EL DEBATE SOBRE LA TRANSPARENCIA

El FA no percibe un "Uruguay corrupto" y frena investigadora

Bordaberry insistió con crear una comisión porque “se vienen” casos de corrupción.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bordaberry subió la apuesta del FA en la investigación sobre los Panamá Papers. Foto: F. Flores

El Frente Amplio no percibe un "Uruguay corrupto" y cree que el pedido del senador colorado Pedro Bordaberry para formar una comisión investigadora sobre el tema no corresponde, porque refiere a hechos ocurridos en la región que no necesariamente se reflejan en Uruguay.

Por eso naufragó ayer en el Senado la comisión investigadora sobre corrupción, por más que Bordaberry alertara que "se viene" el problema en Uruguay y que hay que "tomar medidas". Bordaberry insistió en que se apruebe el delito de enriquecimiento ilícito, pero desde el oficialismo no se mostró entusiasmo por impulsar su proyecto.

El senador considera que personas que formaron parte de los gobiernos de Lula Da Silva en Brasil y de Néstor y Cristina Kirchner en Argentina pueden haber venido a Uruguay a lavar dinero y que eso es suficiente para investigar con quién se contactaron acá.

Ayer el tema se debatió con calor entre oficialismo y oposición en el Senado. La socialista Daisy Tourné le dijo a Bordaberry que "es un poco extremo" hablar de que la corrupción en la región afecte a Uruguay, porque "no hay una percepción de un Uruguay corrupto", afirmó la senadora. "El sistema político ha sido más bien austero, que sabe estar entre la gente y no sucede como en otros lugares. Siempre nos hemos enorgullecido de que a los presidentes se los puede encontrar en la cola del cine. Hay que cuidar ese privilegio", dijo Tourné.

Agregó que informes internacionales sitúan a Uruguay en el primer lugar de América latina como incorruptible. "El Frente Amplio no quiere barrer debajo de la alfombra absolutamente nada. Nosotros no vamos a bloquear absolutamente nada", precisó la senadora.

Se viene.

Bordaberry le pidió "menos soberbia y más humildad" a Tourné, al responderle a una afirmación de ella en cuanto a que desde 2005 se combate la corrupción en Uruguay con varios organismos.

Advirtió que "se viene un problema grave de corrupción en el Uruguay y hay que tomar medidas. Vamos a tener serios problemas si no tomamos medidas".

Bordaberry recordó que temas como Pluna y ASSE "están frescos" y que desde entonces no se tomaron medidas "por la mayoría parlamentaria del Frente Amplio".

Retrucó a Tourné diciendo que los hechos de corrupción en Argentina y Brasil tienen relación con empresas en Uruguay. Un caso que puso es el de la empresa brasileña OAS y sus contratos para la planta regasificadora en Uruguay, y que un ministro de Industria de Dilma Rousseff recibió US$ 3 millones para favorecer a esa empresa. "Gente acusada y condenada por la justicia de Brasil venía acá, como Lula o José Dirceu. Los defendíamos y por eso algún vínculo tenían que tener. ¿Esto no es un hecho concreto?", preguntó Bordaberry.

Respecto a Argentina, recordó palabras de la senadora frenteamplista Constanza Moreira cuando afirmó que "los gobiernos K fueron los mejores de los últimos 40 años". "¿Hay alguien aquí que lo sigue pensando?", volvió a preguntar en referencia al funcionario kirch-nerista encontrado enterrando US$ 9 millones.

Investigar el cielo.

El frenteamplista Rafael Michelini interrumpió a Bordaberry. "Yo soy muy crítico de algunos aspectos del anterior gobierno argentino, pero hay que separar las cosas", apuntó. "No nos podemos llevar por cualquier dicho. De nosotros se dice cualquier cosa en las redes. También del senador Bordaberry", insistió, "pero no por ello vamos a comernos la pastilla".

"¿Qué tenemos que ver con defender personas que luego terminaron presas?", preguntó.

"Esas personas hoy procesadas en su país, venían y hacían negocios acá", reaccionó Bordaberry. "Ese es un posible antecedente para investigar", añadió. "Axel Kiciloff, procesado por la causa del dólar a futuro, venía a cada rato. Estuvo en la inauguración de la desulfurizadora con la barra esa, la Cámpora. Hay denuncias de que traían dinero y lo lavaban", dijo.

Bordaberry recordó las estrechas relaciones del oficialismo con "esa gente", hablando de los Kirchner, quienes "le traían gente a votar" desde Argentina, "les pagaban y les daban los ómnibus" para los votantes del Frente Amplio. "Decimos que queremos transparencia pero si hay aumento de patrimonio no es delito porque no existe el enriquecimiento ilícito", advirtió en respuesta a Michelini. "Los gobiernos progresistas dejaron un gran avance en corrupción" en la región, subrayó Bordaberry.

"No se puede investigar cualquier cosa, el cielo, sino cosas concretas como lo establece la ley", afirmó el frenteamplista Ruben Martínez Huelmo, para quien lo que sugiere Bordaberry "no cierra".

"Con los Panamá Papers hay mucha gente nerviosa. El Frente está bien plantado, vamos a ir a fondo con el secreto bancario", advirtió Martínez Huelmo, que preside una comisión especial del Senado para analizar esos documentos. "Esto está vinculado al secreto bancario, al secreto fiscal. Debajo de esa alfombra está la cucaracha. No hagamos doble discurso", dijo.

Para Martínez Huelmo el pedido de Bordaberry "es un operativo mediático, un show mediático, por eso no vamos a investigar".

El senador del Partido Independiente, Pablo Mieres, que no acompañó a Bordaberry en su planteo, aclaró, de todos modos, que "Uruguay deja huecos en la materia". Propuso formar una comisión con fines de legislar, pero no tuvo eco.

Panamá Papers.

El senador colorado Pedro Bordaberry subió la apuesta del Frente Amplio en la investigación de lo denunciado en los Panamá Papers. "Espero que vayan hasta el fondo porque con Exxor y Gas Sayago contrataban sociedades de este tipo. Y además el hijo del presidente Tabaré Vázquez tuvo dos sociedades de este tipo, y yo creo que acá no hay hijos y entenados. Vamos a ir hasta el fondo en serio", reclamó Bordaberry al defender la comisión investigadora.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados