Inmigración

Niños de 62 países conviven en las escuelas públicas de Uruguay

El 1,3% de los escolares son extranjeros; cifra “aún pequeña” según Primaria.

El 45% de los que se les suspende la asignación son escolares. Foto: F. Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

Antes de que usted termine de leer esta nota, en Pakistán habrán nacido 17 bebés. En este país, el sexto más densamente poblado del mundo, una de cada tres personas no alcanza los 15 años y casi la mitad no sabe leer ni escribir. Pero un niño nacido allí parece correr mejor suerte: estudia en la escuela pública uruguaya. Primaria también le abrió sus puertas a un chico de Zambia, a uno de Barbados, a otro de Mozambique y a extranjeros de 62 nacionalidades.

La globalización se viste de túnica blanca y moña azul. Un estudio exhaustivo del Consejo de Educación Inicial y Primaria, en el que se cruzan los datos de las cédulas de identidad de todos los escolares, concluye que a la fecha hay 4.477 niños extranjeros estudiando en la educación pública uruguaya.

"Aún son pocos", dijo el consejero de Primaria Héctor Florit. Representan el 1,3% de la matrícula escolar. En los departamentos de Rocha y Maldonado se duplica ese porcentaje y en los departamentos del centro cae a la mitad.

Si todos estos niños extranjeros llegaran el mismo año, apenas compensarían la baja de los nacimientos que registra Uruguay. Eso sin contar que hay menores uruguayos que se van del país y otros (pocos) que fallecen.

Los españoles son los más numerosos, incluso superando a los argentinos y brasileños. Buena parte de esos 984 nacidos en el país europeo son hijos de uruguayos retornados. Y son tantos que, pese a concentrarse mayormente en Montevideo y Canelones, están distribuidos en los 19 departamentos.

Los 878 argentinos también se reparten en todo el territorio; pero su presencia en más mercada en el litoral. Solo Colonia reúne a 89 de estos niños inmigrantes. A la inversa, los 635 brasileños tienen mayor peso en la frontera noreste: en Rivera hay 225 y en Cerro Largo, 87.

Algunas localidades de zonas fronterizas —como la Barra del Chuy, Punta del Diablo y La Coronilla— "están captando una inmigración no fronteriza", señaló el consejero Florit. Y el flujo de cubanos y venezolanos que ingresan desde Brasil parece explicar este escenario.

Venezuela es la cuarta nacionalidad con más presencia es las escuelas uruguayas. Los 565 niños nacidos en el país caribeño superan a los ciudadanos estadounidenses en tiempos en los que Uruguay captó migración de retorno.

Las semejanzas culturales entre los venezolanos, los argentinos, brasileños, hijos de retornados y uruguayos hacen que "los niños vengan teniendo una buena adaptación", dijo Florit. Incluso aquellos que provienen de países más "exóticos", suelen llegar con familias constituidas e involucradas que "facilitan la integración".

Eso sí: la escuela uruguaya carece de una enseñanza del idioma español para quienes no son hispanohablantes. Solo hubo un piloto con los hijos de las familias sirias reasentadas que luego quedó en desuso.

Primaria sí creó este año una comisión especial para analizar la inmigración. Hace dos meses, comenzó un curso de capacitación para los docentes que tienen varios niños extranjeros en sus aulas. "Ahí se trabajan aspectos culturales y de cómo adaptar ritos sin herir a las diferentes culturas", indicó Florit.

Para adelantarse a la jugada, Primaria ya acordó seguir las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos respecto al velo islámico: el uniforme escolar "no debe ser impuesto" cuando hay un tema cultural.

Otras medidas que Primaria impulsó este año, aunque no estaban enfocadas específicamente en los inmigrantes, terminaron repercutiendo "positivamente" en la integración de extranjeros, dijo Florit. Es el caso de la inscripción en la escuela aun cuando el niño no haya obtenido la cédula de identidad. "Alcanza con que los padres firmen y den los datos para que el niño pueda acceder a clase y luego sí se va regularizando su situación", explicó el consejero.

Si usted llegó hasta aquí recuerde que en Pakistán nacieron 17 niños; y hay un paquistaní en la escuela uruguaya.

La otra Quinta de la Paraguaya

La escuela pública uruguaya tiene una especie de embajada, un territorio en otro país que le pertenece y que sigue el plan de estudios nacional. La casi totalidad de los 234 alumnos de la escuela Artigas, en la ciudad de Asunción, son uruguayos o paraguayos. Pero también hay un argentino y un polaco.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)