AUDIENCIA JUDICIAL

Placeres "era mi patrón en Envidrio", declaró un extrabajador que demandó a la empresa

Ante la Justicia Laboral dijo que su “patrón” era Daniel Placeres y agregó que renunció al empleo porque “veía que se presionaba a los trabajadores para trabajar en negro estando en seguro de paro”.

El ahora exdiputado cargó con dureza contra la oposición porque esta cuestionó su honorabilidad. Foto: Leonardo Mainé
El exdiputado del MPP, Daniel Placeres, es acusado por exfuncionarios de Envidrio de manejar la empresa como si fuera suya. Foto: Leonardo Mainé.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Daniel Placeres era el “patrón” de Envidrio. Así lo califica uno de los ocho trabajadores que iniciaron un juicio a esa empresa y declararon el miércoles 23 ante la Justicia Laboral. Luego acusan al exdiputado frentista de incurrir en conductas alejadas del movimiento sindical o de la izquierda: “presionar” a trabajadores o asambleas “digitadas”.

Los trabajadores, representados por el abogado Pablo Caffarelli, señalaron que Ebigold -la razón social de Envidrio- nunca funcionó como una cooperativa y sí como una empresa dirigida por Placeres y otros directores. La jueza Rossana Canclini condenó en forma parcial a Ebigold a pagar a los trabajadores demandantes aguinaldos atrasados, licencias y salarios vacacionales. El monto de la indemnización ronda los $ 1.240.000, dijo Caffarelli a El País.

Las siguientes son las declaraciones de los testigos:

Primer testigo.

“Cuando pasamos al seguro, la empresa nos debía siempre, si hablabas ellos (los directores) se enojaban. Yo fui a preguntar porque me debían dos meses de salarios. (...) Nosotros estábamos sindicalizados, pero el Untmra (gremio metalúrgico) nunca lo vi yo. (...) Las asambleas se arreglaban por Daniel Placeres y los directores (de Envidrio). No decidíamos nada en las asambleas, no éramos nadie. Cuando la empresa no tenía dinero, venía Placeres y se conseguía enseguida”.

Segundo testigo.

Mi patrón era Daniel Placeres. Yo renuncié porque se veía que se presionaba a los trabajadores para trabajar en negro estando en el seguro. Yo declaré en BPS que trabajé esos días sin saber que estaba en el seguro. Estábamos en el seguro y trabajábamos igual en la empresa. Nosotros presentamos audios que dejan en evidencia que se presionaba a los trabajadores para trabajar estando en el seguro de paro. Horas solidarias le llaman para querer dibujar; es quitarle la plata al trabajador. Esas horas solidarias salieron de Daniel Placeres, que se reunió con parte de los dueños de Ebigold (Envidrio) para plantearlo en asamblea. El sindicato era manejado por Placeres”.

Tercer testigo.

“Cuando estuve en el seguro, no hice horas para la empresa. Algunos de mis compañeros estando en el seguro tuvieron que hacer horas para la empresa, ninguno de ellos está presente (en la audiencia judicial). Eran horas extras que no se te pagan, salieron en asamblea que estuvo digitada. Me han descontado por no hacer esas horas. Me despidieron porque empecé una demanda contra la empresa por una rebaja salarial”.

Cuarto testigo.

“Renuncié por persecución laboral. Yo estaba en el seguro por enfermedad y le inicié juicio a la empresa. Y por eso empezaron a perseguir y renuncié. Las asambleas venían armadas. Las horas solidarias vinieron impuesta. Para mí Envidrio nunca funcionó como una cooperativa, era una empresa”.

Quinto testigo.

“La empresa (Envidrio) la manejaba Daniel Placeres, debajo de él estaba Daniel García, y los trabajadores estaban de empleados. Yo trabajaba los domingos. Hubo gente que trabajó estando en el seguro de paro. No hubo aumentos legales todos los enero”.

Sexto testigo.

“Las horas solidarias las aceptaron los compañeros, no fueron impuestas. Yo pertenezco al Pit-Cnt en la comisión de salud. Se respetaba que los trabajadores no quisieran hacer las horas solidarias; no se descontaban. Estoy prácticamente seguro. No lo puedo afirmar porque no accedo a la contabilidad. No se trabajó nunca estando en el seguro. Lo que se hizo fue cuidar porque no podíamos producir. (...) Cuidábamos nuestros bienes. La gente que estaba en el seguro de paro iba voluntariamente, no obligados. A los trabajadores, en un momento del 2013 a 2015 o 2016, sistemáticamente se les fue pagando todo”.

Candidato del FA elogió a Daniel Placeres
Daniel Martínez. Foto: Francisco Flores.

El 7 de mayo de 2019, el entonces precandidato del Frente Amplio Daniel Martínez dijo que la renuncia de Daniel Placeres a su banca es “una muestra de grandeza”.

El legislador del Movimiento de Participación Popular (MPP) fue acusado de conjunción del interés público con el privado por votar una extensión de seguro de paro a trabajadores de Envidrio estando vinculado a la empresa.

“Fue sobreseído de todo lo vinculado a los negocios con Venezuela y eso era lo que se hizo hincapié por parte de la oposición (...) El renunciar a la banca para que la Justicia investigue me parece un acto de grandeza y demuestra una vez más que hay una fuerza política que tiene gente y una forma de ver estos temas que son de transparencia”, afirmó el hoy candidato del FA.

El 12 de noviembre de 2018, Placeres sostuvo que “en Envidrio no se trabaja en negro” y que ya no hay trabajadores en seguro de paro. En este sentido destacó que “inauguramos la planta hace tres meses”.

Sobre la denuncia de los exempleados en el programa Santo y Seña de Canal 4, el exlegislador se remitió al fallo del Tribunal de Apelaciones por este caso, que fue favorable a la cooperativa y señaló que no es lo mismo hacer “trabajo voluntario” durante un seguro de paro que tener empleados “en negro”. Y recordó que en 1999 en la fábrica de vidrio de Comercio y Rivera “ocupamos 407 días” con “todos los trabajadores en seguro de paro”. Durante ese tiempo “se mantuvo el horno encendido”, dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)