Justicia

UTE no logró acuerdo y se reanuda juicio por US$ 332:

Hyundai dice que ente “incumplió” obra de Punta del Tigre.

Punta del Tigre: Hyundai culpó al Sunca por una “prolongación excesiva” de los tiempos de obra. Foto: Darwin Borrelli
Punta del Tigre: Hyundai culpó al Sunca por una “prolongación excesiva” de los tiempos de obra. Foto: Darwin Borrelli

El 31 de mayo de este año, finalizó el plazo que se otorgaron UTE y la compañía coreana Hyundai para negociar una salida a un juicio civil por US$ 332 millones. La compañía asiática reclama ese monto por "incumplimientos" de UTE en la construcción de la central de ciclo combinado en Punta del Tigre (San José).

Hyundai exige, además, que la empresa estatal compense los sobrecostos generados por la "inusitada" conflictividad efectuada por el gremio de la construcción (Sunca) y se le extienda los plazos de ejecución de la obra en 765 días.

Ambas partes continuaron con las negociaciones por afuera del Juzgado Civil de 9° Turno. Hace unos días, al no llegar a un acuerdo, UTE entregó 69 carpetas en la sede con documentos que probarían que no incurrió en incumplimientos como sostiene Hyundai.

La licitación para la construcción de dicha planta se realizó en 2012. El costo de la obra se estimó en US$ 529 millones.

Según Hyundai, UTE debe resarcirla porque incurrió en varios "incumplimientos" como la entrega con atraso de un año del sitio para el comienzo de los trabajos; demoras en la aprobación de los planos de ingeniería y diseños; la negativa a realizar pagos parciales del precio según el cronograma del contrato y no cumplir en su deber de proveer gas natural para las pruebas de la primera turbina de gas, y dilatar su recepción provisoria. En un escrito, la multinacional alega que, en el proceso de la obra, hubo una "grave afectación" de la ecuación económica provocada por una "prolongación excesiva" de los tiempos de obras por "razones ajenas" a Hyundai.

El escrito expresa que la compañía asiática ya había, en 2015, completado más del 99,66% de la ingeniería del proyecto de construcción de la planta de ciclo combinado. Y para octubre de ese año, agrega, ya había adquirido y hecho llegar a Uruguay —desde Europa y Asia— más del 96% de los equipos de la planta.

En un capítulo titulado: "UTE debe afrontar costos incurridos por Hyundai para mitigar daños generados por medidas gremiales", la multinacional señala al juez Alejandro Recarey que la conflictividad que debió afrontar en la construcción de la central fue "inusitada". Y advierte Hyundai que, en octubre de 2015, debió sustituir a tres empresas y contratar a otra firma para que realizase el trabajo. El proceso de readjudicación generó gastos adicionales a dicha firma por US$ 39 millones y $ 596 millones. Dicho monto es la diferencia de lo que Hyundai hubiera pagado a los subcontratistas anteriores y el precio de los nuevos contratos.

Conflictividad gremial alta

Hyundai advierte en el expediente que la construcción de la planta llevó cuatro años. De los 917,5 días laborales que tuvo el proyecto, en 340 "se sufrieron medidas disruptivas" en la obra, dice. En otros 152 días no se trabajó por lluvias. "Hyundai trabajó en condiciones normales 50% del tiempo disponible", agrega.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)