Estética

Consejos para depilarte zonas sensibles

¿Cera, pinzas, láser o luz pulsada? La respuesta dependerá de la zona que quieras depilar y los logros que quieras alcanzar. 

depilación
Foto: Pixabay

La cara, el pecho, el cuello y una que otra zona de tu piel en la que puede aparecer vello, suelen ser muy sensibles y molesta mucho encontrarse con ellos. Esto se debe a que creés que todo el mundo los ve y que no son femeninos, porque la imagen de la mujer perfecta es lampiña.

Tomá nota de algunos consejos para depilarte las zonas sensibles:

Pecho: Incluido los pezones. Esta zona del cuerpo es tan delicada que debés olvidarte de la depilación con cera, con pinzas o eléctricas, porque de ese modo terminarás con mucho dolor. Intentá la depilación laser (si no estás embarazada o en periodo de lactancia).

Ingle: Cuando tomas tu afeitadora y te depilas tu zona íntima corres varios riesgos, uno de ellos es el de cortarte y lastimar la piel, y otro es el sufrir de foliculitis: el pelo no puede romper la barrera de la dermis y se queda enquistado, te salen unos granitos incómodos y antiestéticos. Para evitar este último inconveniente debes exfoliar la zona un día antes de la depilación y los días siguientes, pues de esa forma crecerá de forma natural. Otra opción es la depilación laser.

Nariz y orejas: estos vellos tienen una función protectora, en especial del polvo, la contaminación y las alergias. Si te incomoda alguno lo mejor es cortar o depilar lo sobrante con algún perfilador. Si lo quieres eliminar por completo, aunque no es lo más recomendable, puedes optar por la cera o el laser.

Bigote: Si tenés el vello grueso y oscuro, lo mejor es con láser ya que lo eliminas totalmente; con cera, se irá debilitando pero vuelve a salir. Si tu vello es claro y escaso como pelusilla, lo mejor es que no lo toques, pero si quieres eliminarlo hazlo con luz pulsada, necesita más sesiones pero esta técnica es más adaptable a tipos de piel más sensible

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados