Publicidad

Marta Jara quería cobrar doble beneficio al salir de Ancap

Marta Jara en entrevista con El País. Foto: Leonardo Mainé
Nota a Marta Jara, Presidente de Ancap, en su oficina de Montevideo, ND 20191227, foto Leonardo Maine - Archivo El Pais
Leonardo Maine/Archivo El Pais

RECLAMO LABORAL DE EXJERARCA

Marta Jara pretendió cobrar el subsidio por ocupar el cargo de presidenta de Ancap y una indemnización por el despido como gerenta de Gas Sayago.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

La expresidenta de Ancap y ex gerenta general de Gas Sayago, Marta Jara, presentó en febrero de este año una demanda laboral contra el Estado reclamando $ 7.200.000 más reajustes e intereses por supuestos salarios impagos, indemnización por despido, aguinaldo, licencia, salario vacacional y perjuicios varios. También exige el pago de una multa por los supuestos incumplimientos.

El martes 24 se realizó una audiencia en el Juzgado de Trabajo de 20° Turno, donde se tramita la demanda laboral que Jara inició contra UTE, Ancap y Gas Sayago .

En su declaración en la audiencia, Jara recordó que, antes de dejar su cargo de gerenta de Gas Sayago en 2016, presentó una carta en la empresa privada pidiendo que se le otorgara licencia sin goce de sueldo mientras ocupara la presidencia de Ancap, en el entendido de que cuando terminara su gestión en el ente energético, volvería a su cargo en la sociedad anónima.

El 11 de marzo de 2016, el directorio de Gas Sayago decidió concederle esa licencia por un plazo renovable automáticamente hasta nueva resolución. Jara asumió la titularidad de Ancap ese mismo mes y siguió hasta marzo de 2020.

Antes de solicitar su reintegro en Gas Sayago, Jara tramitó en Ancap el cobro de un subsidio por unos $ 100.000 que le correspondían por haber sido presidenta del ente. Al entender que podría percibir duplicidad de fondos públicos, la ingeniera solicitó a Ancap que tomara resolución sobre el pago del subsidio. Ancap no le contestó enseguida; el directorio consultó a la Oficina Central de Servicio Civil sobre el pago de dicho beneficio. Y mientras llegaba esa respuesta, el ente no le pagó el subsidio a Jara.

Según dijo una fuente gubernamental a El País, Servicio Civil respondió que era incompatible que Jara percibiera el sueldo de gerenta de Gas Sayago y cobrara el subsidio como expresidenta de Ancap.

Otra fuente del caso dijo que Ancap armó un expediente con la respuesta de Servicio Civil y le informó a Jara que no podía ocupar su cargo en Gas Sayago.

Una interpretación extensiva del artículo 200 de la Constitución señala que los miembros de los directorios de los entes no pueden ser nombrados para cargos, ni siquiera honorarios, que dependan del organismo del que formaron parte. Y Gas Sayago es una empresa propiedad de UTE (80%) y de Ancap (20%). Es decir, Jara iba a ocupar un cargo en una empresa que dependía del organismo que había presidido.

El 21 de junio de 2019, el directorio de Gas Sayago resolvió desvincular a todos los funcionarios de la empresa. Poco después, Gas Sayago le envió un telegrama a Jara en el que le informaba dicha decisión. Recién ahí Ancap empezó a pagarle el subsidio en forma retroactiva.

Vista aérea de la planta de Ancap. Foto: Ricardo Figueredo
Vista aérea de la planta de Ancap. Foto: Ricardo Figueredo

“Cuando solicité el subsidio (por haber sido presidenta de Ancap), partí del supuesto de que también iba a recibir el salario en Gas Sayago. De que eran cosas independientes”, declaró Jara en el Juzgado Laboral. Eso pese a que inicialmente había dudado de la procedencia de recibir ambos ingresos, tal como quedó de manifiesto en su consulta a Ancap.

El 19 de marzo de 2020, tres meses antes de su desvinculación formal de Gas Sayago, Jara envió un correo a la empresa en el que decía estar a disposición. Unilateralmente daba por terminada su licencia sin goce de sueldo e informaba que había adherido al subsidio por ser expresidenta de Ancap, según consta en un documento del ente al que accedió El País.

Liquidación.

Pero en marzo de 2020 el regreso de Jara a Gas Sayago era inviable. La empresa ya había ingresado en un proceso de liquidación ordenado por el directorio de Ancap. La propia Jara había dado su voto para liquidar dicha sociedad anónima siendo presidenta de Ancap. Cuando Jara reclamó su retorno a Gas Sayago, sabía que la firma se encontraba en un proceso de liquidación y ya no tenía funcionarios. Así lo reconoció durante la audiencia en el Juzgado Laboral.

En tanto, el vicepresidente de Ancap, Diego Durand, concurrió al Juzgado Laboral por si la jueza Karina Martínez Larrosa, requería su declaración como parte del asunto. Al final esta no fue necesaria.

Regasificadora Gas Sayago. Foto: archivo El País.
Regasificadora Gas Sayago. Foto: archivo El País.

Consultado por El País, Durand dijo: “El reclamo de Jara contra Ancap y contra Gas Sayago, cuando la gestionó en forma deficitaria para el país, es un actuar carente de respeto a la ciudadanía”. Y agregó: “Pretender cobrar una indemnización, cuando cobró un subsidio en Ancap, tenía beneficios extras en su tarea y Gas Sayago fue un fracaso para el país, no corresponde a un servidor público”.

Delgado: “La gestión del FA destruyó Ancap”

El secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, dijo ayer que el Frente Amplio “no tiene capacidad de hablar de Ancap” y agregó que su gestión “la destruyó”. “Dejó 800 millones de pérdidas acumuladas, hubo que capitalizar Ancap en casi 700 millones de dólares”, afirmó Delgado.

“Ancap quizá fue uno de los ejemplos de la mala gestión y del despilfarro” del gobierno del FA, dijo y agregó que todo eso impacta “en el precio del combustible”. Afirmó: “Nosotros vamos a tratar de transparentar eso y a partir de ahora tratar de que simplemente refleje los costos”.

Publicidad

Publicidad