Alimentación

Lore nutri: ¿Cómo evitar los kilos de más en invierno?

La nutricionista Lorena Balerio trae una serie de consejos para evitar ganar peso en los meses de frío. 

Subir de peso
Foto: Pexels

Hace unos días hice una encuesta en mi instagram sobre el temor que generaba la ganancia de peso en invierno. Los resultados no me sorprendieron: 3 de 4 personas creen que este invierno los deja con unos kilos arriba.

Cuando la temperatura desciende, es una realidad que nos empieza a dar más pereza salir a caminar o ir al gimnasio. A eso le sumamos que empezamos a desear alimentos calientes que “nos den calorcito” o “algo rico” como suelen decirme en consulta.

Este año se suma el desafío de mantener la fuerza de voluntad por mantener una alimentación ordenada, en medio del caos por la pandemia.
Por si fuera poco una referencia que manejo con mis pacientes más allá del número que da la balanza, es la ropa… y si me vas a decir que pasaste de jogging desde marzo (Muy lindo que estén de moda, pero no han sido referencia para avisarnos que estamos ganando peso).

Es importante que no dejes llegar a la primavera para acordarte de cuidarte, y salir a meterte en programas de descenso de peso mágicos, rigurosos, carísimos e insostenibles.

Te presento estos tips para ir creando hábitos, bajando ese peso extra de a poco, sin estar deseando o prohibiéndote comidas y haciendo sacrificios de locos (nada de ayunos ni batidos raros)

Consumir vegetales

No solo la ensalada es la forma de comer vegetales, en esta época te aconsejo pruebes ensaladas calientes, verduras al horno, salteadas o al wok, rellenas utilizando su pulpa bien saborizadas.

Comidas de olla completas

Aprovechamos esta época para comer más legumbres, sobre todo lentejas. Los guisos y cazuelas son platos que si somos precavidos puede ser muy completos y no hipercaloricos. A las lentejas, incorporales verduras, y si agregas carnes preferí cortes magros. Otro cambio útil es sustituir el arroz por arroz integral en cazuelas y guisos. Las comidas calientes como bifes a la criolla, pucheros anímate a sumarlos.

Pastas con compañía

Acostumbrate a consumir las pastas con vegetales. El brócoli y la espinaca son una buena combinación, de más está decirte que el brócoli está en su momento justo. Combinando pastas con verduras, vamos a lograr sentirnos llenos por más tiempo, y que el ocio y aburrimiento no lo confundamos con “tengo hambre”.

Infusiones

Los famosos dos litros de agua se hacen cuesta arriba en invierno, por eso es momento de tomar infusiones calientes, té. café, mate, caldos, de esta manera aportamos líquidos a nuestro organismo, nos hidratamos y además son aliados para aumentar la saciedad previo a las comidas.

Ojo los aderezos

Podemos estar comiendo una sopa o un plato muy equilibrado pero se nos disparan las calorías en los agregados como son el queso rallado (Probá rallar queso magro y tenerlo en el freezer de manera que al agregarlo no obtengas lascas más blandas y gruesas). Los aderezos probá con quesos de untar descremados saborizados por vos, en vez de mayonesa.

La fuente en la cocina

Controlar la porción, empezando por no repetir el plato, para eso te aconsejo que la fuente quede en la cocina. Cambia los platos por más chicos, si terminas de comer, y quedas haciendo sobremesa, retira el plato de adelante.

Fritos en excepciones

Dejá este tipo de preparaciones para cuando se de alguna salida o en estas circunstancias que se pida comida fuera, pero ojo esta regla aplica a lo sumo una vez a la semana.

Es mi deber como profesional, remarcarte que una cosa es el día a día y otra muy distinta una comida puntual (un cumpleaños, un delivery, una ida a comer a algún lugar). No estoy acá para prohibirte alimentos.
Nadie engorda por ir a un cumpleaños y comer torta.

Engordamos cuando a la alimentación diaria de manera continua le estamos sumando agregados. (Un chocolate hoy, mañana un alfajor, pasado lo que sobro del plato de los chicos, el picoteo previo a cenar, y puedo seguir nombrando agregados).

Si no podemos movernos, si tratemos de sumar actividad física en pequeños cambios, bajarte una parada antes del bus camino a casa, ese mandado hacerlo a pie, deja el auto a una cuadra más lejos, dejá el ascensor y usá escaleras.

El día a día es lo más importante, si nos cuidamos a diario los kilos de invierno no aparecen.

Conocé a nuestra columnista
Lorena Balerio
Lorena Balerio
Licenciada en Nutrición.Dicta charlas y talleres y promueve la alimentación real y saludable. Consultas personalizadas a domicilio y online.

Podés seguirla en su redes sociales Instagram y Facebook.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados