Por Lorena Balerio

Tips y recetas para un Halloween más saludable

Nuestra nutricionista de cabecera nos trae una serie de consejos para que en la noche de brujas los niños no consuman azúcares en exceso.

halloween
Foto: Pexels

Se acerca Halloween y a la hora del famoso truco o trato, golosinas, caramelos y chupetines se nos vienen a la mente. Usualmente, el exceso de azúcares en los niños genera un estado de exaltación hace estragos en la paciencia de los padres.

Si se calcula cuántas calorías consumirá tu pequeño en dulces de Halloween, probablemente la suma este por encima de las 3.000 a 4.000 y casi todas son de baja calidad.

La consigna en esta fiesta importada y de origen celta, es que los más pequeños salgan bajo el lema “truco o trato” en búsqueda de golosinas. Sin ánimos de ganarme un truco por negar los dulces, presento algunas ideas para minimizar el exceso de azúcares.


Comer antes de la recorrida: Si los niños salen con el estómago vacío a pedir golosinas siendo esa su merienda o cena, ahí estamos en un problema. Si en cambio le das una buena merienda, pueden recorrer todo el barrio pero comerán mucho menos.

Te recomiendo que previo a salir hagas una comida saludable. Puede ser leche o yogur acompañado de pan. Complementar con una fruta puede ser una opción, incluso sumarla en licuado ahora que el clima nos tienta a tomar a bebidas frescas.

Opciones saludables con azúcares naturales y no agregados: Si bien los niños desean las golosinas, existen alternativas saludables. Se puede esperar el sonido del timbre con una bandeja pronta para repartir de galletas caseras con formas de calabaza o fantasmitas. Así como los bocados a base de fruta (bananas con forma de dedo y un maní como la uña, escobitas de grisines con queso, mandarinas peladas con un tallito de apio, simulando una calabaza).

Si haces reunión de pocos niños con las medidas preventivas del COVID-19 sorprendelos con la “poción de bruja” a base de jugos de fruta caseros y sin uso de refrescos y bebidas con azúcares agregados.

No todo es trato dulce: Cambiar ese pequeño hábito que nos simula el premio o regalo de cosas aseguradas es una estrategia. El trato puede ser con otro tipo de detalles que gusten a los pequeños. Lápices de colores, libretitas, gomas de borrar alusivas a Halloween.

Caminar: es muy importante que los niños en esa famosa recorrida en búsqueda de golosinas por lo menos quemen un poco de calorías. Aumentarles el gasto a través también es importante, que caminen y corran de casa en casa, así como si se realiza una reunión existan juegos donde la base sea quemar calorías, y pasar menos tiempo sentado.

El guardián de los dulces: Cuando los niños salen de recorrida, los padres suelen acompañar la cacería y a medida que reciben dulces, se los guardan. Ese momento es clave para ir“confiscando” la cantidad de azúcares que reciben. Como adulto responsable, podés optar por separa los que menos gustan y entonces cuando quieran un puñado ya no van a comer tanto con los ojosy serán más selectivos.

Brujas y monstruos generosos: Compartir es buena manera de reducir el botin. En base a eso decidir si las damte dejarlas y no consumirlas, es una parte interesante del ritual.uos a otro compañero de cacería que tiene menos o simplementte dejarlas y no consumirlas, es una parte interesante del ritual.u

Trato final: al momento de cierre de la noche tenés que ser consciente que se vienen unos días de excesos de azucares. Es importante establecer límites y negociar. Una buena estrategia es separar en porciones sin tener que prohibirles los dulces.

Quedarse en casa: Ser anfitriones es una estrategia para ser eficientes ese día. Supone una forma original de salirse de la rutina y pasar un rato divertido en casa. A veces jugar con la creatividad a través de la comida está permitido y es divertido. En vez de salir a buscar dulces proponé que los cocinen.

Siempre tengamos en cuenta que si tenemos hábitos saludables durante todo el año, no es descabellado el exceso de azúcares de una noche. Los hábitos se trabajan a diario a través de las pequeñas decisiones.
*Nutricionista y columnista de EME.

halloween
Foto: Pexels

Cuatro recetas para un Halloween más saludable

Muffins de calabaza (12 unidades)

Ingredientes:
1/2 calabaza
3 cdas de harina⠀
2 ctas de polvo de hornear
2 huevos
Queso magro
Nuez moscada

Preparación:
Cocinar en el horno la calabaza.
Hacer puré y agregarle los huevos,la harina, el polvo de hornear, cubos de queso magro y nuez moscada. ⠀
Mezclar todos los ingredientes.
Colocar la mezcla en moldes de muffins. Llevar al horno precalentado por aproximadamente 15 minutos hasta que crezcan y estén doraditos. ⠀
Para decorar podes ponerles aceitunas negras dándole forma de arañitas o hacerle telarañas con el queso en hebras.


Fantasmas coco loco ⠀

Ingredientes:
1 taza de coco rallado seco
6 pasas de uva
Chispas de chocolate
3 bananas
2 tazas de jugo de naranja natural

Preparación:
Cortar las bananas a la mitad a lo ancho y colocales un palito de brochette o helado en el extremo plano.
Congelarlo unas horas, luego sumergirlo en el jugo de naranja.
Bañar en coco rallado (este tiene que estar seco).
Colocar dos chispas de chocolate para simular los ojos y una pasas rellenas para la boca.

Arañas traviesas:

Ingredientes:
6 huevos duros
3 cdas de mayonesa
1 cdita de mostaza Dijon
1 cucharadita de vinagre
Sal
Pimienta
Aceitunas negras (sin carozo)
Unas hojas de perejil

Preparación:
Cortar los huevos por la mitad y extraer las yemas, aplastarlas con un tenedor. Agregar la mayonesa, mostaza, vinagre, sal y pimienta.Rellenar las claras con la mezcla anterior. Cortar las aceitunas por la mitad a lo largo y ponerlas en el centro del relleno para hacer el cuerpo de la araña. Cortar unas cuantas aceitunas más, primero por la mitad y luego en rodajas. Disponlas, de cuatro en cuatro, a los lados del cuerpo, para simular las patas. Decora con unas hojas de perejil lavadas y secas y a la mesa.


Tumbitas integrales

Ingredientes:
150g de harina de garbanzos (1 taza aprox) puede ser harina integral o la que tengas
1/2 cdita de sal.
3 cucharadas de aceite
1/2 taza de agua (no fria, natural o tibia)
2 cdas soperas de semillas de sésamo y 1 de semillas de chia o usa directamente un mix de semillas.
1 cda sopera de la especia que te guste
Pimienta a gusto.

Preparación:
Mezclar los ingredientes hasta formar una masa que no se pegue (agregale más agua o harina según sea necesario).
Tapar con film y dejar reposar 10 min. Estirar con palo de amasar hasta lograr el espesor deseado y cortar en rectángulos. dando formas de tumbitas (podes marcarles el clasico R.I.P).
Precalentar el horno y poner las crackers en una fuente pincelada con aceite. Cocinas a horno medio (cinco minutos por lado).
Decorar con mix de semillas o semillas de un solo tipo (sésamo, lino, chia, girasol) condimentos provenzal, pimentón, albahaca, romero, queso en hebras o rallado.

conoc{e a nuestra columnista
Lorena Balerio
Lorena Balerio
Licenciada en Nutrición. Dicta charlas y talleres y promueve la alimentación real y saludable. Consultas personalizadas a domicilio y online

Podés seguirla y contactarla a través de su redes sociales Instagram y Facebook.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error