RR.HH.

"La gente de 35 años acabará de trabajar como pronto a los 75"

El profesor del IESE José Ramón Pin visitó Uruguay y reflexionó sobre el futuro del trabajo; afirmó que algunas personas "no solo van a cambiar de trabajo sino de profesión"

Pin. "Hay que preparar el mañana pensando en pasado mañana", señaló. Foto: Ariel Colmegna.
Pin. "Hay que preparar el mañana pensando en pasado mañana", señaló. Foto: A. Colmegna.

La educación y formación permanente cobran una nueva dimensión en el escenario del trabajo del futuro. Es que con las personas viviendo más tiempo —hay científicos que vislumbran como una hipótesis nada descabellada la posibilidad de alargar la vida hasta los 120 años—, la crisis de los sistemas de pensiones y la escalada de tecnologías disruptivas en las empresas, las personas deberán no solo extender su vida laboral sino además deberán incorporar nuevos conocimientos y hasta cambiar de profesión en el camino.

La observación surge del análisis que el español José Ramón Pin —Ph.D. en Ciencias Políticas y Sociología, economista y profesor de la escuela de negocios IESE— desgrana sobre el futuro de la fuerza laboral, en particular, de aquellos nacidos bajo el signo de las generaciones X y millennial.

«Esto es lo que le espera a mucha gente que ahora tiene 35 años, empezó a trabajar a los 25 y no sabe que probablemente acabará de trabajar como muy pronto a los 75», resaltó Pin, quien visitó recientemente Uruguay para brindar clases en el IEEM (escuela de negocios de la Universidad de Montevideo). Las universidades, de hecho, recibirán cada vez más estudiantes de edad «madura» para cursar doctorados y máster en este nuevo escenario, afirmó el profesor.

Con un ciclo de vida laboral de más largo aliento, y profesiones que en ciertos casos quedarán «obsoletas» a causa de la tecnología, habrá que prepararse «sabiendo que no solo vas a cambiar de trabajo sino que probablemente cambies de profesión», aventuró.

"No puedes creer que te tienes que preparar cuando recibas el choque de cambio, tienes que hacerlo con anterioridad".

Pin. "Hay que preparar el mañana pensando en pasado mañana", señaló. Foto: Ariel Colmegna.
José Ramón PinProfesor de la escuela de negocios IESE

Como en el ajedrez, donde la mejor estrategia es pensar varias jugadas por adelantado, las personas deberían abordar estos cambios en su futuro laboral con antelación, sugirió Pin.

«No puedes creer que te tienes que preparar cuando recibas el choque de cambio, tienes que hacerlo con anterioridad. Tienes que preparar tu mañana pensando en el pasado mañana, —aconsejó el experto—. A lo mejor lo que estás haciendo ahora debes cambiarlo mañana, pero pensando (también) en que quizás dentro de 20 años tendrás otro cambio».

Marca propia

Pin coincide con la presunción de muchos expertos en temas laborales de que aquellos trabajos rutinarios serán sustituidos por robots y tecnologías como el blockchain y la inteligencia artificial. Pero propone un matiz: «Es verdad que un algoritmo puede quizás descubrir cuál es tu enfermedad haciendo preguntas o análisis, pero lo que no podrá hacer es darte ánimos». Tampoco los automatismos pueden hacer gala de creatividad o imaginación. «De momento», acotó Pin entre risas.

Una ventaja específica de las generaciones a medida que suman años es la acumulación de «conocimiento, inteligencia y sabiduría» en relación a sus colegas más jóvenes. Y, aunque esos atributos son importantes «si no tienes una oferta diferencial no es suficiente». Esto también aplicará para quienes se desempeñan en posiciones de dirección en las empresas. «La mayoría de estas personas va a tener que ser emprendedora y montar su propio negocio, su propia profesión», consideró.

Tanto emprender como mantenerse competitivo en un mercado laboral cada vez más exigente demandará desarrollar nuevas competencias, por encima de los conocimientos técnicos sobre un cierto negocio. Por caso, saber «cómo venderse a sí mismo, cómo hacer marca personal» y «hacer networking».

Mientras, para el emprendedor «maduro», un buen punto de arranque para definir cuál será su proyecto es orientarse hacia sus intereses. Rentabilizar un hobby es una buena alternativa. «Lo más fácil de vender es lo que te apasiona», remató.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)