RESOLUCIÓN

Jueza Larrieu rechazó pedido de nulidad presentado por abogados de la Operación Océano

La magistrada argumentó que "no hubo perjuicio alguno" a los imputados por el hecho de que no conocieran el contenido de uno de los celulares de una víctima.

Beatriz Larrieu arriba al juzgado de Crimen Organizado. Foto: Fernando Ponzetto.
Beatriz Larrieu. Foto: Fernando Ponzetto.

La jueza de garantías, Beatriz Larrieu, desestimó ayer el pedido de nulidad de la investigación de la Operación Océano solicitada por los defensores de 23 de los 32 imputados en el caso.

En el fallo, al que tuvo acceso El País, la magistrada también rechazó el pedido de los abogados de que no se tenga en cuenta como pruebas contenidos de uno de los celulares de la principal víctima de la Operación Océano.

Los argumentos de los abogados para solicitar la nulidad de la causa penal son que la fiscal de Delitos Sexuales, Darviña Viera, “omitió” proporcionar a las defensas el contenido total de las evidencias, en especial celulares; existió una “flagrante perturbación” de la cadena de la custodia de la prueba recolectada, dado que “no se cumplieron” los requisitos para asegurar la integridad de la misma; y que la evidencia cuya cadena de custodia se encuentra “completamente destruida” no puede llegar de ninguna manera al juicio, entre otros fundamentos.

Por su parte, la Fiscalía y los abogados de las víctimas argumentaron que los defensores de 12 de los 23 imputados que presentaron la nulidad no fueron a retirar copias de los contenidos de los celulares de la principal víctima del caso. Ello, dice la Fiscalía, los inhabilita para fundar un pedido de nulidad de la Operación Océano.

Señalaron que la Fiscalía tenía la creencia de que todas las pericias habían sido debidamente cargadas en los discos proporcionados por las defensas y agregaron que “no existió indefensión” de los imputados, porque gran parte de los chats que surgen de las pericias las defensas los tenían desde el momento de los procesamientos de los investigados. También discreparon en cuanto a que se haya perjudicado la cadena de custodia de las pruebas del caso.

En su fallo, Larrieu dijo, entonces, que durante el proceso “no se ocasionó perjuicio alguno” a los imputados. Y enfatizó en que durante los procesamientos de los hoy investigados “no existió indefensión ni violación de derecho de defensa” de los mismos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados