TENENCIA

Caso Panini: intiman a mayores a mantener al niño alejado de sus "desavenencias" para que cese "su angustia"

La Justicia solicitó a los mayores a cargo a "abstenerse de dialogar o comentar" con el niño "todo lo relativo a la desaparición de su madre y a los motivos que la hubieran impulsado".

Búsqueda de Andrea Panini. Foto: Eduardo Barreneche
Búsqueda de Andrea Panini. Foto: Eduardo Barreneche

En las últimas horas, la Justicia de Atlántida otorgó la tenencia provisoria del hijo de 11 años de la argentina Andrea Panini a los abuelos paternos del niño. La jueza resolvió que deberá mudarse este sábado a la vivienda, ubicada en Montevideo.

El País accedió este jueves al expediente judicial en que la jueza Sol Bellomo resolvió sobre la tenencia del niño. En el texto, la magistrada exhorta a los abuelos paternos a "garantizar la concurrencia" del pequeño a su escuela actual en las "oportunidades en que deba asistir de forma presencial". 

Además, intimó a la madre, a los abuelos paternos, al vecino que lo cuidó durante los días en que su madre estuvo desaparecida y a los familiares maternos que tuvieron contacto con el niño, a "abstenerse de dialogar o comentar" con él "todo lo relativo a la desaparición de su madre, a los motivos que la hubieran impulsado, a las desavenencias que
existan entre los adultos y todo otro aspecto del cual el niño no deba involucrarse, procurándose a éste la mayor tranquilidad posible para su ámbito psico emocional, garantizándole así cesar paulatinamente su angustia". 

"Todas las comunicaciones" de los referentes mencionados "deberá canalizarse a través del defensor del niño quien según el caso propiciará un encuentro a través de plataformas remotas, video llamadas o lo que
esté a su alcance".

Además, se intimó a los abuelos paternos a la "inclusión" del niño en el prestador de salud que entiendan correspondiente, "maximizando sus esfuerzos para agilizar una pronta consulta y tratamiento psicológico a su favor" por el episodio.

El 10 de junio, Panini dejó al niño con una familia que vive al fondo de su casa y dijo que regresaría en tres horas. Sin embargo, no retornó y apareció ocho días después en la provincia argentina de Córdoba. En su búsqueda se montó un gran operativo policial que concitó la atención de medios nacionales y argentinos.

Panini acusó a su expareja de maltrato y él la denunció por violencia doméstica hacia el niño por no enviarlo a la escuela, informó a El País la fiscal de Atlántida Mirna Busich. Además, señaló que la ciudadana argentina enfrenta otras denuncias de terceros y que ahora deberá hacerse responsable de haber salido del país en forma presuntamente ilegal.

"El niño se encuentra atravesando una situación angustiante"

El País también tuvo acceso a la sentencia de primera instancia, cuando todavía no se había producido la aparición de Panini y el pequeño estaba al cuidado de su vecino. Allí, se indicaba que estaba "sumariamente probado que el niño se encuentra atravesando una situación angustiante, ante los hechos de público conocimiento".

También se expresaba una "enfática voluntad del niño de no vincularse con su padre", por lo que se dispuso la "prohibición de contacto, comunicación y acercamiento, en un radio no menor a 500 metros y por el plazo de ciento ochenta días".

En tanto, se mostraba dispuesto a "revincularse en estas circunstancias únicamente con su abuela paterna". Para ello se fijó una visita breve para el sábado 19 de junio en el domicilio donde ahora se instalará a partir del sábado.

Además, se indicaba que el niño, al ser consultado sobre su voluntad de declarar en audiencia, con "suma amabilidad" prefirió que sea su defensor el interlocutor, "encontrándose visiblemente agotado de la situación actual, con incertidumbres y temores ante el desconocimiento de la situación de la madre" en aquél entonces.

En esta instancia, como medida cautelar, se fijó el cierre de fronteras para el niño.




Reportar error
Enviado
Error
Reportar error