REMODELACIÓN DE SEDE DIPLOMÁTICA

La Embajada de EE.UU. inició su mayor reforma

Demorará 40 meses; los vecinos piden alguna contrapartida.

En los más de tres años que requerirá la obra, se utilizarán camiones y grúas. Foto: G. Perez
En los más de tres años que requerirá la obra, se utilizarán camiones y grúas. Foto: G. Perez

Desde el 22 de enero, la Embajada de Estados Unidos en Montevideo se encuentra haciendo una de sus mayores reformas desde su instalación hace casi medio siglo, en 1969. La obra terminará en tres años y tres meses.

El edificio, diseñado por el arquitecto estadounidense de origen chino Ieoh Ming Pei, no tendrá modificaciones en su fachada, comentaron fuentes de la embajada. Sí habrá rediseño de sus espacios interiores, mejoras en sus sistemas de ventilación, aire acondicionado, prevención de incendios, accesibilidad, ascensores y cableado de todos los sistemas informáticos.

"El edificio de la embajada quedará al día con los altos estándares de calidad y seguridad que exige el Departamento de Estado de Estados Unidos", señaló la institución en un comunicado de prensa.

La obra, que demandará unos 40 meses de trabajo, estará a cargo de la empresa Perini Management Services, la cual contará con mano de obra local. La sede diplomática aclaró que los trabajadores estarán bajo la responsabilidad de esta empresa y no del gobierno de Estados Unidos.

Unos 350 obreros rotarán a lo largo del proyecto. De todas formas, también llegarán trabajadores desde Estados Unidos, por lo que es probable que aumente la demanda de hotelería y vivienda en la zona.

En este tiempo, la puerta de ingreso para visitantes, incluidos quienes lo hagan al Consulado, será por la entrada principal en la calle Lauro Müller 1776. El ingreso al Consulado por el Pasaje Piera quedará cerrado al público durante los meses de trabajo.

La constructora importará unos 400 contenedores desde otros países y a nivel local se utilizarán grúas, camiones y otro tipo de maquinaria pesada para llevar adelante las tareas.

Vecinos afectados.

Desde la oficina de prensa de la embajada comentaron que las obras "no pasarán inadvertidas" para los vecinos, que algunos días antes del inicio de los trabajos fueron invitados a conocer el proyecto en el edificio.

Allí les explicaron que los espacios verdes que rodean el perímetro quedarán en desuso durante este tiempo porque allí se harán movimientos de tierra y se instalarán los contenedores para la obra.

Además, les aclararon que habrá tráfico de camiones, movimiento de personas ajenas al barrio y ruido de máquinas que podría afectarles.

Al encuentro de presentación de la obra acudió Elena De Ávila, presidenta de la Comisión de Vecinos del Parque Rodó. "Algunos preguntaron por qué duraba tanto y que les parecía una barbaridad", dijo.

Una de las mayores preocupaciones era cómo iba a quedar uno de los espacios públicos que están en el predio de la embajada. Según dijeron en la presentación, el lugar será "arreglado" y "hasta mejorado" por la propia constructora respecto a cómo estaba originalmente.

De Ávila preguntó quién iba a cuidar este sitio una vez finalicen las obras: si la Intendencia de Montevideo o la embajada. "Esto no me lo supieron contestar", contó.

En la reunión, algunos vecinos pidieron la creación de un estacionamiento subterráneo dada la dificultad de encontrar lugar en esa zona de la ciudad. "Fue un pedido medio ridículo", opinó De Ávila.

En la sede diplomática crearon un correo electrónico ([email protected]) con el objetivo de recibir consultas, comentarios y sugerencias sobre la obra.

La comisión de vecinos busca que la embajada otorgue alguna partida de dinero que, de alguna forma, pueda retribuir el costo de no utilizar ese espacio público.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)