Publicidad

SABOR EXPRESS

Lore Nutri: Estos son los diez peores ingredientes que podés encontrar en las etiquetas nutricionales

Lorena Balerio, nuestra nutricionista de cabecera, propone aprender a leer las etiquetas de los alimentos y destaca que cuanto más natural y saludable sea un producto, menos ingredientes tiene en su composición.

Compartir esta noticia
Las etiquetas de los alimentos.

Por Lorena Balerio

Ya llevamos 2 años desde que en Uruguay rige el decreto que regula el etiquetado frontal de alimentos y sorprendentemente muchos alimentos no cumplen aun la normativa de indicar los excesos de grasas, azúcar, sodio y grasas saturadas que exige la ley.

La normativa de los octógonos pide que sean indicados los excesos, pero si esto aun no es regulado podes estar comprando un producto que no los tiene y ser igualmente una bomba de azúcar o grasa.

A la hora de leer la etiqueta nutricional resulta confuso y hasta tedioso la cantidad de datos, números, e ingredientes que figuran; es información poco clara que marea, en vez de orientar al consumidor.

Hoy quiero enseñarte a mirar la lista de ingredientes, el dato más relevante de la etiqueta en sí: si conocemos los ingredientes sabremos mucho más al respecto del producto. La lista de ingredientes, suele aparecer al final de la etiqueta, y por lo general llegamos a verla abrumados de números que no entendemos y le restamos importancia pero quiero que te grabes esto a fuego: es lo más importante.

Cuanto más natural y saludable sea un producto, menos ingredientes tiene en su composición. Eso es un detalle no menor a la hora de pararnos frente a la góndola del supermercado. Veamos cuales son los que hay que tener bajo la lupa:

1. Azúcar en múltiples versiones
De a poco tomamos conciencia de lo nociva que es el azúcar pero industrialmente hablando, cuanto más azúcar tenga el producto, mas ventas conlleva. Por eso se sigue usando pero "disfrazada" para que parezca que no; cuando leas la etiqueta y veas fructosa, dextrosa, glucosa, (casi todo lo terminado en -osa es azúcar), maltodextrina, melaza, jarabe de maíz, jarabe de maíz de alta fructosa, azúcar pulverizada, maíz dulce, azúcar invertida, jarabe de arce, almíbar, debés saber que todos son sinónimos de azúcar.

Es obligatorio nombrar los ingredientes desde el que está más presente al que menos, es por eso que para camuflar el azúcar en el podio, una técnica muy usada es incluir distintos tipos de azúcar, así reducen la cantidad de cada uno, ¿sorprendido?

2. Jarabe de maiz de Alta Fructosa (JMAF)
El JMAF contiene fructosa y glucosa aunque no puede ser considerado biológicamente igual a la sacarosa (azúcar). La fructosa se metaboliza en el hígado y el tipo de alimentación occidental contiene mucha fructosa añadida que termina dañando el higado.

EL JMAF (no es la FRUCTOSA de las frutas, a no confundir) causa un malfuncionamiento mitocondrial, obesidad y enfermedades relacionadas. Cuanta más JMAF contenga un alimento, peor será para tu salud.

3. Aceite de palma y aceites hidrogenados
Lo encontras en galletas, papas fritas, la mayoría de los productos horneados del super y alimentos prefritos congelados. Las grasas trans sintéticas promueven la inflamación.

4. Nitritos y nitratos
Los encontras en Carnes Procesadas conocidos como “Embutidos”. El nitrito de sodio es un conservante muy usado y agente antimicrobiano que da el color y sabor junto a otros colorantes y aromas químicos. En el cuerpo los nitritos pueden convertirse en nitrosaminas, sustancias químicas que causan cáncer.

5. Glutamato monosódico
Es de los peores aditivos alimentarios y de los que más se usa. Se ha encontrado relación entre el glutamato y el aumento de peso

6. BHA/BHT Benzoato de sodio
Son conservantes que alargan la vida útil de los alimentos El (BHA) y el (BHT) afectan el sistema neurológico y son potencialmente cancerígenos. Tal vez el “benzoato de sodio” te suene porque lo podes ver en jugos de frutas o aderezos para ensalada; afecta el comportamiento infantil (los niños se vuelven más distraídos e hiperactivos).

7. Colorantes Artificiales
Ya desde 2010 en Europa se exige que productos que los tienen sean etiquetados con el mensaje “podría tener efectos adversos en la actividad y atención en niños.” En Sudamerica estamos muy lejos

8. Rojo 40/rojo allura/E 129
Es de los de uso más extendido en la industria de alimentos. Lo encontrás en casi todos los refrescos saborizados de frutilla, cápsulas, chicles, puede desencadenar la hiperactividad en los niños.

9. Azul 1, FCF, azul brillante
El que encontras en gomitas o M&M’s. Se suele combinar con otros colorantes y eso lo hace un poco invisible a simple vista.

10. Amarillo 5 (Tartrazina o E102 ) y amarillo 6 (E110)
El 5 lo encontrás en papas, Cheetos, Doritos. El amarillo 6 es el de sopas y fideos instantáneos con queso que simula un queso derretido. Ademas esta en horneados, dulces y se relaciona con la hipersensibilidad hiperactividad y otros efectos en el comportamiento de niños.

Cuando vayas a comprar recordá siempre mirar la lista de ingredientes más que las calorias; los “cero por ciento”, “light”, “diet “, “reducido en” y demás palabras intentan atrapar al consumidor. Si lees los ingredientes y encontrás alguno de los de la lista, déjalo nomás en la góndola.

La publicidad dirá algo (que querés escuchar) y por otro lado “confunde o esconde” algo más. ¡Leé los ingredientes siempre!

CONOCÉ A NUESTRA COLUMNISTA

Lorena Balerio

Lorena Balerio

Licenciada en Nutrición.Dicta charlas y talleres y promueve la alimentación real y saludable. Consultas personalizadas a domicilio y online.

Podés seguirla en su redes sociales Instagram y Facebook .

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Lorena BalerioLore Nutri

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad