Realeza

Estos son los escándalos que obligaron a príncipes y reyes a pedir disculpas

Los miembros de las coronas europeas estuvieron en el ojo público más de una vez por polémicas relacionadas con su vida íntima o con la política de su país

El príncipe Harry. Foto: Archivo
El príncipe Harry. Foto: Archivo

En los últimos años, varios miembros de realeza han protagonizado “escándalos” que sacudieron la coronas europeas y en algunos casos incluso tuvieron que pedir disculpas públicas por sus acciones.

El hecho más reciente tuvo como protagonista a la reina Máxima de Holanda, y su esposo, el rey Guillermo, por dos inoportunos viajes a Grecia en medio de la pandemia de coronavirus

Pero no han sido los únicos: el rey Juan Carlos de España y el príncipe Alberto de Mónaco también están en la lista.

Rey Juan Carlos de España

Cuando todavía era rey, allá por el año 2012, Juan Carlos dijo las palabras que pasaron a la historia: “Lo siento mucho. Me he equivocado y no volverá a ocurrir”. De forma pública y en persona, en vez de hacerlo a través de un comunicado escrito, enfrentó la polémica que despertó su costosa y excéntrica excursión de caza de elefantes en Botswana, en un momento en que la situación económica y social en su país estaba cada vez más comprometida.

Rey emérito Juan Carlos de España. Foto: AFP.
Rey emérito Juan Carlos de España. Foto: AFP.

Príncipe Haakon de Noruega

El príncipe Haakon de Noruega pidió perdón en 2016 por alquilar cinco viviendas de su residencia sin tener los permisos requeridos. A través de un comunicado asumió toda la responsabilidad: “El príncipe heredero pide perdón por el alquiler sin permiso”. Tres años más tarde, su esposa, Mette-Marit, tuvo que hacer lo mismo, pero por otro motivo: se reunió con el acusado de tráfico sexual de menores, Jeffrey Epstein.

“Nunca hubiera tenido nada que ver con Epstein si hubiera sido consciente de la gravedad de sus actos criminales. Debería haber investigado su pasado y lamento no haberlo hecho”, aseguró cuando trascendió su vínculo con Epstein.

Príncipe Nicolás de Dinamarca

El príncipe Nicolás de Dinamarca, nieto mayor de la reina Margarita, apareció en una fotografía que se hizo viral porque se veía el nombre de una marca privada, y la corona no permite promocionar nada de esa índole. “Los miembros de la familia real no comercializan empresas o productos. El príncipe Nicolás pide disculpas por el error cometido”, lamentaron en el comunicado.

Rey Carlos Gustavo de Suecia

El rey Carlos Gustavo de Suecia lleva más de cuatro décadas casado con la reina consorte, Silvia, pero los rumores de infidelidad siempre estuvieron presentes en los medios suecos. En 2010, tuvo que enfrentar los dichos de la prensa, que lo catalogó como un “rey infiel y mujeriego”. Con un escueto comunicado, aseguró: “Lo lamento de verdad”, dejando en claro que esas costumbres eran cosa del pasado y que su pareja ya lo había perdonado.

Reina Máxima de Holanda

Máxima y Guillermo se fueron de vacaciones a Grecia en dos oportunidades, en medio de la pandemia de coronavirus, y el pueblo holandés se indignó por estas decisiones. A través de un vídeo, la pareja reconoció su error: “Nos dirigimos a ustedes con pesar en nuestro corazón. Sabemos que nuestro viaje a Grecia ha provocado fuertes reacciones de rechazo en gran parte de los holandeses; nos duele haber traicionado su confianza”.

Reina Máxima (instagram)
Reina Máxima (instagram)

Príncipe Harry de Reino Unido

En 2005, el príncipe Harry tomó la polémica decisión de disfrazarse de oficial nazi para una fiesta, y tras difundirse las fotos, tuvo que pedir disculpas: “Siento mucho si ofendí a alguien. Fue una mala elección del traje y pido disculpas por ello”.

Su hermano, el príncipe William, también se vio obligado a pedir perdón en 2009, por un inesperado reclamo: es tradición que la familia real felicite por su cumpleaños a los ciudadanos que cumplen 100 años, y una longeva británica se quejó con la reina porque en los últimos cinco años recibió la misma tarjeta. El hijo mayor de Lady Di se presentó en persona a la casa de la mujer para asegurarle que no pasaría más.

Rey Felipe de Bélgica

El rey Felipe de Bélgica es otro de los que decidió pedir disculpas a principios de 2020, pero en este caso se trató de un mea culpa histórico: el día que se cumplía el 60 aniversario de la independencia del Congo, lamentó los actos de violencia y los sufrimientos infligidos a aquel país en la época colonial. “Mis disculpas más profundas por estas heridas del pasado, el dolor de las cuales se reaviva por las discriminaciones aún hoy demasiado presentes en nuestras sociedades”, expresó.

Príncipe Alberto de Mónaco

En 2015, el príncipe de Alberto II de Mónaco pidió disculpas por un hecho que deshonraba a su país: la deportación de judíos a los campos de concentración nazis. “Decir esto hoy en día es reconocer un hecho. Decir esto hoy, delante de ustedes, es una petición de perdón”, sentenció, durante un acto en el que inauguró un monumento en honor a las víctimas.

Alberto de Mónaco. Foto: EFE
Alberto de Mónaco. Foto: EFE
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados