AUDIENCIA

Otro detenido por el asesinato del profesor de inglés Edwar Vaz Fascioli en Maldonado 

Fuentes del caso indicaron que se trata de un sujeto vinculado a uno de los dos sicarios que ultimaron a Vaz Fascioli en la noche del lunes 9 de julio de 2018.

Mansión: donde la exmujer de Edwar Vaz Fascioli organizaba fiestas sexuales. Foto: Ricardo Figueredo
Mansión donde vivía la exmujer de Edwar Vaz Fascioli. Foto: Ricardo Figueredo - archivo El País 

El juez Diego González Camejo llevó adelante al caer la tarde de este jueves la audiencia de control de detención de una persona vinculada al homicidio del profesor de inglés Edwar Vaz Fascioli cuyo caso es conocido como el “Crimen de la mansión del sexo”.

El sujeto fue detenido en las últimas horas y conducido ante el magistrado titular del juzgado de cuarto turno de Maldonado de acuerdo a las normas vigentes en la materia.

Para las 13:30 de este viernes se cumplirá la audiencia de formalización solicitada por la fiscal Silvia Andrea Naupp, quien lleva adelante la investigación del caso.

El individuo fue detenido en la ciudad de Montevideo y conducido de inmediato a la fiscalía de Maldonado donde fue interrogado por Naupp.

Fuentes del caso indicaron que se trata de un sujeto vinculado a uno de los dos sicarios que ultimaron a Vaz Fascioli en la noche del lunes 9 de julio de 2018.

Hasta el momento no se conocieron otros detalles del nuevo implicado en el caso. Empero, días atrás, el vocero de la Jefatura de Policía de Maldonado, comisario Joe López, había adelantado que la investigación apuntaba a otras personas presuntamente vinculadas también en el homicidio.

El detenido participó, según trascendió, de las reuniones preparatorias que llevaron adelante los dos sicarios para preparar el asesinato de Vaz Fascioli. En principio él mismo tomaría el lugar del limpiavidrios reclutado para engañar a la víctima para hacerlo salir del apartamento. Su trabajo consistió en hacer salir del departamento a la víctima tocando el timbre y haciéndose pasar por amigo de la hija en común que Vaz Fascioli y Lulukhy tenían. “¡Tu hija está grave, tenés que venir!”, le dijo el limpiavidrios al profesor por el intercomunicador del apartamento. La trampa funcionó: el profesor salió. Y recibió un disparo a bocajarro de un revólver calibre 38, efectuado por el otro sicario. Empero, el ahora detenido no aceptó el "trabajo" por el que le ofrecieron poco más de dos mil pesos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados