Publicidad

¿Cómo sacar el esmalte en gel en casa, sin herramientas adecuadas y sin lastimar las uñas en el intento?

Muchas personas eligen hacerse las manos con este tipo de lacas que son más permanentes que las comunes de uso doméstico y, al momento de querer eliminarlas sin dañar la uña es una misión imposible.

Compartir esta noticia
uñas

La Nación/GDA
Gracias a su durabilidad, el esmalte en gel llegó para revolucionar la industria de la manicura. Sin embargo, cuando la uña empieza a crecer o el esmalte comienza a deteriorarse, llega el momento de ser eliminado, algo que puede resultar un desafío para muchas personas.

En la actualidad, existen varios métodos efectivos para retirar el esmalte en gel de las uñas sin dañarlas.

A continuación, paso a paso para aprender de manera fácil y segura las distintas alternativas para sacarse el esmalte en gel de las uñas:

Algodones con acetona

Antes de empezar es recomendable lavarse las manos con agua tibia y jabón y aplicar una crema hidratante al secar. Luego, mezclar una cucharada de vaselina con cinco gotas de aceite de almendras y distribuir el producto sobre la piel que está alrededor de la uña. Esto sirve para proteger y combatir la sequedad.

Luego, el método más común y efectivo para remover el esmalte en gel es hacerlo con acetona pura, dado que es el único producto que consigue retirar el gel de manera más rápida y eficaz.

Para realizarlo hay que seguir el siguiente procedimiento:

  1. Limar la capa superior del esmalte en gel para romper con las capas protectoras.
  2. Humedecer 10 bolitas de algodón en acetona pura.
  3. Colocar una bolita de algodón sobre cada uña con gel y envolverlas con papel de aluminio.
  4. Dejar actuar durante 10-15 minutos.
  5. Retirar el papel de aluminio y limpiar cualquier residuo con un palito empujador de cutículas para terminar de eliminar el esmalte reblandecido.

Limado suave

Si se desea evitar el uso de acetona u otros productos químicos, hacerlo mediante una lima también es una opción viable.

Con una lima de uñas de grano fino hay que limar suavemente la capa superior del esmalte en gel hasta eliminarlo por completo. Es importante tener en cuenta que si bien este método es más suave para las uñas, puede llegar requerir más tiempo y paciencia que los procedimientos convencionales.

Manicura profesional

Por otra parte, quienes no estén cómodos realizando el proceso o identifican ciertas dificultades para quitar el esmalte en gel, es recomendable que asistan a un centro de profesionales para que puedan ayudarlos y asesorarlos de manera adecuada.

Estos lugares cuentan con la experiencia y las herramientas necesarias para retirar el esmalte en gel de manera rápida y con el menor riesgo de daño posible.

Consejos adicionales

Independientemente de la opción elegida, hay determinados tips que pueden ser incorporados a la rutina no solo para complementarla, sino también para que el procedimiento sea mucho más agradable.

Es recomendable:

  • Después de retirar el esmalte en gel, hidratar las uñas y cutículas con algún producto especial para mantenerlas saludables y fuertes.
  • Prestar especial atención a la exposición a la acetona, porque es probable que su uso excesivo reseque las uñas y la piel.
  • Evitar morder el esmalte en gel, ya que esto puede dañar la capa superior de la uña.
  • Sacar el esmalte en gel de las uñas puede parecer un proceso complicado, pero con los métodos adecuados y los cuidados necesarios es posible hacerlo de manera fácil y segura a través de opciones que se adaptan a las necesidades y preferencias personales de cada persona.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad