Con los hijos

Guardia pediátrica: seguridad vial

Nuestra pediatra de cabecera, Alicia Fernández, en su columna trata sobre un tema clave: niños y seguridad vial.

niña en asiento de auto
Foto: Pixnio

6 de septiembre: 4 de los 7 ocupantes de un vehículo que se trasladaba por la ruta 8 fallecieron, entre ellos un niño de 2 años. 
17 de septiembre:  Un niño de 10 años murió la tarde de este viernes al ser atropellado cuando intentó cruzar la Ruta Interbalnearia
17 de septiembre: Tres muertos y tres heridos entre ellos 2 menores tras choque frontal en Paysandú , uno de los cuales falleció cuando estaba finalizando esta columna y el otro se debate entre la vida y la muerte.

Ante hechos muy tristes con los que decidimos dar inicio a esta columna, nos pareció fundamental recordar las medidas que pueden ayudar a prevenir la siniestralidad vial en ciudad y en ruta, ya sea los menores de 12 años como ocupantes de vehículos o como transeúntes.

Comenzaron las vacaciones de primavera y con ellas aumenta la movilidad de los menores y sin ser alarmante, pero si con preocupación recordar a quienes son responsables del cuidado de ellos que con las mismas aumenta el riesgo de lesiones no intencionales como son las vinculadas a siniestros de tránsito.

Los Sistemas de Retención Infantil (SRI) son la protección adecuada que se debe ofrecer a los niños cuando viajan en un vehículo y el uso adecuado de los mismos es responsabilidad de los adultos. Utilizarlos correctamente evita en el 75% de los casos la lesiones en caso de siniestro y evita que el niño salga despedido como consecuencia del impacto .

En este punto importa recordar las recomendaciones de la Fundación Gonzalo Rodríguez que viene desde hace más de 20 años trabajando para disminuir la siniestralidad vial con un enfoque muy claro desde el inicio en el transporte correcto de los niños dentro de los vehículos. Por supuesto que accediendo a la página web pueden leer las recomendaciones, hoy queremos recordar algunas de ellas, que solicitamos a los padres tengan en cuenta.

Sobre los Sistemas de Retención Infantil

Desde recién nacido hasta los 12 años cuando alcanzan la mayoría 1.50 metro de altura deben viajar en el asiento trasero del vehículo utilizando el Sistema de Retención Infantil (SRI) adecuado para su edad, peso y altura. Pero además para lograr esa seguridad que buscamos, la silla debe ser correctamente elegida e instalada y el niño correctamente ubicado en ella. En las recomendaciones se sugiere que esos SRI sean colocados para que los niños viajen mirando hacia atrás, a contramarcha por lo menos hasta los 2 años (anclados en el asiento posterior).

Todos los SRI deben cumplir con las normas técnicas internacionales reconocidas y estar homologadas por los organismos acreditados en nuestro país y las únicas fijaciones o anclajes a utilizar son los que trae la sillita o el vehículo en el que será colocada.

Estos SRI deberán ser reemplazados cuando alcanzan el vencimiento estipulado por el fabricante o, si el vehículo participa en un siniestro, aunque no vaya ocupada en el momento del mismo o si tiene signos de deterioro en su estructura cualquiera sea esta.

Anteriormente en otra columna en que abordamos este tema, insistíamos en la importancia de que los niños no viajen en motos si no llegan con los pies al apoyo que tienen las mismas, no los protege ir entre sus padres ni los protege un casco de adulto, en caso de un siniestro en el tránsito el riesgo de lesiones y muerte es demasiado alto para considerar trasladarlos de esa manera. Siempre somos los adultos los responsables de los menores y me refiero a menores incluyendo en este grupo a los adolescentes.

Otras medidas de seguridad vial son las vinculadas al respeto a las señales en el tránsito (cebras, semáforos, señales de pare, ceda el paso) , enseñar a nuestros hijos que deben cruzar en las esquinas o en las cebras y siempre mirar antes de hacerlo , que cuando son pequeños deben estar bajo la vigilancia estricta de un adulto responsable.

Nuestros hijos nuestra responsabilidad, deben aprender con el ejemplo , adquirir hábitos de comportamiento tanto en este tema que hablamos hoy, como en el resto de las conductas como alimentación, actividad física, uso de pantallas y otras. Las conductas y hábitos que adquieren durante la infancia les serán útiles para el resto de la vida.

Esperando disfruten de esta semana con responsabilidad, nos vemos en la próxima columna.

Conocé a nuestra columnista
alicia fernández, pediatra,
Alicia Fernández
Médica pediatra
Coordinadora Área Programática de la Niñez
Dirección General de Salud

Podés seguir a nuestra pediatra de cabecera en Twitter como @AliFernandezUY

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error