ENTREVISTA AL DIRECTOR ACADÉMICO DE CERES

Una iniciativa para crear 136 liceos con un horario extendido

Propone tres centros para rehabilitar jóvenes en el sur.

Ceres tiene una propuesta concreta para mejorar la educación secundaria. "Formar a la gente para un mundo que no sabemos cómo va a ser, implica formarla para destrezas que van desde lo analítico, lo creativo, hasta lo sicoemocional para que los jóvenes se puedan adaptar al porvenir que les toque, porque hoy no lo conocemos y el cambio está ocurriendo a velocidad supersónica. Entonces ya estamos viendo experiencias extraordinarias de lo que se llama la educación para el siglo XXI. Son sistemas de formación completamente distintos. Nosotros no los tenemos ni en el radar, ni los estamos pensando.

Entonces, si nos quedamos fuera de la revolución económica del siglo XXI y no preparamos a las generaciones jóvenes para tener las destrezas que les van a permitir insertarse en esa economía, nos vamos a ir atrasando como país porque a nadie le va a interesar venir a invertir acá si no está el capital humano necesario", advierte Talvi. El director de Ceres admira al liceo Impulso. "Ha cambiado la vida de los chicos, de las familias y de la comunidad que estaba ‘guetizada’ y deprimida. Solo 5% de los chicos concebían la idea de tener estudios después de terminar el liceo. Hoy 85 de cada 100 piensan en ser profesionales. Tienen 10 horas de clase por día, tres comidas, tienen atención sanitaria permanente, están bien alimentados. Tienen atención oftalmológica, sicológica, odontológica, tutorías individualizadas de los que tienen problemas de conducta o aprendizaje. Una incorporación total y absoluta de la familia para que se comprometa con el éxito de los chicos. El liceo se transforma en el centro de la comunidad, en el lugar donde los liceales están en familia, donde se los trata con cariño, donde se los respeta como seres humanos", comenta. "No hay derecho a que en Impulso se inscriban 600 y vayan 100, que en el Jubilar se inscriban 400 para que entren 70. ¿Cómo puede ser que la suerte de un chico en nuestro país dependa de un bolillero?", pregunta.

"Esto hay que generalizarlo para atender a los 50.000 chivos que viven en condiciones de vulnerabilidad y por eso necesitamos un esfuerzo público que se gestione desde un lugar que ha tenido éxito en hacer lo que hace que es el Plan Ceibal, porque la ANEP no está capacitada para poder hacerlo", sostiene.

Talvi propone instalar 136 liceos públicos modelo en todos los barrios vulnerables . "Hicimos una radiografía del país, sabemos no solo cuántos necesitamos sino dónde tienen que estar", señala.

El costo de la propuesta es de US$ 240 millones por año. Estos liceos modelos "costarían" US$ 4.800 por alumno porque ofrecen el triple de horas de clase. "Por eso cuestan más que lo US$ 2.300 que la ANEP invierte por alumno y si fueran más caros, valdría la pena igual", señala. Talvi también propone instalar tres centros de rehabilitación modelo para jóvenes que hayan delinquido en Montevideo, Canelones y Florida para que los jóvenes estén cerca de sus familias a un costo de US$ 33 millones por año. Enfatiza en que den prioridad al combate a las adicciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)