy sí la tenemos".

Como informara en su momento la ministra Cosse, el nuevo proyecto de planta regasificadora permitirá "comprar el gas a precio más conveniente", según afirmó el presidente en una entrevista con el programa Transformaciones, del canal de TV del Frente Amplio.

La comparecencia de Cosse y asesores en la Comisión Permanente será a partir de la hora 10 del próximo viernes 9.

El nuevo vínculo con Shell para otra planta

Originalmente, el diseño, construcción, operación y mantenimiento de la planta regasificadora había sido adjudicado a GNLS S.A. (propiedad de GDF Suez), pero por diversos incumplimientos, el 30 de septiembre de 2015 se firmó entre Gas Sayago y GNLS un acuerdo de terminación de dicho contrato. Fue entonces que seleccionó a Shell que hizo una oferta y desde ese momento ha estado negociando.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)