NUEVAS DERIVACIONES DEL CASO

Explotación de menores: unas 10 chicas eran victimizadas por decenas de adultos

Ayer finalizó la cuarta etapa de la “Operación Océano” con 18 imputados por explotación sexual de una chica. Hay otras cuatro adolescentes vinculadas a esta joven, una de ellas falleció.

Como cada 3 de junio desde hace varios años, cientos de mujeres marcharon por 18 de Julio contra violencia de género. Foto: Gerardo Pérez
Como cada 3 de junio desde hace varios años, cientos de mujeres marcharon por 18 de Julio contra violencia de género. Foto: Gerardo Pérez

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

La fiscal especializada en Delitos Sexuales, Darviña Viera salió del Juzgado Penal con sobres y una agenda en su brazo. Uno de los sobre Manila tenía, con marcador negro, el título “Océano 4”. Refería a la cuarta etapa de la “Operación Océano” que investiga una trama de explotación sexual de menores.

Ante la pregunta del periodista de El País sobre la entidad de la indagatoria, Viera sonrió y dijo en tono suspicaz: “Vamos a seguir hasta la (etapa) diez. Lo que le quiero contestar es que la Fiscalía sigue investigando”.

A esta altura, la investigación que lleva adelante la fiscal Viera, con las adscriptas Fulvia Favretto y Giuliana Realini, ya se transformó en la mayor operación penal de combate a la explotación de menores en la historia del país.

Estas primeras cuatro etapas de la investigación apuntan a unos 30 adultos que explotaron sexualmente a una menor de edad. Hay otras cinco chicas cuyos teléfonos celulares son periciados. Ayer pudo saber El País que aumentó la cantidad de menores abusadas por los hombres de alto poder adquisitivo. Son cerca de diez.

La fiscal Viera no precisó el número exacto. “Son algunas más”, dijo a El País.

En estas cuatro etapas fueron 18 personas imputadas por un delito de retribución o promesa de retribución a menores para que ejecuten actos sexuales o eróticos. Entre ellos se encuentran empresarios millonarios, un gerente general de una compañía exportadora de primera línea, comerciantes, un ex juez penal y de Menores, un diputado suplente y profesionales de distintos rubros.

El impacto de la investigación sacudió la “City” montevideana, el barrio Carrasco y Punta del Este como un terremoto, cuyo epicentro aún no llegó a su punto más alto.

Cuando las fiscales Viña, Favretto y Realini comiencen a investigar luego de que finalicen las pericias de los teléfonos celulares de las chicas, el número de adultos sospechosos crecerá en forma exponencial.

Dato: la fiscal de Delitos Sexuales Darviña Viera y la fiscal adscripta Giuliana Realini dijeron que no había peligro de fugas de imputados. Foto: Marcelo Bonjour
La fiscal de Delitos Sexuales Darviña Viera y la fiscal adscripta Giuliana Realini. Foto: Marcelo Bonjour

Fuentes de la investigación suponen que la cifra de indagados llegará cómodamente a varias decenas de personas.

Proxenetas.

El lunes 1° de junio, investigadores de la Dirección de Crimen Organizado e Interpol detuvieron a tres hombres y a una mujer. Un empresario de Maldonado, un escribano, un arquitecto y una mujer cuya profesión no trascendió, fueron trasladados ayer ante la Justicia.

Por primera vez, Viera y las fiscales adscriptas pidieron la prisión preventiva de uno de los empresarios acusados por entender que está más comprometido que el resto de los imputados. Se le inició un proceso penal por un delito de retribución a menores para que realizan actos eróticos y proxenetismo. Este empresario de Maldonado fue protagonista del inicio de la investigación. La punta de la madeja. Explotaba sexualmente a una menor llamada María (nombre ficticio). Fue acusado ante la Justicia por otra chica del delito de retribución a una menor para mantener relaciones sexuales. Un video sexual del empresario y la adolescente fue publicado en la web.

A su vez, el empresario presentó una denuncia por difamación. A pedido de la Fiscalía, la Justicia incautó los celulares de la denunciante y del hombre y así salió a la luz esta trama cuyas derivaciones están lejos de concluir. Tiempo después, el cuerpo de María fue encontrado en el arroyo Solís Chico. Esa muerte es investigada por la fiscal Viera.

Una mujer pareja de uno de los acusados fue imputada ayer por contribución a la explotación sexual y proxenetismo, ya que ofrecía a las chicas a personas mayores de edad.

Un arquitecto fue formalizado por el delito de retribución o promesa de retribución a menores para que ejecuten actos eróticos.

El escribano, defendido por los abogados Alejandro y Carlos Balbi, quedó en libertad.

La fiscal Viera dijo que la investigación sobre esa profesional continuaba.

Con respecto al perfil de los imputados, Viera dijo que son profesionales. Y agregó: “Estos delitos no los cometen las personas pobres. Es la mercantilización del cuerpo de las adolescentes”.

Cientos de mujeres marcharon por “Ni Una menos”
Movilización feminista este miércoles. Foto: Gerardo Pérez.

Bajo la consigna “ni una menos por explotación sexual, ni una menos en manos de la trata”, se celebró ayer una movilización en el Centro montevideano convocada por los colectivos “¿Dónde están nuestras gurisas?”, “Bloque Antirracista Uruguay” y “Autoconvocadas”. El motivo de la movilización fue para “denunciar y visibilizar las redes de complicidad que sustentan la explotación sexual y la trata de personas”, según explica el colectivo “¿Dónde Están Nuestras Gurisas?” en su cuenta de Twitter.

“Hay conexión entre las redes de explotación sexual y las mujeres desaparecidas. Hay un ejercicio de la violencia sexual que se apropia de nuestro cuerpos, que nos explota, que nos desaparece, y que termina matándonos”, agregó la publicación en redes del colectivo que defiende la causa feminista.

La marcha de la que participaron cientos de mujeres de diversas edades también llamó la atención sobre la violencia doméstica y el alto número de femicidios a los que asiste la sociedad uruguaya. Cada 3 de junio, hace ya algunos años, se lleva a cabo una movilización bajo el lema “Ni una menos”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados