Realeza

Británicos prefieren a William en vez de a Carlos como heredero al trono, según encuesta

Ante la posible abdicación de Isabel, la empresa Deltapoll preguntó a cientos de personas a quién elegirían -si pudieran- para sucederla

La reina Isabel, el Príncipe Carlos y Camilla, el Príncipe William y Catherine, el Príncipe Harry y Meghan. Foto: AFP
Foto: AFP

Este viernes, el mundo se conmovió ante la noticia del fallecimiento del príncipe Felipe, esposo de la reina Isabel II. El pueblo de Reino Unido, los expertos en temas de realeza y los medios se preguntan cómo impactará su muerte en la monarca, y la inquietud sobre la sucesión al trono volvió a ocupar el centro de la agenda. 

Una encuesta realizada recientemente por la empresa Deltapoll y publicada en el periódico Mirror arrojó que, ante la posible abdicación de Isabel, el 47% de los británicos prefieren que el nuevo rey sea el príncipe William, en lugar del legítimo heredero, el príncipe Carlos.

Realizada días antes de la partida del duque de Edimburgo, la encuesta entrevistó a 1590 adultos y encontró una división generacional sobre quién debería acceder al trono. Lo más destacado es que los más jóvenes -de entre 18 y 24 años- pidieron que el príncipe Harry, alejado de sus deberes reales con su esposa Meghan Markle, sea quien tome las riendas de la corona.

Los británicos que quieren que la herencia siga su línea natural representan apenas el 27%, una cifra 20 puntos menor a la de quienes piensan que hay que pasar por alto al príncipe de Gales; un verdadero golpe a la imagen de Carlos.

Igualmente, a pesar de sumar un buen número de seguidores, el 51% de los encuestados cree que Harry y Meghan dañaron la reputación de la monarquía. El 41% cree que la reina Isabel debe permanecer en su puesto hasta que muera y solo un 18% cree que la monarquía no debería existir más.

Consultado por el Mirror, Graham Smith, director ejecutivo del grupo anti-monarquía Republic, dijo: “No importa lo que digan las encuestas, Carlos será el rey. Sin embargo, esta investigación nos dice que a la gente ya no le importa el sistema hereditario, quieren una opción. El enorme abismo entre generaciones subraya cuán desconectados están los miembros de la realeza respecto de las actitudes modernas”.

“Esta encuesta prepara a la monarquía para una gran crisis de apoyo a principios de la década que probablemente verá la sucesión del rey Carlos. A medida que nos acercamos al final del reinado de Isabel, este sistema medieval chocará con los valores británicos modernos. Y la única solución creíble es que la gente elija a nuestro jefe de estado. Es hora de que Reino Unido tenga un serio debate entre adultos sobre quién reemplaza a la reina. Si los votantes quieren una opción, eso solo puede suceder en una república”, finalizó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados