Publicidad

Más de 25.000 niños de Montevideo quedaron sin alimentación escolar por paro tras muerte de maestra

La medida, que desató la respuesta de ANEP, fue en reclamo de una jornada de reflexión a nivel docente antes de retomar las clases en la Escuela 4 Artigas.

Compartir esta noticia
En el día del paro convocado por Ademu Montevideo, Robert Silva y Olga de Las Heras lamentaron la acción del sindicato
En el día del paro convocado por Ademu Montevideo, Robert Silva y Olga de Las Heras lamentaron la acción del sindicato.
Foto: Leonardo Mainé

La semana comenzó con máxima tensión entre las autoridades de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) y la Asociación de Maestras (Ademu) de Montevideo por el paro activado tras la muerte de la maestra Ivana Gissell Núñez Zamit, de la Escuela N° 4 Artigas de Montevideo.

El sindicato resolvió iniciar la medida el domingo de noche “ante la violencia institucional sufrida por el colectivo docente” en la escuela ubicada en las calles Canelones y Joaquin de Salterain. La maestra de 42 años se descompensó el jueves en el centro y falleció pocas horas después en una mutualista.

El paro generó molestia y tomó por “sorpresa” a las autoridades de ANEP. La directora general interina de Primaria, Olga de Las Heras, dijo ayer en conferencia de prensa que unos 25.790 niños, de 123 escuelas, quedaron sin alimentación escolar, sumado a la pérdida de clase y que varios padres se enteraron en la puerta de que no había clases.

El conflicto se desató el domingo al mediodía cuando los maestros le pidieron a De Las Heras que el lunes haya una jornada de trabajo “sin niños”, solo con el equipo del programa Escuelas Disfrutables, conformado por psicólogos y trabajadores sociales, para “construir una narrativa” de lo sucedido, contó a El País el secretario general de Ademu Montevideo, Alfonso Larraya.

Los maestros plantearon que no estaban en condiciones de retomar las clases sin antes estar “asesorados” de cómo contener a los niños y qué comunicar a los padres. Manejaban que el equipo de especialistas iba a llegar a las 13.30 horas del lunes, agregó Larraya.

Primaria dijo que iba a haber psicólogos cuando ingresaran los niños a la escuela y no hicieron lugar a su pedido de que los niños no vayan a clase. Es decir, la jornada de reflexión se buscaba hacer “con los niños y las familias”. Para los maestros no era posible una jornada de reflexión sin tener previamente diagramado “un mensaje común con los niños y las familias enfrente”, dijo Larraya.

Mensaje

La titular interina de Primaria y el presidente de ANEP, Robert Silva, apuntaron contra la definición del sindicato. De Las Heras, que estuvo el jueves en la escuela, dijo que desde el primer momento se dio “apoyo a toda la comunidad educativa” con la presencia de psicólogos e inspectores.

La jerarca aseguró que las autoridades estuvieron preocupadas por la “salud emocional” de los niños. Estaba previsto que a las 08.30 horas de ayer estuviera el equipo de Escuelas Disfrutables “para atender y acompañar”, acotó.

Sobre la afectación de la comida, explicó: “No pudimos coordinar un sistema de alimentación para los niños y quedaron escuelas que no pudieron dar la alimentación como acostumbramos a hacerlo a través de las bandejas. Las empresas a esa hora no podían organizar un servicio de bandejas, de emergencia”. La jerarca de Primaria también lamentó la acusación de “violencia institucional”, al considerar que fue una expresión “muy fuerte, que pega fuerte”.

Por su parte, Silva respondió que “no” existe violencia institucional. “Lo que ha existido es mucho humanismo, mucha solidaridad”, dijo. Y remarcó: “No todo vale, está muy mal lo que se hizo”.

“Los que hemos padecido el fallecimiento temprano de una madre o un hijo sabemos el dolor desgarrador que ello lleva aparejado”, dijo. Y agregó, en esa línea: “Es muy lamentable que ante esta triste situación se deje de rehén a miles de jóvenes de Montevideo”.

Silva recordó que el viernes la escuela estuvo cerrada y que desde que sucedieron los hechos la comunidad educativa “no estuvo sola”. El titular ayer fue claro: “Desde Codicen queremos decir nuestro total respaldo a la dirección de Primaria” en esta coyuntura. “No se ha actuado responsablemente, no todo vale”, insistió.

saber más

Acuerdan “mejorar caminos de contacto”

Pocas horas después de la conferencia de prensa a la que convocaron las autoridades de ANEP, Olga de Las Heras tuvo un mano a mano con integrantes de los sindicatos de maestros en la sede de Primaria. El secretario general de Ademu Montevideo, Alfonso Larraya, dijo a El País que el encuentro fue “positivo” y que ambas partes llegaron a un acuerdo de trabajar estos casos de forma conjunta.

“En lo que se quedó fue en mejorar los caminos de contacto y de comunicación ante estas situaciones para intentar llegar a soluciones que sean mancomunadas y sumando esfuerzos ante situaciones que escapan todo lo que puedan ser lo normativo”, indicó Larraya.

Además, desde el sindicato se relató que Primaria les “aseguró” que iban a “usar todos los recursos a disposición del programa de Escuelas Disfrutables y que iban a existir espacios que corresponden a la atención de emergentes que surjan y la participación de los colectivos en ese proceso de seguimiento”. Larraya dijo que la clase de la maestra fallecida “tuvo una reunión con el equipo de Escuelas Disfrutables y con las familias, para informarle de la situación”. Mientras que el resto de la escuela “se enteró por la plataforma Gurí, a las 16.00 horas del jueves, porque no se habilitó a comunicar antes”.

El dirigente insistió que “el paro fue por una denuncia concreta de la insensibilidad que tuvo la administración al no contemplar a docentes”.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad