Publicidad

SCJ ratificó la condena contra Irma Leites y el exfutbolista Diego Jaume por protestas en 2013

El fallo ratificó la sentencia de 2021, que condenó a tres manifestantes a dos años de prisión, mientras que para otros tres la pena fue de ocho meses.

Compartir esta noticia
Conferencia de prensa de Plenaria Memoria y Justicia, Irma Leites, Jorge Zabalza, Diego Jaume.
Conferencia de prensa liderada por Irma Leites, con Jorge Zabalza a su derecha y Diego Jaume detrás.
Foto: archivo El País.

Redacción El País
La Suprema Corte de Justicia (SCJ) ratificó el fallo por el delito de atentado que dictaron en primera instancia un juzgado letrado y en segunda instancia un tribunal de apelaciones contra varios integrantes de una organización social que en 2013 provocaron disturbios en una sede judicial.

La sentencia ratifica la condena contra la activista Irma Leites, el exfutbolista Diego Jaume, Aníbal Varela, Álvaro Jaume y Eduardo Jaume. Otro de los condenados era Jorge Zabalza, quien murió en 2022.

Según informó Búsqueda y confirmó El País, de esta forma la corte suprema desestimó por unanimidad de sus ministros un recurso de casación de los acusados.

En febrero 2013, el traslado de la órbita penal a la civil de la jueza Mariana Mota, que estaba a cargo de decenas de causas sobre violaciones a los derechos humanos en dictadura y que fue responsable del procesamiento de varios militares, generó un duro enfrentamiento entre la Suprema Corte y el Poder Ejecutivo, y también una asonada en la sede de la SCJ.

"El desorden generalizado creado impidió realizar –por más de tres horas- el acto programado", que era el del traslado de los jueces, recuerda la sentencia de la SCJ. "Para ello se utilizó violencia y amenazas. A diferencia de lo que pretenden señalar los recurrentes, no nos encontramos en autos ante una protesta pacífica", indicó uno de los ministros en la sentencia.

Tras la condena de primera instancia, algunos de los acusados escribieron una carta: "Si bien la gran mayoría de los torturadores de aquellas aciagas épocas no han sido juzgados, esperable era que quienes hemos sido sus víctimas, al menos no fuésemos injustamente procesados".

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad