MARKETING DEPORTIVO

El futuro de Tiger tiene en vilo a las marcas

El astro del golf, fuera del campo tras sufrir un grave accidente, reaparecerá en un videojuego

Tiger Woods
Tiger Woods

Un grave accidente automovilístico ha puesto en pausa —al menos temporalmente— la carrera de la leyenda del golf, Eldrick «Tiger» Woods (45). El golfista estadounidense venía recuperándose de problemas físicos cuando sufrió el siniestro en febrero mientras conducía su camioneta en Los Ángeles; las secuelas dejaron heridas en sus piernas que amenazan con poner fin a una de las trayectorias más brillantes del circuito profesional. Woods, ganador de 15 majors del PGA, es considerado por muchos como el mejor exponente de este deporte de todos los tiempos.

Mientras se recupera en su casa tras ser dado de alta el martes 16, la industria del marketing está en vilo respecto a lo que ocurra con el futuro del deportista, un preferido de las marcas.

Aunque fuera de los campos, la figura de Tiger sigue siendo atractiva para los anunciantes.

El día en que volvió a su casa, se comunicó oficialmente que Woods había acordado un contrato a largo plazo con la empresa de videojuegos EA para ser parte del título «PGA Tour 2K play».

El acuerdo marca el regreso del golfista a la cancha gamer de la que fue una estrella con el videojuego «Tiger Woods PGA Tour», desarrollado por EA Sports.

La alianza entre Woods y EA fue fructífera durante 15 años haciendo de «Tiger Woods PGA Tour» uno de los videojuegos deportivos más exitosos de esa época. Sin embargo, la relación llegó a su fin en 2013. Para entonces, la imagen del deportista ante los ojos de la opinión pública se había deteriorado cuando otro accidente automovilístico, esta vez ocurrido en 2009, expuso un escándalo extramatrimonial que lo tenía como protagonista.

El famoso golfista volverá a ser socio de la desarrolladora de videojuegos EA para el título "PGA Tour 2K Play"

Ahora, al conocerse el acuerdo con EA, el golfista se mostró entusiasmado por su retorno a las consolas. «Estoy esperando hacer mi regreso al panorama de los videojuegos, y con 2K y HB Studios, he encontrado los socios correctos para que eso suceda», dijo Woods en una nota oficial de 2K. «Estoy honrado de tener esta oportunidad y aspiro a compartir mi expertise e insights a medida que construimos juntos el futuro de los videojuegos de golf», agregó.

Hasta el momento no se ha revelado cómo será la participación del legendario golfista en el juego. En la edición del año pasado, Woods no estaba entre los jugadores incluidos en el título, y no está claro si su nombre o imagen se utilizarán solo en la portada.

El comunicado de 2K informó que Tiger oficiará de director ejecutivo y consultor.

Los términos económicos del contrato tampoco fueron divulgados, aunque seguramente contenga varios ceros. En su último año de colaboración con EA, en 2013, las ventas de su videojuego le permitieron a Tiger embolsarse US$ 9 millones, según estimó Forbes.

Estrella del marketing

Foto: EFE
Tiger Woods ganó el Masters de Augusta en 2019; su triunfo fue una vidriera para sus patrocinadores. (Foto: EFE)

El de Tiger Woods es uno de los rostros más populares del deporte, por lo que la incógnita que se cierne sobre su futuro profesional es un tema de gran interés para los amantes del golf así como también para los ejecutivos de las marcas.

Su triunfo en el Masters de Augusta de 2019, cuando volvió a enfundarse la famosa chaqueta verde que luce el campeón del torneo, le reportó US$ 23,6 millones en exposición mediática a sus sponsors, de acuerdo a la empresa de análisis de patrocinio Apex Marketing Group.

Nike, Monster Energy, TaylorMade y Bridgestone son algunos de sus actuales patrocinadores (la lista sufrió variaciones y también algunas deserciones cuando se hizo público el escándalo sexual en 2009). Woods también tiene acuerdos comerciales con el servicio de streaming GolfTV y con el sello editorial Harper Collins para la publicación de un libro.

Los patrocinios han sido la principal fuente de ingresos de Tiger a lo largo de su brillante carrera. El 90% de su fortuna de US$ 1.500 millones procede de sus auspiciantes, indica Forbes.

Woods tiene una fortuna de US$ 1.500 millones; más del 90% de su patrimonio lo generó por sus acuerdos con marcas

El hito se repitió el año pasado cuando facturó US$ 62,3 millones; del total, las marcas le pagaron US$ 60 millones.

Según la publicación de negocios, Woods fue el octavo deportista mejor pago del mundo en 2020.

Incluso si el futuro profesional de Tiger llegara al final, el rey del golf puede despreocuparse: su fondo de retiro como profesional del PGA le asegura US$ 20 millones en su cuenta bancaria.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados