REGASIFICADORA FALLIDA

La Fiscalía investiga si existe un nexo entre Lava Jato y Gas Sayago

En un documento reservado sobre el caso Gas Sayago constan exhortos enviados por la Justicia a Brasil preguntando sobre la existencia de la eventual conexión. Brasil aún no contestó.

Gonzalo Casaravilla tras declarar por el caso Gas Sayago. Foto: Marcelo Bonjour
Gonzalo Casaravilla tras declarar por el caso Gas Sayago. Foto: Marcelo Bonjour

En un documento reservado de la Justicia Especializada en Crimen Organizado, que investiga irregularidades en las obras de la regasificadora, constan oficios enviados a la Justicia brasileña sobre Lava Jato, la mayor investigación de corrupción de la historia de Brasil.

Dichos exhortos solicitan a Brasil información sobre una eventual conexión de “Lava Jato” y la contratación en Uruguay del consorcio brasileño OAS para construir la obra de la regasificadora en Puntas de Sayago.

En Brasil, el consorcio OAS es acusado de pagar coimas a jerarcas de gobierno a cambio de construcciones de obras públicas. Un delator dijo a la Justicia brasileña que hubo contactos entre el gobierno de Brasil de la época y el gobierno de Uruguay del momento para contratar a OAS.

La jueza especializada en Crimen Organizado María Elena Mainard y el fiscal Luis Pacheco aguardan las respuestas de esos exhortos de información, confirmaron varias fuentes a El País.

En esta causa judicial, ayer declaró en calidad de indagado el expresidente de UTE Gonzalo Casaravilla. El exdirector blanco del ente energético Enrique Antía, hoy intendente de Maldonado, lo hizo en calidad de testigo.

En el interrogatorio realizado a Casaravilla, el fiscal Pacheco preguntó sobre la conexión Lava Jato, OAS y Gas Sayago.

Pacheco: (Hay) afirmaciones desde Brasil, según las cuales autoridades del gobierno brasileño de la época (Luiz Inácio “Lula” da Silva) intermediaron o influenciaron a autoridades de gobierno uruguayo de la época (José Mujica) para que OAS fuera contratada. Le consta si algún integrante del directorio de UTE recibió alguna visita.

Casaravilla: No, no me consta. Nadie nunca me comentó que eso hubiere pasado.

En otro tramo del interrogatorio se volvió a preguntar a Casaravilla sobre OAS. Las preguntas fueron realizadas por la asesora legal de Ancap, Fiorella Borgarello, y el fiscal Pacheco.

Borgarello: Usted confirma lo expresado por el informe de la consultora Price respecto a que OAS no habría acreditado los requisitos mínimos requeridos en el llamado a interesados (para construir la obra de la regasificadora de Gas Sayago).

Casaravilla: No tengo forma de saber. No lo supe o no lo tuve presente dado que nuestro rol fue recibir un informe técnico hecho por los técnicos. Un informe que aprobaba fuertemente la contratación de OAS. Es usual que aparezcan todos los detalles de ese tenor. Al final del día uno tiene que resolver.

Pacheco: Qué puede manifestar respecto a la constatación de los evaluadores al llamado respecto a que OAS no tenía mucha experiencia y por qué igual se la contrató.

Un hombre mira los pilotes de la fallida regasificadora de Gas Sayago. Foto: Estefanía Leal
Un hombre mira los pilotes de la fallida regasificadora de Gas Sayago. Foto: Estefanía Leal

Casaravilla: La respuesta es la misma que acabo de dar. La resolución la tomamos en base a los informes de los mejores técnicos que teníamos. No tengo idea. No puedo saber quiénes hicieron ese informe al que usted hace referencia y lo está tomando como válido y yo no puedo tomar como tal.

Pacheco: Con respecto a la contratación de OAS, usted manifestó que deducía que no existieron objeciones. ¿Tuvieron presente en esa inexistencia de objeciones las denuncias de corrupción que existían en Brasil respecto de OAS?

Casaravilla: No puedo contestar eso porque no había escuchado algo así en su momento. Y no sé si alguien lo tuvo en consideración o no.

Afuera del Juzgado, Casaravilla volvió a referirse al tema del Lava Jato y su vinculación con Gas Sayago en una rueda de prensa. Acompañado por su abogado, Juan Carlos Decia, Casaravilla dijo que “el hecho que hizo que esto (Gas Sayago) fracasara fue el Lava Jato en Sudamérica”.

El exjerarca aseguró que la mayor investigación contra la corrupción en Brasil “arrastró” a OAS, que fue subcontratada por GNLS. Este consorcio, formado por la francesa GDF Suez y la japonesa Marubeni, había ganado la licitación para construir la regasificadora. “(El Lavajato) fue un tsunami y después lo que tratamos fue de sacarle el mejor resultado”, agregó Casaravilla.

Gastos millonarios.

Jorge Barrera, quien elaboró la denuncia penal en representación del UTE, preguntó sobre los excesos en Gas Sayago.

Barrera: ¿Usted considera necesario que, usando fondos públicos, se gastara en actividades de gimnasia, masajes y consumo de frutos secos? Y si esto también lo aplicaba en su gestión como presidente de UTE para sus funcionarios.

Casaravilla: (...) Lo que se ejecutó en Gas Sayago entiendo que es semejante a la práctica que se hace a nivel empresarial respecto de los trabajadores.

“Exgerente contrataba a sus empresas”
Enrique Antía tras declarar en Fiscalía por el caso Gas Sayago. Foto: Marcelo Bonjour

El intendente de Maldonado y exdirector de UTE, Enrique Antía, declaró ayer en la Justicia que un exvicepresidente del ente y exgerente de Gas Sayago contrataba a las empresas donde era funcionario. Y agregó: “Hubo una cosa que no me gustó en el inicio del proceso. Que habían nombrado provisoriamente como gerente general (de Gas Sayago) a una persona que se le había cuestionado porque había contratado en UTE a empresas que él mismo integraba”.

Antía dejó entrever que había un gran impulso desde el Poder Ejecutivo de la época para que saliera la regasificadora. “Hasta el último día los técnicos de UTE tenían dudas sobre la regasificadora. Pero había un gran interés (del gobierno de José Mujica) de que eso marchara”, testificó.

Por otra parte, Antía dijo que en las reuniones jerárquicas en UTE daban por sentado la concreción de la obra de Aratirí. “Yo sabía que la minera no iba a salir porque afectaba la ecología”.

El vicepresidente de Ancap, Diego Durand, dijo que concurrió a la audiencia para seguir de cerca el caso. “La regasificadora no fue un acuerdo multipartidario. Sí había acuerdo en bajar costos de energía. Y no gastar más como se gastó”, concluyó.

Abogados de primera línea

La causa Gas Sayago aglutina abogados de primera línea. Ancap contrató a la catedrática Beatriz Scapusio y a Gustavo Bordes. UTE hizo lo mismo con el docente universitario Jorge Barrera. Homero Guerrero y Laura Robatto asesoran a Raúl Sendic. María Dávila representa a los exdiputados Enrique Rubio y Pablo Abdala. Carlos Bustamente patrocina a José Garchitorena, exdirector colorado de UTE. Y los abogados de Gonzalo Casaravilla son Juan Decia y Fernando Rovira.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados