ESTRATEGIA

El campo decidió dialogar y posponer nuevas medidas

Se crearán mesas departamentales que contemplen a todos los sectores.

147 delegados de todo el país de los más variados sectores de la producción estuvieron en la asamblea. Foto: Víctor Rodríguez
147 delegados de todo el país de los más variados sectores de la producción estuvieron en la asamblea. Foto: Víctor Rodríguez

Los sectores productivos nucleados en el movimiento "Un Solo Uruguay" decidieron ayer en una asamblea en Durazno que si son invitados formalmente por la Presidencia de la República participarán de la mesa de diálogo propuesta por el presidente Tabaré Vázquez, al tiempo que pospusieron la adopción de nuevas medidas de movilización.

Los integrantes de la mesa coordinadora del movimiento "Un Solo Uruguay" —Federico Holzman, Marcelo Nougué, Guillermo Franchi y Álvaro Rivas— dijeron que si reciben la invitación del Presidente, Tabaré Vázquez, para una reunión de trabajo, solicitarán que sea a la brevedad, "bastante antes en el tiempo, porque hay urgencias y la necesidad de toma de decisiones"

"Lo primero es aguardar si esta convocatoria surge, pero reiteramos que la agenda del movimiento es independiente de esta reunión; si esta invitación se recibe, se va a plantear la necesidad de que esa reunión de trabajo empiece antes de la fecha que está prevista, por lo menos, planteada o contemplada para después de Carnaval".

La participación en la instancia propuesta por Vázquez se votó por unanimidad, pero se hizo la salvedad de que debe ser una "mesa de trabajo, no de diálogo".

La precisión se hace porque los integrantes del movimiento no quieren que se diluya en "diálogos improductivos", sino que sea "una negociación ejecutiva con plazos cortos, que no se dilate en el tiempo".

En cuanto a las protestas que se vinieron realizando al costado de las rutas se decidió dejarlas en suspenso "para no desgastar el mecanismo". De cualquier forma en caso de no ser invitados a participar de la instancia propuesta por el presidente tienen prevista una batería de medidas de menor a mayor magnitud que van a ir realizando y que mantendrán en reserva hasta que se apliquen.

Conformidad.

Los delegados de todo el país que participaron de la asamblea se retiraron de la reunión conformes con la respuesta a la convocatoria y dijeron en rueda de prensa que el importante número de personas presentes supone "una reafirmación de la unidad del movimiento, algo que se ha querido poner de alguna manera en tela de juicio, sin embargo lo que vimos acá fue una adhesión muy fuerte, con la presencia de las gremiales agropecuarias, la industria, el comercio a través de los centros comerciales, el transporte, la granja, delegaciones de cañeros de Bella Unión, jubilados, representantes de grupos de trabajadores".

"Asumimos el compromiso en esta jornada de tener la proclama como una especie de Constitución, a la cual nos vamos a adherir y vamos a pelear en todos los frentes que haya que pelearlo, en procura de que esta proclama se vaya cumpliendo y se vaya atendiendo cada uno de los reclamos que se hacen", dijeron los coordinadores del movimiento.

Agregaron que "están todos los grupos, los colectivos, las gremiales, las instituciones que adhirieron en su momento al movimiento y que están adheridos a esta proclama y la consigna es justamente el diálogo, sí, pero detrás de él persiguiendo lo que es el cometido de la proclama".

Posiciones.

La asamblea, que duró unas siete horas y media, albergó opiniones y planteos diversos, algo que los organizadores consideraban previsible, dado el marco heterogéneo de participantes, con puntos de vista semejantes, en algunos casos, o muy distantes en otros.

Dentro de las múltiples posturas, hay quienes consideran que la carga impositiva grava en mayor medida al productor uruguayo y extiende exenciones o gravámenes inferiores a firmas internacionales establecidas en el país.

Por eso, un productor expuso, a viva voz en dirección al gobierno: "Paren los beneficios a las multinacionales, hay que darle más oxigeno, un sesgo más nacionalista a la situación productiva".

Por momentos, el clima de la conversación se caldeó por puntos de vista diferentes. "Hay que salir a la calle, a las rutas, basta de hablar y hablar", tiró uno de los concurrentes. No obstante, primó la cordura de un tratamiento reflexivo de los temas.

Resoluciones.

Sobre el final de la asamblea, luego de los informes elaborados en grupos por sector, los integrantes de la mesa coordinadora informaron de las medidas adoptadas:

La asamblea acordó delinear una batería de medidas, que estará a consideración de la mesa ampliada, que trabajará en coordinación con representaciones departamentales que contemplen todos los rubros.

El movimiento se mantiene en vigilia permanente en evaluación de las medidas y señales que esperan del gobierno.

Los sectores que estuvieron representados fueron: Ganadería y agricultura 72, Transporte 13, Arroz 4, Lechería 18, Industria y Comercio 13, Caña 3, Montevideo 4, Colonos 6, Viticultores 2, Hortícolas 4, Emprendedores 3, Jurídicos 2, Forestal 3, Apícolas 2 y Servicios Agrícolas 3.

DESTAQUES

Organización.

Dentro de los próximos pasos a seguir, esta la formación de comisiones departamentales, lo que llevará a "descentralizar el propio movimiento a través de delegados zonales que representen los distintos rubros".

Unidad.

Álvaro Rivas, uno de los voceros del movimiento Un Solo Uruguay, sostuvo que el nuevo encuentro en Durazno "reforzó el compromiso de unidad y de pertenecía al movimiento sumando la presencia además de nuevos sectores de la cadena productiva".

Respaldo.

Se puso a consideración la actuación de la mesa coordinadora, que tuvo un respaldo unánime, con un apoyo muy importante por parte de los delegados.

Participación.

En la asamblea de Durazno hubo 147 delegados de todo el país que integran casi todos los sectores de la actividad económica del Uruguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)