EDUCACIÓN

Unos 8.600 niños serán citados el 12 de enero para concurrir a las "Escuelas de verano"

El objetivo es dar apoyo a aquellos alumnos que más lo necesitan en áreas como lenguaje, matemáticas, pensamiento científico y habilidades socioemocionales

La pandemia reduce la posibilidad de ir a clases en el mundo. Se aprende a distancia. Foto: EFE.
Foto: EFE.

Unos 8.600 niños de escuelas públicas de todo el país irán a partir del 12 de enero y hasta febrero a clases para poder recuperar y fortalecer aprendizajes de lenguaje, matemáticas y ciencias, entre otros.

El programa de Escuela de Verano, que antes era conocido como Verano Educativo, es concebido por ANEP como una prolongación del año lectivo escolar, que aspira a fortalecer los aprendizajes a través de la enseñanza basada en proyectos en los alumnos con mayor vulnerabilidad.

El lunes el Presidente del Consejo Directivo Central de la ANEP, Robert Silva, y la Directora General del CEIP, Graciela Fabeyro realizarán una conferencia de prensa para dar los detalles, pero El País supo que este año la actividad abarcará 135 escuelas de todo el país y sumará unos 8.600 niños, de los 12.000 previstos originalmente como cupo máximo.

La cifra de los que participarán es más baja que los matriculados el verano pasado, sin pérdida de días lectivos por COVID-19. En ese entonces asistieron un promedio de 13.152 niños. En la semana de febrero, fueron 12.622. 

La asistencia será a partir del 12 de enero y pretende dar apoyo a aquellos alumnos que más lo necesitan en áreas como lenguaje, matemáticas, pensamiento científico y habilidades socioemocionales. También está previsto que se pueda realizar algún paseo bajo los protocolos establecidos y el programa incluirá la alimentación.

Si bien la asistencia es voluntaria, la convocatoria partió de la sugerencia de la maestra o la necesidad fundamentada de la familia y la prioridad la tuvieron niños que acabaron de cursar sexto año y que no alcanzaron los niveles de desempeño suficientes para ser promovidos en diciembre, según explicó días atrás Fabeyro. La Directora General del CEIP agregó en ese sentido que si no fuera suficiente con el programa Verano Educativo, "durante alguna parte del mes de febrero, marzo y abril van a ser apoyados, se va a trabajar con distintos formatos, estrategias para entre fines de abril y principios de mayo aplicar una nueva prueba formativa para ver si es posible el cambio de grado".

Luego siguieron en prioridad los alumnos de primero y segundo, para poder trabajar especialmente en el área de lectoescritura. De haber más cupos luego se abrirían lugares para otros grados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados